5.7 Evaluación de la calidad del aire en los espacios interiores
    Notas al pie de página

    5.7 Evaluación de la calidad del aire en los espacios interiores

    Las presentes pautas y el Cuestionario sobre la calidad del aire en espacios interiores (véase el capítulo 7) abordan inquietudes sobre la calidad del aire interior del lugar de trabajo.

    5.7.1 Introducción

    Las quejas en cuanto a la calidad del aire en los espacios interiores fluctúan entre quejas simples por olor extraño en el lugar, y las quejas complejas, relacionadas con que el aire cause enfermedades y pérdida de tiempo de trabajo. Quizás no sea sencillo hallar un motivo en particular para las quejas sobre la calidad del aire debido al número y a la variedad de los posibles orígenes, posibles causas y las percepciones individuales.

    Siga estas pautas para evaluar las quejas sobre la calidad del aire en los espacios interiores y elabore un plan de acción para supervisarlas y resolverlas. No utilice las pautas ni los cuestionarios para diagnosticar las percepciones individuales ni las quejas, sino para ayudar a determinar si existen problemas de calidad del aire en los espacios interiores del edificio.

    Si después de haber seguido todos los pasos de las pautas aún no pudiera descubrir el problema, antes de emprender otras acciones, póngase en contacto con la División de administración de riesgos de las Oficinas Generales de la Iglesia o con el representante del departamento de seguridad para obtener más instrucciones.

    Válgase de las pautas para:

    • Llevar un registro de las quejas.

    • Realizar una evaluación del entorno del edificio.

    • Realizar una inspección del edificio.

    • Evaluar el funcionamiento de la calefacción, la ventilación y el sistema de aire acondicionado (CVAA).

    • Determinar las posibles causas de los problemas de la calidad del aire en los espacios interiores.

    • Trazar un plan de acción para solucionar las posibles causas de los problemas de la calidad del aire en los espacios interiores.

    • Mantener al corriente a quienes ocupen el edificio sobre las medidas que se tomen.

    5.7.2 Registro de quejas

    Anote cada queja mediante el Cuestionario sobre la calidad del aire en espacios interiores. Solicite a la persona que llene el formulario que sea tan específica como pueda al responder las preguntas. Revise el formulario y verifique lo siguiente:

    • Las incomodidades ambientales en el interior que han sido reportadas

    • Las señales o síntomas de problemas de salud que se reportaron

    • ¿Cuándo comenzaron los malestares y los síntomas y con cuánta frecuencia ocurrían?

    • ¿Continuaban los malestares y los síntomas afuera del edificio?

    • Fechas y características de los episodios recientes de calidad deficiente del aire dentro del edificio.

    • Comentarios que podrían ayudar a determinar las causas de los problemas de la calidad del aire en los espacios interiores.

    5.7.3 Realice una evaluación del entorno

    Recabe tanta información del historial del edificio como le sea posible sobre lo siguiente:

    • La antigüedad del edificio

    • El tipo de construcción (mampostería, estructura de madera, etc.)

    • Los tipos de alfombras y otros tejidos utilizados dentro del edificio

    • La antigüedad y el tipo de sistema de CVAA

    • Las renovaciones recientes

    • Los problemas de calidad del aire anteriormente informados

    • La calidad y la frecuencia del servicio de mantenimiento y limpieza

    5.7.4 Realizar un recorrido a través de todas las instalaciones

    Recorra el edificio para tener una idea cabal de cualquier problema que pudiera existir. Si fuera posible, hable con quienes hayan hecho las quejas sobre la calidad del aire a fin de poder comprender mejor la naturaleza de dichas quejas.

    Observe lo siguiente y registre sus hallazgos:

    • La disposición del edificio y los potenciales problemas de flujo del aire

    • El equipo de ventilación, en busca de posibles fuentes de contaminación química o microbiana

    • Los depósitos de materiales, suministros y equipo de limpieza (observe si poseen ventilación y de qué tipo)

    • La ubicación de las tomas externas de aire y la distancia que guardan con las fuentes de polución exterior, tales como los respiraderos de calefacción

    • Los reguladores de entrada de aire externos, para determinar si están abiertos y si funcionan

    • Los cuartos de depósito que puedan contener sustancias químicas como pinturas, pegamentos, etc. (observe si los envases están abiertos y si el cuarto posee ventilación y de qué tipo)

    • Verifique la temperatura interior y exterior y, si se contara con un equipo de medición ambiental propio, verifique los niveles de dióxido de carbono, de humedad, y el flujo del aire

    5.7.5 Evaluar el funcionamiento del sistema de CVAA

    • Revise minuciosamente el sistema de CVAA, incluyendo los aires acondicionados de cuartos, para verificar que funcione de forma correcta.

    • Revise las bandejas de desagüe, los serpentines de calefacción, los intercambiadores térmicos y otras posibles fuentes de proliferación de contaminantes químicos o microbianos (hongos y moho).

    • Revise el cronograma de mantenimiento del equipo para verificar si se han limpiado recientemente las áreas de posible proliferación microbiana.

    • Registre todos sus hallazgos.

