2010
Cuando conocí el Evangelio
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

Cuando conocí el Evangelio

Neeteti T. Raabaua, Kiribati

Desde pequeña me criaron buenos y maravillosos padres en un hogar humilde junto a mis cuatro hermanos. Mis padres nos amaban y nosotros los amábamos a ellos; deseaban lo mejor para nosotros, pero no tenían los medios para obtener todo lo que queríamos; sin embargo, trabajaron arduamente para que fuéramos felices.

Cuando crecí, dejé mi hogar para ir a una escuela de la Iglesia en mi país, Kiribati. Mi padre me aconsejó que obtuviera una buena educación a fin de conseguir un buen empleo y ayudar a mantener a mi familia. Después de asistir a la escuela de la Iglesia durante un tiempo, me bauticé.

Una de las primeras cosas que hice como miembro de la Iglesia fue leer el Libro de Mormón, lo cual me ayudó a fortalecer mi testimonio del profeta José Smith. Aprendí que si el Libro de Mormón es la palabra de Dios, entonces José Smith es un verdadero profeta de Dios y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia verdadera sobre la tierra. Compartí mis creencias con mi familia y unos años más tarde se bautizaron mi madre, mi hermano y mi hermana.

El evangelio de Jesucristo ha cambiado mi vida y me ha proporcionado el deseo de servir a Dios y ayudar a aquellos que no son de nuestra fe. Estoy agradecida por haber tenido la oportunidad de servir en una misión y de trabajar para traer almas a Dios.