4.9 Protección anticaídas
    Notas al pie de página

    4.9 Protección anticaídas

    Estas pautas presentan los requisitos generales para establecer un programa de protección anticaídas de conformidad con las normas de la Iglesia y las mejores prácticas. Aplique los códigos locales si estos son más rigurosos. Los gerentes, los supervisores y los empleados son responsables de revisar y observar estas pautas.

    Estas pautas se aplican a los empleados que trabajan o caminan por superficies que están 1,2 m o más por encima del nivel inmediato inferior sin contar con protección anticaídas.

    4.9.1 Evaluación de riesgos de caídas y controles

    Los gerentes y los supervisores deben llevar a cabo y documentar una Evaluación de riesgos de caídas (véase el capítulo 7, “Formularios”) de todas las exposiciones potenciales a caídas relacionadas con la instalación de trabajo. Se deben determinar medidas específicas de control de riesgos; se las debe documentar e implementar en cada riesgo de caída. Entre los controles de riesgos de caídas se hallan los siguientes (se enumeran en orden de efectividad):

    1. Reducir o eliminar la exposición a caídas. Tratar de eliminar que los empleados deban realizar trabajos elevados. Si la gerencia no logra eliminar el riesgo de caídas con controles permanentes de ingeniería, entonces se han de considerar otras medidas para minimizar este riesgo. Algunas de las medidas pueden ser las siguientes:

      • Instalar y utilizar sistemas de monitoreo remoto (cámaras, detectores de gas, sensores de presión, detectores de fugas, lectores de contadores inalámbricos, etc.) para obtener información de los equipos en zonas elevadas.

      • Seleccionar equipos e iluminación que tengan una vida útil larga y requieran de mínimo mantenimiento. Esto reducirá la cantidad de veces en las que los empleados o contratistas deban acceder a equipos para hacerles mantenimiento o repararlos.

      • Diseñar, instalar o reemplazar apliques de luz que sean fáciles de mantener y provean un acceso seguro al mantenimiento. Ejemplos: Instalar apliques que permitan a los trabajadores cambiar las luces desde arriba, utilizar una vara o bajar el aplique por un elevador.

    2. Controles de ingeniería y de caída pasiva. Barreras como las barandillas pueden ser importantes herramientas para eliminar la exposición a caídas. Instalando pasarelas con barandillas, usted hará que se pueda acceder con seguridad a las zonas o los equipos que no se hallan al alcance, y se les pueda hacer mantenimiento.

    3. Controles administrativos. Los controles administrativos pueden contemplar el limitar la frecuencia de acceso, limitar la cantidad de personas autorizadas a acceder a los sitios altos, y el hacer planes que prevean riesgos y mantenga a las personas seguras cuando estén trabajando en las alturas. Colocar líneas que adviertan la proximidad al borde del techo a distancias seguras de los bordes (entre 1,8 m y 4,5 m, tal como se define en la sección 4.9.4, “Requerimientos para bordes de techo”) para indicar claramente a los trabajadores el área de trabajo designada. Impartir capacitación adecuada a los empleados autorizados sobre el uso de las medidas de control para minimizar la probabilidad de una caída. Considere el asegurarse de que nadie trabaje solo cerca de riesgos de caídas. También piense en tener a una persona como monitor para asegurar que la otra persona permanezca al menos a 4,5 m del borde.

    4. Sistemas de contención de caídas y sistemas de detención de caídas (anticaídas) Los sistemas de contención de caídas y sistemas anticaídas o bien ayudan al trabajador a mantenerse a una distancia segura del borde o bien ralentizan y detienen la caída en caso de que se produzca. Encontrará más información sobre estos sistemas a continuación. Es importante que se utilicen estos sistemas el 100% del tiempo para prevenir o controlar las caídas.

    4.9.2 Definiciones

    Puntos de sujeción o anclaje

    Es la posición en la estructura independiente en la que se sujeta firmemente el arnés de detención de caídas o la cuerda de seguridad. El requerimiento mínimo del punto de anclaje es 2268 kg de presión estática de carga (es lo necesario para una caída libre de 1,8 m) por persona asegurada. Los puntos de anclaje se deben diseñar, instalar y utilizar como parte de un sistema anticaídas personal completo que mantiene un factor de seguridad de al menos 2.

