6.3 Manipulación de residuos peligrosos
    Notas al pie de página

    6.3 Manipulación de residuos peligrosos

    Las siguientes pautas ofrecen información general sobre la manipulación de residuos peligrosos; en ellas se clasifican los diversos tipos de residuos peligrosos y la manera de reducirlos, almacenarlos y eliminarlos. Estas pautas no reemplazan las normativas de las agencias reguladoras locales, sino que son referencias generales que complementan esas regulaciones.

    6.3.1 Reseña

    Casi todas las actividades industriales generan residuos peligrosos. El manejo inapropiado de los residuos peligrosos causa problemas al medio ambiente que resultan costosos de resolver, y a menudo son irreversibles. La gestión responsable de los residuos peligrosos ayuda a minimizar esos problemas.

    Se considera como residuo peligroso cualquier material sólido, líquido o gaseoso recluido que (1) ya no sea apto para el uso previsto, (2) no sea reciclable, (3) se vaya a desechar o (4) se haya guardado hasta que se hayan acumulado materiales suficientes para su tratamiento o eliminación. Los residuos se consideran peligrosos cuando:

    • Causan lesiones, enfermedades o la muerte.

    • Dañan o contaminan el terreno, el aire o el agua.

    Para efectos de las regulaciones en los Estados Unidos, los residuos peligrosos se dividen en dos categorías:

    1. Los residuos peligrosos listados por la ley

    2. Los residuos peligrosos característicos

    6.3.2 Residuos peligrosos listados por la ley

    Los residuos peligrosos listados por la ley están relacionados con las operaciones de procesos específicos. Entre algunos residuos peligrosos listados por la ley vale mencionar a mero título enunciativo los siguientes:

    • Muchos solventes halogenados que ya se hayan usado, entre ellos el freón, el tetracloroetileno (percloretileno) y las combinaciones de esos disolventes que se usen como limpiadores y desengrasantes.

    • Muchos otros limpiadores y depuradores de residuos como la acetona, la metiletilcetona, el metanol o alcohol metílico, el tolueno y el xileno.

    • Los residuos derivados de los productos que contengan, antes de su uso, un total de 10% o más de su volumen de solventes individuales o combinados.

    • Muchos productos comerciales obsoletos como formaldehído, compuestos a base de plomo o mercurio, y numerosos pesticidas. Esa categoría comprende más de 200 sustancias químicas.

    • Ciertos residuos de pesticidas.

    • Todo desecho o terreno o agua contaminados, o algún otro residuo que resulte de la limpieza de un derrame en algún terreno o en el agua, o cualquier desecho que las leyes nacionales consideren residuo peligroso.

    6.3.3 Residuos peligrosos característicos

    Los residuos peligrosos característicos tienen ciertas propiedades que los hacen nocivos para la salud humana o el medio ambiente. Esas propiedades son:

    • Inflamables. Se considera que un líquido es inflamable cuando su punto de combustión está por debajo de los 60°C (140°F). Los sólidos son inflamables si tienen la propiedad de encenderse de forma espontánea y de quemarse de un modo tan persistente como para representar un riesgo.

    • Corrosivos. Se considera corrosivo a todo residuo a base de agua que tenga un pH igual o menor que 2 o igual o mayor que 12,5.

    • Reactivos. Se consideran reactivos a los residuos inestables o explosivos, que reaccionan violentamente cuando entran en contacto con el agua.

    • Toxicidad. Los residuos que liberan ciertas cantidades de metales, solventes u otros materiales tóxicos al someterse a procedimientos específicos de laboratorio se conocen como residuos con características de toxicidad (TC, por sus siglas en inglés).

