2010
Actualiza tu condición espiritual
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

El Evangelio en mi vida

Actualiza tu condición espiritual

Los jóvenes adultos de la Iglesia procedentes de diversas regiones respondieron al mensaje de la charla fogonera del élder David A. Bednar, “Las cosas como realmente son”, el cual pronunció en mayo de 2009 (véase la página 22 de este número), e hicieron una evaluación de la forma en que usaban las computadoras, los teléfonos celulares y otras tecnologías. A continuación, algunos de ellos nos hablan de los cambios que llevaron a cabo como respuesta al mensaje, así como de las bendiciones que recibieron como resultado.

La necesidad de concentrarse

Algunas tecnologías, como los reproductores de música portátiles, nos pueden impedir concentrarnos en lo que sucede a nuestro alrededor. El discurso del élder Bednar me ayudó a darme cuenta de que al prepararme para servir en una misión, debo acostumbrarme más a interactuar con otras personas. Sé que no debo depender tanto de la tecnología, aunque sea divertido. Como misionero, tendré que concentrarme en otras personas y en la obra que estaré realizando para el Señor.

Andrew Hovey, Massachusetts, EE. UU.

Fortalecimiento de relaciones

El mensaje del élder Bednar a veces se trata con ligereza o incluso se desatiende, ya que los efectos negativos del mal uso de la tecnología pueden parecer sin importancia. Ahora me doy cuenta de que debo evitar todo lo que me distraiga de estar en armonía con el Espíritu. Por ejemplo, algunas de las funciones que ofrece mi teléfono celular, como la banca móvil, son prácticas y cómodas. No obstante, otras funciones son más que nada una pérdida de tiempo y pueden desviar mi atención y concentración de cosas más importantes.

Ahora me esfuerzo más por visitar personalmente a mis amigos y familiares en vez de utilizar la comunicación electrónica. Gracias a ello, mis relaciones se han visto fortalecidas. Ahora aprecio mucho más las cosas que son verdaderamente importantes en mi vida.

Jayoung Lee, Seúl, Corea del Sur

Un compromiso conmigo misma

Analicé la forma en que utilizo la tecnología y me di cuenta de que quizá ciertas tecnologías ocupan un lugar demasiado importante en mi vida diaria. Me comprometí personalmente a valorar el tiempo que tengo y a utilizarlo sabiamente. En vez de sentarme a la computadora y participar en las redes sociales, prefiero pasar el tiempo leyendo un buen libro o aprendiendo una nueva habilidad que me procure experiencias de aprendizaje y favorezca el crecimiento. Procuro pasar más tiempo con otras personas para crear amistades y reír juntos.

Ruth Barilea, Manila, Filipinas

Las trampas de la tecnología

Tengo un negocio de telefonía celular y soy ingeniero electrónico, así que la tecnología siempre ha formado parte de mi vida diaria. Internet, los videojuegos, los aparatos y medios electrónicos… todos ellos teóricamente ofrecen entretenimientos sanos. Sin embargo, casi todos se pueden utilizar fácilmente de maneras inapropiadas.

No alcanzo a imaginar cómo se siente nuestro Padre Celestial cuando caemos en las trampas de la tecnología y perdemos el tiempo con cosas que no son edificantes. Gracias a las palabras inspiradas del élder Bednar me he puesto la meta de siempre utilizar la tecnología de manera apropiada y emplear el tiempo con sabiduría.

Christian Alejandro Zerlin, Managua, Nicaragua

Abajo: ilustración fotográfica © Corbis y © getty images.