    Correa de seguridad para el cuerpo

    Está prohibido el uso de correas de seguridad para el cuerpo en los sistemas personales de detención de caídas y solo pueden utilizarse en los sistemas de contención de caídas.

    Arnés para el cuerpo

    Es un dispositivo que rodea el torso y distribuye las fuerzas ejercidas durante la caída por todas las partes del cuerpo que circunda y que puede sujetarse a otros componentes del sistema personal de detención de caídas. Correas de prevención del trauma de suspensión deben formar parte de todo arnés para el cuerpo.

    Persona calificada

    Es la persona capaz de determinar los riesgos existentes y potenciales en el entorno laboral, y quien está autorizada para tomar medidas de inmediata aplicación para erradicar dichos riesgos.

    Sistema de barandas o vallas

    Son vallas o barandas dispuestas para evitar que los empleados caigan a una planta inferior.

    Sistema de seguridad en escaleras (manuales o verticales)

    Consta de alguno de lo siguiente: Sistema personal de detención de caídas, cuerda salvavidas retráctil, sistema de sujeción con cuerda o cable, sistema de pista rígida, entre otros.

    Cuerda de seguridad

    Es una cuerda, correa o cinta corta y flexible.

    Cuerda salvavidas (línea vertical de seguridad)

    Es una línea de vida o cuerda salvavidas vertical que se tiende desde un punto de anclaje independiente y a la cual se sujeta una cuerda de seguridad o un arnés para el cuerpo mediante un dispositivo de sujeción.

    Línea salvavidas horizontal (riel de seguridad)

    Es un cable que se ancla y se instala entre dos puntos de sujeción fijos al mismo nivel. La línea puede servir como accesorio móvil para sujetar cuerdas de seguridad, líneas de vida o líneas de vida retráctiles.

    Sistema personal de detención de caídas

    Es un sistema de detención de caídas convencional o comúnmente utilizado que se ha diseñado para detener la caída libre de una sola persona a un nivel inferior. Consta de un anclaje, una cuerda de seguridad y un arnés para el cuerpo.

    Dispositivo de cuerda salvavidas retráctil

    Es un dispositivo portátil e independiente que se sujeta a un punto de sujeción encima del área de trabajo. La cuerda salvavidas funciona como una cuerda de seguridad inercial automática. La cuerda, cinta o cable salvavidas se sujeta directamente al arnés del empleado. Dicha cuerda cede conforme el trabajador se aleja del dispositivo y se retrae conforme se acerca. Si el empleado cae, se activa un mecanismo centrífugo de freno para detener el movimiento, lo cual reduce el posible golpe.

    Sistema de supervisión de seguridad

    Es un sistema de protección anticaídas que requiere de un monitor, que es una persona calificada con la responsabilidad de determinar los riesgos de caídas y de advertir a los empleados cuando corran peligro de caer.

    Sistema de línea de advertencia

    Se trata de una valla que se coloca en el techo para advertir a los trabajadores cuándo se hallan cerca de algún borde peligroso. Este sistema demarca un área de trabajo que no posee sistemas convencionales de protección anti caídas (vallas de protección, red de seguridad o sistemas personales de protección anti caídas). Los sistemas de línea de advertencia solo deben usarse en áreas de trabajo con poca o ninguna pendiente.

    4.9.3 Acceso seguro

    Se debe proporcionar un acceso seguro a todos los trabajadores para ir a las áreas elevadas y volver. El acceso seguro abarca sistemas de ingeniería que protegen a los empleados de caer a los niveles inferiores. Esta sección contiene las pautas para prevenir caídas en las aceras, barandas, escaleras manuales y fijas.

    • Trampillas de acceso. Los gerentes y supervisores se aseguran de que los empleados estén protegidos de caídas y otros riesgos asociados con las trampillas y otras aperturas en el techo. Protegen a los empleados de estos riesgos cerrando las trampillas mientras están en el techo o valiéndose de dispositivos mecánicos tales como trampillas automáticas, sistemas de barandillas o barras de agarre.