    6.3.4 Residuos excluidos

    Algunos residuos sólidos están excluidos de los controles legales de los desechos peligrosos, aunque posean características de los residuos peligrosos. Tal excepción depende del tipo de material y del método de manipulación. A continuación se presenta una lista parcial de los residuos más comunes que por lo general se encuentran excluidos de los controles legales que pesan sobre los residuos peligrosos:

    • Los residuos peligrosos domésticos

    • Las pilas baterías de plomo-ácido en buen estado o usadas que se vayan a reciclar fuera del lugar de trabajo

    • El aceite usado que no se haya mezclado con algún residuo peligroso (como un solvente o diluyente) y que se vaya a reciclar o emplear adecuadamente para la recuperación de energía

    • Los residuos que estén en receptáculos vacíos

    6.3.5 Tipos de residuos peligrosos que se producen

    Cualquier actividad o labor en la Iglesia o en las empresas afiliadas puede producir residuos peligrosos. La siguiente es una lista de los residuos peligrosos comúnmente producidos en las actividades o labores de la Iglesia.

    Tipo de actividad

    Tipo de residuos peligrosos producidos

    Construcción

    Ácidos y bases (limpiadores, residuos de aguafuerte)

    Residuos inflamables (restos o sedimentos de pintura)

    Solventes (desengrasantes, diluyentes)

    Carpintería

    Ácidos y bases (soluciones limpiadoras)

    Barnices o lacas inflamables (soluciones limpiadoras)

    Solventes reactivos (desengrasantes, diluyentes de pintura)

    Reparaciones y mantenimiento de equipos

    Ácidos y bases (soluciones limpiadoras)

    Metales pesados (anticongelantes, lubricantes)

    Residuos inflamables (sedimentos de pintura, diluyentes)

    Solventes (desengrasantes, productos de limpieza)

    Laboratorios

    Ácidos y bases (soluciones limpiadoras, agentes reactivos de laboratorio)

    Metales pesados (residuos de laboratorio, agentes reactivos)

    Residuos inflamables (soluciones limpiadoras)

    Residuos reactivos (agentes reactivos de laboratorio)

    Solventes (agentes reactivos de laboratorio, productos de limpieza)

    Impresión

    Ácidos y bases (soluciones para grabado de placas)

    Metales pesados (residuos de tinta, sedimentos, desechos de impresión con planchas)

    Solventes (soluciones limpiadoras y de fuentes, lavado de mantillas)

    Mantenimiento de vehículos, chapa (latonería) y pintura

    Ácidos y bases (residuos de inmersión en tanques calientes, baterías de plomo-ácido)

    Metales pesados (residuos de inmersión en tanques calientes, anticongelantes)

    Residuos inflamables (restos o sedimentos de pintura, diluyentes)

    Solventes (desengrasantes, productos de limpieza)

    Conserje

    Ácidos y bases (productos químicos para el tratamiento de calderas, soluciones limpiadoras)

    Solventes (soluciones limpiadoras)

    Agricultura y ganadería

    Ácidos y bases (soluciones limpiadoras)

    Residuos inflamables (soluciones limpiadoras, restos o sedimentos de pintura, diluyentes)

    Solventes (soluciones limpiadoras)

    Pesticidas y herbicidas

    6.3.6 Productores de residuos peligrosos

    En todas las actividades y labores de la Iglesia, quienes producen residuos tienen la responsabilidad de determinar si estos son peligrosos. Muchas personas no creen que sus actividades generen desechos peligrosos porque estas no conllevan procedimientos industriales o de manufactura; no obstante, pueden producirse residuos peligrosos cuando:

    • Algún material, como un solvente, por ejemplo, se haya utilizado y gastado.

    • Algún material que esté almacenado en el depósito haya caducado y ya no pueda utilizarse, y deba desecharse.

    Por ejemplo, las actividades de mantenimiento no generarán el tipo de residuos peligrosos comúnmente relacionados con los procesos industriales; pero pueden generar residuos peligrosos en forma de pinturas, solventes y otros materiales desechados, de modo que pueden clasificarse como productoras de residuos peligrosos.

    En Estados Unidos se clasifican los productores de residuos peligrosos en las tres categorías siguientes, según la cantidad de desechos producidos en el periodo de un mes o la cantidad de residuos que se conserven en el lugar en algún momento dado.

