2010
    El Espíritu Santo testifica de la verdad de todas las cosas
    Notas al pie de página
    Theme

    Tiempo para compartir

    El Espíritu Santo testifica de la verdad de todas las cosas

    En el Libro de Mormón leemos acerca de Lehi y su familia. El Padre Celestial los condujo a un nuevo hogar en una tierra escogida. Lehi recibió un presente maravilloso de Dios: una esfera con dos agujas que “marcaba el camino que debía[n] seguir” (1 Nefi 16:10). Ese presente tenía el nombre de Liahona. Nefi dijo que la Liahona “funcionaba de acuerdo con [nuestra] fe, diligencia y atención” (1 Nefi 16:28). La familia de Lehi aprendió a seguir las instrucciones de la Liahona.

    Cuando se nos bautiza y se nos confirma, recibimos un maravilloso don: El don del Espíritu Santo. El don del Espíritu Santo es como la Liahona. Podemos aprender a seguir al Espíritu Santo. Si seguimos sus impresiones, podemos volver a vivir con el Padre Celestial y Jesucristo.

    Ilustración por James Johnson.