    • Plataformas articuladas elevadoras para personal. Encontrará las pautas para protección de caídas en las plataformas articuladas en la sección 4.2, “Plataformas articuladas elevadoras para personal”.

    • Pasarelas y otros accesos a equipos mecánicos. Los gerentes y los supervisores deben proveer, mediante soluciones de ingeniería, acceso seguro a los empleados que acceden y mantienen equipos en los áticos y las mezzaninas o entreplantas. Por ejemplo, no se espera de los empleados que hagan equilibrio y caminen sobre las cerchas u otros obstáculos mientras realizan labores de mantenimiento a los apliques de iluminación o cambian los filtros de aire. Se debe proporcionar pasarelas (preferiblemente hechas de acero) con barandillas para evitar caídas desde el techo a los niveles inferiores.

    • Se debe proteger a los trabajadores cuando caminen o trabajen sobre una superficie que tenga bordes desprotegidos o sobre una superficie que no esté diseñada para soportar el peso de los empleados, tal como un cielo raso.

    • Muelles y zonas de carga. Los muelles y las zonas de carga deben dotarse de un sistema de barandas portátiles si 1) el área adyacente al muelle es utilizado regularmente por personal, y 2) existe un riesgo de caída, por ejemplo, si la compuerta está abierta y no hay ningún camión receptor acoplado a la puerta.

    • Escaleras fijas y manuales. Se prefieren las escaleras fijas por sobre las manuales para acceder a los equipos o para trabajar o andar sobre superficies. Su diseño e instalación debe ser conforme a las normativas y regulaciones locales.

      • Las barandas laterales de una escalera fija deben extenderse un mínimo de 1 m sobre el descanso para permitir un agarre seguro al llegar a un descanso o un pasillo. En todos los accesos a un descanso debe haber puertas de cierre automático.

      • Los descansos en las escalera fijas deben estar equipados con barandas laterales en todos los lados abiertos.

      • La distancia vertical entre los descansos en las escaleras fijas no debe superar los 9,1 m.

      • Deben instalarse dispositivos de seguridad de escaleras manuales, tales como agarraderas de cuerda, cuando la distancia entre los descansos es superior a 7,3 m. (Nota: armazones existentes, como jaulas, en las escaleras fijas proporcionan cierta seguridad, pero se deben instalar gradualmente dispositivos de seguridad en las escaleras fijas que se extiendan más de 7,3 m)

    • Entre los dispositivos de seguridad para escaleras fijas están los siguientes:

      • Un arnés de cuerpo completo con anillo en D en el pecho

      • Una cuerda con mosquetones

      • Una línea de seguridad o sistema de barandales calculado

    • Barandales. Los sistemas de barandas pueden usarse para proteger a los empleados de caídas hacia niveles inferiores. Un sistema de barandas consta de un larguero superior, uno intermedio y tablones de pie. Los largueros superiores deben ir a 100–114 cm de altura, y deben poder soportar una fuerza de 0,9 kN (200 lb) en cualquier dirección. Los largueros intermedios deben ir a 53 cm de altura, y deben poder soportar una fuerza de 0,44 kN (100 lb) en cualquier dirección. Los tablones de pie (10 cm) son necesarios si las personas necesitan transitar por debajo o cerca de la pasarela.

    • Pasamanos. Se requieren pasamanos en las escaleras que tengan 4 o más peldaños. Los pasamanos deben ir a 76–97 cm por encima del nivel del peldaño.

    • Muros parapetos. Los muros parapetos sobre techos planos deben alcanzar mínimo 1 m de altura a fin de prevenir caídas. Si los muros parapetos son más bajos de 1 m, y se requiere el acceso al techo, entonces siga los requerimientos para bordes de techo, a continuación.

    4.9.4 Requerimientos para bordes de techo

    • Trabajar a menos de 1,8 m del borde del techo requiere el uso de sistemas de barandales, sistemas personales de detención de caídas o sistema de contención de detención de caídas conectado a puntos de anclaje sobre el techo.