    1. Productor de Pequeñas Cantidades Exento Condicionalmente (CEG, por sus siglas en inglés)

    Cuando se produzcan las siguientes cantidades durante un periodo de un mes calendario:

    • 1 kg (2,2 lb) o menos de desechos altamente peligrosos

    • 100 kg (220 lb) o menos de desechos peligrosos

    • 100 kg (220 lb) o menos de residuos de la limpieza de derrames que contengan desechos peligrosos

    O cuando se acumule la siguiente cantidad, en cualquier momento:

    • Hasta 1000 kg (2200 lb) de desechos peligrosos en el sitio

    2. Productor de Pequeñas Cantidades (SQG)

    Cuando se produzcan las siguientes cantidades durante un periodo de un mes calendario:

    • Más de 100 kg (220 lb), pero menos de 1000 kg (2200 lb) de desechos peligrosos

    • Más de 100 kg (220 lb), pero menos de 1000 kg (2200 lb) de residuos de la limpieza de derrames que contengan desechos peligrosos

    O cuando se acumule la siguiente cantidad, en cualquier momento:

    • Más de 1000 kg (2200 lb) de desechos peligrosos en el sitio

    3. Productor de Grandes Cantidades (LQG)

    Cuando se produzcan las siguientes cantidades durante un periodo de un mes calendario:

    • 1000 kg (2200 lb) o más de desechos peligrosos

    • 1000 kg (2200 lb) o más de residuos de la limpieza de derrames que contengan desechos peligrosos

    • Más de 1 kg (2,2 lb) de desechos altamente peligrosos

    • Más de 100 kg (220 lb) de residuos de la limpieza de derrames que contengan desechos altamente peligrosos

    O cuando se acumule la siguiente cantidad, en cualquier momento:

    • Más de 1 kg (2,2 lb) de desechos altamente peligrosos en el sitio

    6.3.7 Cómo determinar la categoría del productor de residuos

    La categoría del productor de desechos se determina basándose en la cantidad más grande de residuos peligrosos que se produzcan durante un solo mes de un periodo de un año. Por ejemplo, si una actividad produce más de 100 kg (220 lb) de residuos peligrosos durante cualquier mes del año, dicha actividad no se clasificará como CEG ese año. Lo mismo sucederá cuando un productor de residuos acumule en cualquier momento más de 1000 kg (2200 lb) de desechos peligrosos. (Nota: 100 kg [220 lb] equivalen aproximadamente a medio barril de 210 litros [55 galones]).

    Ya que las regulaciones que rigen cada categoría de productores de desechos peligrosos son diferentes, es importante estar al corriente para ver si hay cambios en la cantidad de residuos que se producen en cualquier mes del año, y cómo esos cambios podrían afectarle en el cumplimiento de los requisitos. La mayoría de las operaciones de la Iglesia serán CEG; no obstante, es posible que algunas de ellas sean SQG.

    Los gerentes y supervisores deben determinar el tipo y la cantidad máxima de residuos peligrosos que se ha producido durante un mes calendario. Al calcular la cantidad de residuos peligrosos que se ha producido, considere lo siguiente:

    • Los residuos que se acumulen antes de reciclarse, transportarse, almacenarse, tratarse o desecharse

    • Los residuos que se hayan transportado fuera del lugar para tratarlos, almacenarlos, desecharlos o reciclarlos

    • Los residuos que se hayan reciclado en el sitio

    Tras calcular la cantidad total de residuos peligrosos que se hayan producido durante un mes dado, consulte la clasificación de los productores de desechos que está en la sección anterior.

    6.3.8 Cómo obtener el número de identificación de la EPA de EE. UU.

    Si sus operaciones se realizan en Estados Unidos y son de nivel SQG, obtenga un número de identificación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA). El número de identificación de 12 dígitos que la EPA y los estados específicos utilizan es parte de una base de datos nacional de actividades con residuos peligrosos.

