2010
Unidos mediante la palabra de Dios
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

Unidos mediante la palabra de Dios

Un grupo de seminario de Berlín, Alemania, comparte unos pensamientos acerca de las Escrituras.

¿Qué significan las Escrituras para nosotros? ¿Cómo se obtiene un testimonio de ellas? ¿Cómo podemos comprenderlas mejor?

Como muchos otros jóvenes Santos de los Últimos Días de todo mundo, las mujeres jóvenes del Barrio Dahlem, Estaca Berlín, Alemania, hallan respuesta a esas preguntas al reunirse cada mañana antes de ir a la escuela, a fin de estudiar las Escrituras en seminario. Las experiencias que han tenido con las Escrituras han influido profundamente en su vida y están listas y dispuestas a compartir sus sentimientos.

Respuestas de las Escrituras

Una de las experiencias importantes que estas jovencitas han tenido con las Escrituras ha sido el hallar respuestas a sus preguntas por medio de su estudio diario.

Sariah Gruse, de dieciséis años, dice que cuando se encuentra estudiando las Escrituras, a veces parece que la respuesta salta de la página. “Por lo general no vuelvo a percibir ese pasaje de la misma manera en que me conmovió antes, ya que lo que verdaderamente me ayudó fueron los pensamientos y el Espíritu que recibí al leerlo”.

Denise Reiner, de dieciséis años, se ha encontrado con experiencias similares. Recuerda haber tenido una duda y haber hallado la respuesta en la página en la que abrió las Escrituras. Esa experiencia la impresionó, pero muchas veces, dice, “te das cuenta de que recibes un poco más de guía, que de verdad encuentras respuesta a todas tus preguntas cuando lees las Escrituras con regularidad”.

La unidad mediante las Escrituras

Estas jovencitas creen que las Escrituras nos ayudan a estar unidos como santos de la Iglesia de Cristo. “El Evangelio se encuentra en las Escrituras”, dice Elizabeth Clark, de dieciséis años. “No deberíamos debatir ni discutir acerca de él; los principios se encuentran ahí, y eso nos puede ayudar a estar unidos”.

Sariah asiente: “El Evangelio es el mismo en todo el mundo gracias a las Escrituras. No importa dónde vayas en el mundo, siempre te sientes como en casa al ir a la iglesia porque encuentras las mismas enseñanzas y las mismas creencias”.

Sarah Clark, de diecisiete años, cree que el Libro de Mormón tiene una importancia especial “porque en él se expresa el Evangelio con claridad. Si lo ponemos en práctica junto con los otros libros canónicos, nos ayudará a estar unidos y a permanecer unidos”.

Esa unidad fomenta el Espíritu, dice Elizabeth. “Cuando todos concordamos con el Evangelio, entonces sentimos el Espíritu cuando se enseña; cuando hay contención, no se siente el Espíritu en absoluto”.

Mejor comprensión mediante seminario

A fin de lograr una mejor comprensión de las Escrituras, todas estas jovencitas coinciden en que seminario ha sido un elemento indispensable. “En seminario se aprende mucho en cuanto a los personajes de las Escrituras y a toda la historia que los rodea”, dice Denise.

“Seminario forma parte de mi vida”, dice Lesley Reiner, de diecisiete años. “Sé que es importante. Se debe estudiar personalmente, y después tenemos seminario para estudiar juntos”.

Sarah añade: “Siempre espero con ansias estudiar las Escrituras cada mañana en seminario. Mi testimonio se ha fortalecido y creo que es un tiempo especial”.

Para Sariah, seminario se ha convertido en un lugar para compartir sus sentimientos. “Al principio me era difícil porque mi madre es la maestra de seminario y me parecía que no podía expresar mis pensamientos de verdad”, dice. No obstante, superó sus inquietudes y ahora encuentra seguridad y apoyo en seminario a la hora de expresar sus preguntas, pensamientos y sentimientos sobre el Evangelio.

El efecto de las Escrituras

Las Escrituras han surtido un efecto muy real en la vida de estas jovencitas, y han podido aplicarlas de diversas maneras.

Por ejemplo, el estudio de las Escrituras las ha ayudado a contestar las preguntas de otras personas así como las suyas propias. “Es bueno comprender las Escrituras y los principios que contienen”, dice Elizabeth, “entonces, si alguien te pregunta algo acerca del Evangelio, eres capaz de explicarlo mejor porque tú misma lo entiendes. Esto facilita mucho las cosas”.

Además, Denise ha hallado fortaleza y ánimo en las Escrituras. “Si simplemente lees sobre la clase de tentaciones que afrontaban las personas de aquella época y cómo pudieron superarlas, eso te infunde fortaleza”, dice. “Y cuando lees en las Escrituras acerca de las bendiciones del Evangelio, aprendes lo que recibes a cambio de la fidelidad, lo cual es bueno saber”.

Debido al efecto que las Escrituras han surtido en su vida, esas jovencitas se ven a sí mismas en un camino que conduce a una comprensión y a un testimonio aún mayores. También se sienten unidas a los Santos de los Últimos Días de todo el mundo mediante la palabra de Dios.

En medio del ajetreo de Berlín, la capital de Alemania, un grupo de estudiantes de seminario ha aprendido acerca del poder de las Escrituras.

Fotografías por David A. Edwards, excepto cuando se indique; fotografía de la Puerta de Brandenburgo © por Getty Images.

Fotografía de las Escrituras por Matthew Reier, © por IRI.