Biblioteca
Primera Visión
anterior siguiente

Primera Visión

Reseña

En la primavera de 1820, Dios el Padre y Jesucristo se aparecieron a José Smith mientras oraba en una arboleda cercana a su casa, en la región occidental del estado de Nueva York. Dicho acontecimiento se conoce como la Primera Visión (para leer el relato de la visión en las propias palabras de José, haga clic aquí).

A comienzos del siglo XIX, en los Estados Unidos había una gran agitación en cuanto a la religión. Los integrantes de la familia de José se habían unido a diferentes iglesias, pero José no estaba seguro de a cuál debía unirse.

Cuando José tenía catorce años de edad, se sintió inspirado por Santiago 1:5, donde se promete: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”. José decidió orar a fin de saber a qué iglesia debía unirse y para pedir perdón por sus pecados.

Cuando José se arrodilló para derramar los deseos de su corazón en oración, lo dominó una fuerza maligna, la cual le trabó la lengua, mientras se formaba una densa obscuridad alrededor de él. José se esforzó con todo su aliento para pedir ayuda a Dios.

Él describió así lo que sucedió luego:

“… vi una columna de luz, más brillante que el sol, directamente arriba de mi cabeza; y esta luz gradualmente descendió hasta descansar sobre mí […].

“Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Este es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!” (José Smith—Historia 1:16–17).

En el momento en que apareció la luz, José se sintió libre del enemigo que lo había sujetado y sintió gran gozo y amor en los días posteriores.

Durante la visión, José preguntó cuál iglesia era la correcta y Jesucristo le respondió diciéndole que no se uniera a ninguna de ellas. El Señor explicó que las iglesias de esa época creían “doctrinas incorrectas y que ninguna era reconocida por Dios como Su Iglesia y reino” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, págs. 466–467; Times and Seasons, 1 de marzo de 1842, pág. 707; véase también José Smith—Historia 1:19).

La Primera Visión marcó el comienzo de la restauración del evangelio de Jesucristo en esta última dispensación. Se escogió a José Smith para que fuera el profeta del Señor en los últimos días; con el tiempo, el Señor restauró Su autoridad y Su Iglesia mediante José. Los hijos de Dios de nuevo tuvieron la bendición de la revelación por medio de profetas llamados por Dios, tal como había sucedido en los tiempos bíblicos. La revelación continúa recibiéndose hasta este día a través de cada uno de los profetas escogidos por Dios que han sucedido a José Smith.

Temas relacionados

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Profetas y líderes de la Iglesia

Profetas y apóstoles

Otros líderes de la Iglesia

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia

Recursos de aprendizaje

Recursos generales

“El testimonio del profeta José Smith”, LDS.org

 

  

 

Revistas de la Iglesia

 

“Gracias a José”, Liahona, abril de 2015

“Jesucristo y la Primera Visión”, Liahona, enero de 2013

 

 

 

   

“¿Qué debía suceder?”, Liahona, marzo de 2005

 

 

 

 

   

 

Manuales de estudio

Recursos para la enseñanza

Bosquejos para la enseñanza

Relatos y actividades para enseñar a los niños

“Primera Visión”, Recursos para enseñar a los niños

Multimedia

Videos

“Pide a Dios: La primera visión de José Smith”

“La primera visión de José Smith (1820)”

 

“La preparación de José Smith: La Primera Visión”

Audio

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

Música