    Para obtener el número de identificación de la EPA de EE. UU., haga lo siguiente:

    • Llame o escriba a la agencia de manipulación de residuos peligrosos del estado o a la oficina regional de la EPA y solicite un Formulario EPA 8700-12, Notification of Regulated Waste Activity [Notificación de Actividad con Residuos Reglamentados]. Se le enviará un cuadernillo que contiene el formulario de dos páginas y las instrucciones para llenarlo. (Nota: Algunos estados utilizan un formulario que es diferente del formulario nacional. El estado en el que se halle le enviará el formulario que corresponda para que lo llene. Pregunte a la agencia medioambiental de su estado si usted puede solicitar ese número electrónicamente. Algunos estados disponen de sistemas de inscripción electrónicos).

    • Cerciórese de que se haya llenado el formulario completa y correctamente, y luego fírmelo.

    • Envíe el formulario a la oficina a cargo de la manipulación de residuos peligrosos de su estado. La EPA y el estado registrarán la información y se le asignará un número de identificación de la EPA de EE. UU. Este número único servirá para identificar el sitio descrito en el formulario. Utilice ese número en toda la documentación de envío de residuos peligrosos. El número EPA quedará para ese sitio. Si se traslada la actividad hacia otra ubicación, debe notificar la nueva ubicación a EPA o al estado y enviar un nuevo formulario.

    6.3.9 Requisitos específicos para la manipulación de residuos por parte de los productores condicionalmente exentos (CEG)

    La mayor parte de las actividades realizadas por la Iglesia en Estados Unidos son CEG. Aunque las cantidades de residuos peligrosos que se produzcan sean pequeñas y los CEG no estén sujetos a las mismas leyes que los grandes productores de desechos peligrosos, los gerentes y supervisores tienen la responsabilidad de manipular los residuos adecuadamente para proteger la salud de las personas y el medio ambiente.

    Quienes operen sitios CEG pueden tratar los residuos peligrosos en alguna instalación del mismo lugar o asegurarse de que se los transporte a alguna planta para que se los trate, almacene o deseche. La planta de manipulación de desechos situada en otro lugar debe designarse de alguna de las siguientes formas:

    • Planta de manipulación de residuos peligrosos

    • Planta de reciclamiento

    Los residuos peligrosos solo deben desecharse en plantas de manipulación autorizadas. (Véase la sección 6.3.14, “Empresas aprobadas para el tratamiento, almacenamiento y la eliminación de residuos”).

    No se requiere que los CEG tengan un número de identificación de EPA, pero la mayoría de los transportistas y de las plantas de desecho de residuos no aceptan desechos peligrosos sin dicho número de identificación y una declaración de residuos peligrosos pertinente. Por lo tanto, se sugiere que los gerentes y supervisores gestionen el número de identificación de EPA para el establecimiento CEG.

    6.3.10 Los beneficios de la manipulación de residuos adecuada

    La manipulación de residuos adecuada reduce los riesgos medioambientales de todas las actividades y operaciones de la Iglesia, y es además sensato desde el punto de vista comercial. A continuación se enumeran algunos de los beneficios de contar con un programa de manipulación de residuos peligrosos bien establecido:

    • Menor responsabilidad civil en materia financiera. El desecho incorrecto de los residuos peligrosos puede acarrear procedimientos de limpieza muy costosos. Las empresas pueden ser tenidas como responsables de la eliminación incorrecta de residuos peligrosos y de los derrames y las emanaciones de residuos peligrosos. La carga económica de tal responsabilidad puede reducirse o evitarse por completo al valerse de buenos procedimientos para la manipulación de residuos peligrosos.

    • Mantenimiento del valor de la propiedad. Las propiedades donde se sepa o se sospeche de problemas de contaminación por residuos peligrosos pierden valor considerablemente.

    • Mejor imagen pública. La manipulación irresponsable de los residuos peligrosos puede acarrear publicidad negativa.