    5.7.6 Determine las posibles causas

    Analice la información recabada en la evaluación del entorno, la inspección del edificio y la evaluación del funcionamiento del sistema de CVAA. Si es posible, trate de determinar las causas de los problemas de calidad del aire en los espacios interiores y registre todos sus hallazgos. Las causas posibles comprenden:

    1. Mala ventilación. Al verificar que la ventilación sea la correcta, compruebe si ocurre lo siguiente:

      • Los reguladores de entrada de aire están cerrados (las tomas de aire; los respiraderos o chimeneas; los manuales, motorizados o de incendios)

      • Las tomas de aire y los respiraderos están bloqueados u obstruidos

      • Los respiraderos de la calefacción y del aire acondicionado están bloqueados u obstruidos

      • No ingresa al edificio suficiente aire fresco desde el exterior

      • No se expele al exterior la cantidad suficiente de aire interior

      • La distribución del aire en el edificio es deficiente

      • Hay corrientes de aire

      • Existen diferencias de temperatura y humedad dentro del edificio

      • El aire no se filtra correctamente

      • Los filtros de aire están sucios

    2. Contaminación interna. Al buscar fuentes de contaminación interna del edificio, verifique lo siguiente:

      • Los desodorantes ambientales

      • El tóner de las fotocopiadoras

      • Los productos químicos de otras máquinas y equipos

      • Los productos químicos de limpieza y mantenimiento almacenados

      • Las pinturas y los pegamentos almacenados

      • Los productos químicos para el césped y la jardinería almacenados

      • Los productos de limpieza incorrectamente diluidos

      • Los insecticidas, pesticidas y demás sustancias químicas que se usen en el edificio

      • Los intercambiadores térmicos que sufran pérdidas

      • Los tirajes o tiros de calefacción sueltos o desconectados.

      • Los filtros (sifones) secos en los desagües de suelo.

      • Cañerías de cloaca o alcantarillado rotas que estén debajo de las baldosas o losas y en los ductos de servicio y semisótanos.

      • Las telas y otros materiales. Verifique lo siguiente:

        • Las alfombras recientemente instaladas y el revestimiento de pared

        • Adhesivos instalados recientemente que no están curados o se han aplicado en exceso

        • Los materiales recientemente instalados que sean fibrosos, y que tengan un aroma extraño y poco familiar

        • Los productos compuestos recientemente instalados (madera aglomerada, madera prensada, paneles de fibra de vidrio, etc.)

        • Las pinturas, barnices y otros productos de acabado recientemente aplicados

        • Cualquiera de los materiales mencionados antes, aunque no se hayan instalado recientemente, pero que pudieran crear problemas de calidad del aire en los espacios interiores

        • Todos los planos, especificaciones, proyectos técnicos o etiquetas que pudieran indicar el contenido de los productos instalados

    3. Contaminación externa. Al buscar fuentes de contaminación externa, verifique lo siguiente:

      • Los contaminantes transmitidos por el aire del sitio mismo y procedentes de otros sitios

      • Los tirajes o respiraderos que estén demasiado cerca de las tomas de aire

      • Las tomas de aire que estén demasiado cerca de fuentes de gases de escape de automóviles

      • Otras fuentes de contaminantes que estén demasiado cerca de las tomas de aire

      • Polen y plantas que causen alergias que estén cerca de las tomas de aire

      • Los tiros o tirajes de calefacción bloqueados o rotos

      • Rejillas de las tomas de aire bloqueadas o tupidas

    4. Contaminación microbiana. Al buscar fuentes de contaminación microbiana, verifique lo siguiente:

      • Agua estancada en los sistemas de CVAA o señales de que la haya habido

      • Daños causados por el agua en las alfombras y el mobiliario

      • Pérdidas de agua o agua estancada en otras partes del edificio

      • Acumulación de polvo o tierra

    5.7.7 Trazar un plan de acción

    Una vez que se haya determinado la posible fuente de contaminación del aire interno, elabore un plan de acción para controlarla o eliminarla, y luego póngalo en marcha.

    Si tras seguir los pasos de su plan no desaparecieran la fuente de contaminación ni las quejas sobre la calidad del aire, póngase en contacto con la División de administración de riesgos o su grupo local de Facilidades Físicas o de Operaciones y Mantenimiento (OyM).para pedir información e instrucciones.

    5.7.8 Mantener al corriente a quienes ocupen el edificio

    Mantenga a quienes estén a cargo del edificio al tanto sobre las quejas recibidas y los pasos dados para corregir el problema de calidad del aire en los espacios interiores. Pídales que contribuyan a la solución del problema, si fuera pertinente.

    A las personas que hayan proporcionado sus nombres y domicilios en el Cuestionario sobre la calidad del aire en espacios interiores hágales llegar un reconocimiento por sus respuestas junto con una breve descripción del Informe sobre la calidad del aire en los espacios interiores, los hallazgos obtenidos y el plan de acción. Al mantener al tanto a las personas que ocupan el edificio se les hace saber que se están tomando medidas y se les invita a contribuir a mantener la calidad del aire del lugar.