    • Si se realizan trabajos esporádicos en un área entre 1,8 m y 4,6 m del borde del techo, debe designarse una línea de advertencia al menos a 1,8 m del borde del techo.

    • Si se realizan trabajos frecuentes en un área entre 1,8 m y 4,6 m, se requiere la misma protección que cuando se trabaja a 1,8 m del borde del techo.

    • Trabajos a 4,6 m o más del borde del techo requiere de controles administrativos, tales como usar un segundo empleado que actúe como monitor.

    Claraboyas o tragaluces. Se deben colocar vallados de malla o rejas fijas alrededor de todos los costados expuestos de las claraboyas que presenten riesgo de caída para los trabajadores que caminen o trabajen en el techo. Alternativamente, se puede usar una claraboya que está calculada para soportar el doble del peso de los trabajadores, los equipos y los materiales que puedan colocarse sobre su cubierta en cualquier momento.

    Aperturas en la superficie del techo. Las aperturas que se eleven 5 cm o más en su parte más baja deben estar protegidas para evitar que los trabajadores tropiecen con ellas o que caigan materiales u objetos en ellas.

    4.9.5 Sistemas de contención de caídas y sistemas de detención de caídas (anticaídas)

    Puntos de anclaje. Se pueden usar los puntos de anclaje tanto para los sistemas de contención como los de detención de caídas. Un ingeniero profesional debe diseñarlas y supervisar su instalación. Un personal calificado debe inspeccionar estos puntos de anclaje anualmente. Se debe efectuar una certificación documentada de los puntos de anclaje cada 10 años o tras un incidente de caída.

    Sistema de contención de caídas. Un sistema de contención de caídas permite a los empleados y a los contratistas realizar trabajos donde hay riesgo potencial de caídas, impidiendo que ellos lleguen a colocarse en riesgo de caída. Los anclajes para el sistema de contención de caídas deben cumplir con el requisito de carga de 4,5 kN (1000 lb) o debe calificarse su fuerza previsible al menos en dos ocasiones. No se pueden usar los anclajes de los sistemas de contención de caídas para los sistemas de detención de caídas. Los sistemas de contención de caídas son preferibles antes que los sistemas de detención de caídas. Las correas para el cuerpo o los arnés de cuerpo entero pueden utilizarse para los sistemas de contención de caídas.

    Sistema personal de detención de caídas. Las cuerdas, correas o cintas que se empleen en las cuerdas de seguridad, las cuerdas salvavidas y los componentes sujetos a tensión de las correas de seguridad para el cuerpo y los arneses deben estar confeccionados con fibras sintéticas. Se pueden usar cuerdas de alambre donde no sea factible usar fibra sintética, como en soldadura o en las líneas salvavidas retráctiles. El equipo en su conjunto debe estar homologado para soportar más de 22,2 kN (5000 lb). La longitud de la cuerda de seguridad debe limitar la caída libre a un máximo de 1,8 m o limitar las fuerzas de detención a un máximo de 8 kN (1800 lb).

    Todas las cuerdas de seguridad se deben mantener lo más cortas posible para reducir tanto la posibilidad como la fuerza de una potencial caída libre. Las líneas de vida que se retraen solas ajustan automáticamente la longitud de la conexión. De ser posible, los anclajes deben quedar a la altura del hombro, o más alto aún, y directamente encima del área de trabajo.

    • Se debe tomar la precaución de asegurar la cuerda de seguridad a un anclaje o punto de sujeción adecuado valiéndose de medios que no reduzcan la resistencia de dicha cuerda. Las cuerdas de seguridad no deben anudarse de forma alguna, ya que ello reduce su resistencia general. Las cuerdas de seguridad no se deben extender sobre superficies afiladas o rugosas que podrían dañarlas o romperlas.

    • Cundo sea necesario utilizar sistemas de detención de caídas, los empleados han de permanecer conectados el 100% del tiempo. Se puede utilizar una cuerda de seguridad en Y, o multifilamento, para cumplir con este requisito.