    • Menor exposición del personal. Las mejores prácticas suponen que el lugar de trabajo cumple con las medidas de seguridad. La manipulación adecuada de los residuos peligrosos puede reducir la exposición del personal a sustancias químicas.

    6.3.11 Auditoría interna de residuos

    Una de las mejores formas de comenzar a elaborar un buen programa de manipulación de desechos peligrosos es que los gerentes y supervisores verifiquen que se efectúe una auditoría interna de residuos. El propósito de la auditoría no se limita a determinar qué residuos peligrosos se producen, sino también busca analizar las opciones disponibles a la hora de almacenar, tratar y desechar esos residuos. Los siguientes son los pasos principales para llevar a cabo la auditoría interna.

    • Paso 1: Hacer inventario de todos los desechos que se producen actualmente.

    • Paso 2: Determinar cuáles desechos son peligrosos.

    • Paso 3: Evaluar los métodos actuales de manipulación de residuos. Para ello, plantee las siguientes preguntas:

      • Manipulación. ¿Cómo se manipulan actualmente los desechos? ¿Cuántos empleados se han capacitado para manipular desechos peligrosos? ¿Es adecuada la capacitación? ¿Existe suficiente información sobre los químicos que hay en los desechos (por ejemplo, una ficha de datos de seguridad) para comprender los riesgos para la salud y el medio ambiente?

      • Almacenamiento. ¿Dónde se almacenan los desechos? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Se utilizan varios recipientes pequeños para guardar los residuos o se acumulan en recipientes grandes? ¿Tienen todos los recipientes etiquetas de identificación apropiadas?

      • Eliminación. ¿Cuáles son todas las opciones posibles para la eliminación de los desechos? ¿Cuáles son los costos de las diversas formas de desechar los residuos?

      • Reciclamiento, reducción y reutilización. ¿Alguna porción de los residuos puede reciclarse, reducirse o volverse a utilizar? Incluso los métodos sencillos para reducir los residuos pueden representar grandes ahorros.

      • Emergencias. ¿Qué previsiones se han hecho en lo referente a cómo actuar ante situaciones de emergencia?

    6.3.12 Sugerencias y recomendaciones para la manipulación de residuos

    Los siguientes son varios principios a tener en cuenta al desarrollar un programa de manipulación de residuos peligrosos.

    Reducción de residuos

    La reducción o eliminación total de los residuos peligrosos es la mejor manera de evitar la responsabilidad civil, los gastos de manipulación de desechos peligrosos y los riesgos para la salud humana y el medio ambiente. Considere los siguientes métodos de reducción de residuos peligrosos:

    • Sustituya las materias primas. En ocasiones, se pueden remplazar materiales peligrosos por materiales no peligrosos o menos tóxicos para reducir o eliminar la generación de residuos peligrosos.

    • Administre las existencias con prudencia. Siga las sugerencias que se dan a continuación:

      • Compre solo lo que se utilizará.

      • Implemente la rotación de existencias, para utilizar primero los materiales más antiguos.

      • Almacene los materiales para evitar derrames y fugas o pérdidas.

      • Establezca un sistema de control de existencias.

      • Rotule todos los recipientes para indicar el contenido y la fecha.

      • No acepte muestras gratis que no se utilizarán.

    • Separe los residuos. Cuando se mezclan desechos peligrosos con residuos que no lo son, se obtienen más desechos peligrosos. Es posible que la mezcla de diferentes tipos de residuos peligrosos reduzca las opciones disponibles a la hora de manipularlos.

    • Cambie los procedimientos y equipos que utilizan. Los procedimientos o equipos antiguos o ineficaces suelen acarrear un uso excesivo de sustancias tóxicas y generan residuos peligrosos innecesarios.

    • Implemente buenos hábitos de mantenimiento. Toma en cuenta lo siguiente:

      • Inspeccione y realice mantenimiento de los equipos con regularidad.

