4.20 Métodos para resguardarnos de las maquinarias
    Notas al pie de página

    4.20 Métodos para resguardarnos de las maquinarias

    Las pautas siguientes ofrecen información sobre cómo resguardarnos de las maquinarias. He aquí algunos ejemplos de piezas de las maquinarias que exponen a que el trabajador sufra una lesión: poleas, volantes, puntos de fijación, correas, engranajes, ejes, puntas de eje, tuercas, y cualquier otra protuberancia peligrosa. Gabinetes de protección fijos, que envuelven completamente un punto de operación peligroso, son preferibles a otros métodos; brindan la máxima protección, requieren de un mínimo de mantenimiento, son aptos para producción en gran escala y para operaciones repetitivas, y se los puede construir para ajustarse a muchas aplicaciones específicas. Los resguardos fijos también protegen eficazmente del polvo y las astillas. Toda parte, función o proceso de una máquina que pueda causar lesiones debe ser resguardada.

    Observe las siguientes pautas referentes al resguardo de las máquinas:

    • Utilice uno o más métodos de protección en las maquinarias para proteger al operador y demás empleados de los peligros generados por los puntos operativos.

    • Donde sea posible, fije resguardos a la máquina. De no ser posible, fíjelos donde ofrezcan el mayor grado de protección.

    • Una persona cualificada debería diseñar y construir dispositivos de resguardo de modo que ninguna parte del cuerpo del operador se halle en peligro.

    • Ensamble y monte cada máquina de forma tal que no se desplace ni mueva al funcionar a su máxima velocidad.

    • Utilice discos de corte o piedras esmeriles solo en máquinas que tengan dispositivos de resguardo.

    • Los interruptores de la fuente de alimentación y controles del equipo deben estar a mano del operador mientras este permanezca en su lugar habitual de trabajo. El operador no debe tener que extenderse por encima de la máquina para alcanzar los controles al hacer ajustes.

    • Utilice solo herramientas aprobadas que están diseñadas específicamente para introducir y retirar materiales de las máquinas. Estas herramientas deben permitir la sencilla manipulación de los materiales sin que el operador deba colocar las manos en la zona de peligro. Ello no significa que las herramientas reemplacen los sistemas de resguardo requeridos.

    • Cuando no haya controles o soluciones de ingeniería para proteger completamente al trabajador, los operarios deben portar ropa protectora o el equipo de protección personal.

    • Se debe instalar una cubierta protectora al disco abrasivo del esmeril o amolador de banco para mantener la distancia adecuada con el disco. El protector de lengua debe posicionarse a una distancia máxima de 6,35 mm del disco abrasivo. El soporte para la herramienta debe posicionarse a una distancia máxima de 3,18 mm del disco abrasivo.

    • La resistencia de los dispositivos sujetadores debe exceder la del resguardo o cubierta.