    • Los puntos de sujeción de las cuerdas salvavidas y las cuerdas de seguridad deben poder resistir como mínimo un peso muerto de 2265 kg (5000 lb., 22,2 kN). Si no es así, los puntos de anclaje se deben diseñar, instalar y utilizar como parte de un sistema personal completo de detención de caídas que mantiene un factor de seguridad de al menos 2.

    • La resistencia a la tracción mínima de los mosquetones, los mosquetones simétricos o en “D”, y los mosquetones ovales debe estar homologada como de 2,27 t (5000 lb, 22,2 kN). Solo se deben utilizar mosquetones con seguro. Se prohíbe el uso de mosquetones sin seguro como parte de los sistemas individuales de detención de caídas y de los sistemas de dispositivos posicionadores. Los mosquetones, los mosquetones simétricos o en “D”, los mosquetones ovales y los puntos de sujeción deben tener la forma adecuada para evitar su apertura accidental durante su uso.

    • Las cuerdas salvavidas deben ser de cable de acero y tener como mínimo 1,3 cm de diámetro. Cuando se las utilice bajo circunstancias en las que podrían cortarse accidentalmente, las cuerdas salvavidas deberán ser de cable de acero y tener como mínimo 2,25 cm (⅞ de pulgada) de diámetro.

    • Antes de utilizarlos, los empleados deben revisar todos los equipos de protección anti caídas para comprobar que estén libres de defectos. Un personal calificado debe inspeccionar los puntos de anclaje anualmente. Todas las cuerdas salvavidas instaladas por un instalador certificado deben ser inspeccionadas anualmente por un instalador certificado. Ante señales de uso excesivo, deterioro o fallas mecánicas, retire los elementos de servicio. Reemplace o repare (si fuera posible) los elementos con desperfectos.

    • Todos los arneses y los equipos de cuerdas de seguridad deben presentar marcas que indiquen el fabricante, la fecha de fabricación. Las marcas deben estar grabadas de forma indeleble en el arnés o impresas en etiquetas sujetas de modo permanente. Las cuerdas salvavidas autoretráctiles pueden ser llevadas al fabricante para su inspección, reparación y recertificación.

    • Deseche los arneses y las cuerdas salvavidas que hayan sido usados para detener una caída, o se hayan dañado o se hayan vencido de acuerdo con la fecha de expiración del fabricante.

    • Los andamios, las barandas, las plataformas articuladas elevadoras, las escaleras o las redes de seguridad deben utilizarse cuando la superficie de trabajo se halle al menos a 7,60 m por encima de la planta inferior, y cuando los arneses y las cuerdas salvavidas no resulten prácticas.

    • Los empleados que usen equipo de protección anti caídas deben contar con algún colega o persona que observe, se halle cerca y pueda prestar ayuda de ser necesario. Se debe desarrollar un plan de rescate de caídas para saber responder y rescatar a un trabajador que se cae portando un sistema personal o individual de detención de caídas. Correas de prevención del trauma de suspensión deben formar parte de todo arnés de cuerpo entero.

    4.9.6 Capacitación

    Se debe capacitar a los trabajadores para que se familiaricen con los sistemas o métodos de protección anti caídas que utilizarán para protegerse del riesgo de caídas. Una persona calificada debe impartir capacitación para asegurar que los trabajadores reconocerán los riesgos de caída y aprenderán cuáles procedimientos minimizan la exposición a estos riesgos.

    Asimismo, se debe capacitar a los empleados que utilicen sistemas personales de detención de caídas para que conozcan:

    • Cómo se inspecciona el equipo antes de usarlo.

    • Cómo colocarse el equipo correctamente.

    • Cómo funciona el sistema de detención de caídas individual.

    • Los métodos correctos para ajustarse y engancharse el equipo.

    • Las técnicas adecuadas de anclaje y amarre.

    • Los procedimientos para inspeccionar anualmente y para guardar el equipo.

    • Los procedimientos para autorescatarse, las técnicas y el trauma de suspensión.