      • Reemplace los sellos o cierres y las empacaduras o juntas.

      • Repare las fugas de inmediato.

      • Utilice tapas que se cierren herméticamente para evitar la evaporación.

      • Siempre que sea posible, limpie los derrames con paños o trapos, en lugar de limpiar con una manguera.

      • Use llaves de paso y bombas en vez de verter los materiales.

      • Tengan un programa de prevención de derrames.

      • Utilice bandejas colectoras o de goteo.

      • Capacite al personal sobre la manipulación apropiada.

    • Reutilice y recicle. Usar y reutilizar materiales residuales en el sitio contribuye a reducir la cantidad de los residuos generados. Considere lo siguiente:

      • Reciclar los residuos, volviéndolos a usar en el proceso de producción como materia prima.

      • Filtrar y reutilizar.

      • Trasladar los desechos fuera del lugar de trabajo para su reciclamiento.

    Eliminación de residuos

    No deseche los residuos peligrosos ni los desechos industriales en:

    • Sistemas sépticos, fosas estancas, perforaciones hechas por el hombre, o la tierra

    • Desagües pluviales, arroyos, ríos u otras masas de agua

    • Sistemas cloacales o vertederos de basura municipales sin autorización previa

    Deseche los residuos peligrosos solo en lugares autorizados para ello.

    Almacenamiento en contenedores

    • No almacene receptáculos o contenedores de residuos peligrosos sobre superficies de grava. Cuando sea posible, almacene los residuos peligrosos sobre superficies impermeables con doble cubierta de impermeabilidad. El área de almacenamiento debe estar cubierta para proteger a los residuos del agua de lluvia. En los EE. UU., si los residuos son expuestos a la lluvia, quizás se deba solicitar un permiso de descarga de aguas pluviales de la EPA.

    • Si se almacenan contenedores vacíos en el exterior, manténgalos cerrados, acostados de lado y sujetados por topes. Eso evitará que se llenen de agua de lluvia.

    • Rotule o etiquete todos los receptáculos o contenedores para indicar su contenido, ya fuere que contengan desechos, otros productos o estén vacíos.

    Empresas de manipulación de residuos peligrosos

    No todas las empresas que manipulan desechos peligrosos reúnen los requisitos para manipular los residuos suyos. Utilice solo los servicios de las plantas de manipulación aprobadas. (Véase la sección 6.3.14, “Empresas aprobadas para el tratamiento, almacenamiento y la eliminación de residuos”).

    6.3.13 Opciones de manipulación de residuos para tipos específicos de residuos

    A continuación se enumeran algunas opciones de manipulación que se usan para tipos específicos de residuos. La lista no comprende todos las opciones disponibles. El lugar donde se desempeñe la actividad y la cantidad de residuos que se produzcan podrían influir en las opciones que resulten más adecuadas. En todos los casos, considere la reducción de desechos en primer lugar, a fin de limitar la cantidad de residuos que deba manipularse. Muchos de los métodos del siguiente cuadro podrían requerir los servicios de una empresa de manipulación de residuos.

    Tipo de desecho

    Método común de manipulación

    Comentarios

    Residuos de tinta de impresión

    Reciclar; usar la tinta que no se haya utilizado; transportar a un vertedero (si está en estado sólido y no es peligroso); desechar en una planta de manipulación de residuos peligrosos.

    Con frecuencia son peligrosos debido a solventes y el contenido de metales.

    Solventes

    Reciclar (en el lugar o fuera de este); desechar en una planta de manipulación de residuos peligrosos.

    Con mucha frecuencia son muy peligrosos. Por lo general se reciclan.

    Residuos de pintura

    Usar; reciclar (si es posible); donar a quienes puedan usarlos; solidificar y desechar en un vertedero si es látex; vaciar y secar si es pintura oleosa (barniz, esmalte); desechar en una planta de manipulación de residuos peligrosos.

    Por lo general, la pintura látex no es peligrosa. Con frecuencia la pintura oleosa sí lo es.

    Aceite usado

    Reciclar en otro lugar; quemar en el lugar como combustible para calefacción en un dispositivo aprobado.

    No está sujeto a las leyes de residuos peligrosos si se lo recicla. Es peligroso si se contamina con otro desecho peligroso.

    Filtros de aceite usados

    Reciclar; desechar en un vertedero municipal si se ha vaciado o aplastado.

    Los filtros de aceite usados no se consideran residuos peligrosos si se los ha vaciado o aplastado adecuadamente (los filtros enchapados con aleación de estaño y plomo no están exentos).

    Anticongelante

    Reciclar en el lugar o fuera de este.

    Puede llegar a ser peligroso. Algunos entes reguladores de servicios sanitarios permiten que se deseche en pequeñas cantidades.

    Tubos fluorescentes

    Comprobar los requisitos locales para desecharlos y reciclarlos.

    Cartuchos de tóner vacíos

    Los cartuchos de tóner vacíos pueden desecharse como los residuos comunes.

    Aerosoles

    Vaciar los envases de aerosoles antes de desecharlos para que su presión sea equivalente a la presión atmosférica.

    Envases o contenedores de sustancias químicas vacíos

    Retirar de los contenedores todos los materiales que no sean peligrosos. Emplear prácticas aceptables para retirar materiales de los contenedores (por ejemplo, verter, bombear o aspirar). Aplastar o cortar y abrir todos los contenedores cuya capacidad supere los 19 litros (5 galones) antes de desecharlos.

    1. Los contenedores en que se hayan conservado materiales peligrosos a base de agua deben enjuagarse tres veces antes de considerarse vacíos. Los residuos del líquido usado para enjuagar deben utilizarse, de ser posible. De lo contrario, deben desecharse tal como los residuos peligrosos.

    2. No enjuagar los contenedores de solventes vacíos.

    Baterías

    Entregar las baterías de automóvil usadas a las estaciones de servicio o a los comerciantes de baterías para su reciclaje. Recoger las demás baterías para reciclaje de acuerdo con las regulaciones locales.

    Cada batería de automóvil contiene unos 8 kg (18 lb) de plomo y unos 3,8 litros (1 galón) de ácido sulfúrico, que es corrosivo. Algunos estados han prohibido que se desechen baterías de plomo-ácido en sus vertederos.

    6.3.14 Empresas aprobadas para el tratamiento, almacenamiento y la eliminación de residuos

    En los Estados Unidos, la Corporación del Obispado Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (CPB) ha firmado contratos con las empresas enumeradas a continuación para que le provean el servicio de eliminación de residuos peligrosos. Estas empresas han sido seleccionadas como las más calificadas y competitivas en costo, y están en capacidad de actuar en todos los 50 estados. La División de Compras del CPB negoció los contratos a fin de asegurar que las compañías asesoras posean seguros adecuados y el CPB esté protegido legalmente.

    Clean Harbors Environmental Services, Inc.

    Persona contacto: Chuck Lawrence

    Clean Harbors Environmental Services, Inc.

    2150 North 470 East

    Tooele, UT 84074

    Teléfono: 1-435-843-4840

    Celular: 1-801-597-0283

    Fax: 1-435-843-5612

    Sitio web: www.cleanharbors.com

    Correo electrónico: lawrence.chuck@cleanharbors.com

    Stericycle Environmental Solutions, Inc.

    Persona contacto: Jared Pollack, gerente de asuntos medioambientales

    Stericycle Environmental Solutions, Inc.

    2525 South 1100 West

    Woods Cross, UT 84087

    Teléfono: 1-303-324-9472 (oficinas corporativas nacionales)

    Oficina local: 1-303-324-7472

    Celular: 1-303-324-7472

    Fax: 1-801-294-7333

    Sitio web: stericycleenvironmental.com

    Correo electrónico: Jared.Pollack@Stericycle.com