3.2 Equipo de respuesta ante emergencias
    Notas al pie de página

    3.2 Equipo de respuesta ante emergencias

    En cada sitio, los gerentes y supervisores han de organizar un equipo de respuesta ante emergencias (ERE), al que deben capacitar. La pronta acción del ERE puede salvar vidas, reducir los daños a la propiedad y evitar la interrupción de actividades cruciales para la organización. Se debe designar a una persona como encargada de incidentes, y a otra como suplente. Tal persona tendrá la responsabilidad y la autoridad para emprender acciones apropiadas durante las emergencias.

    Los miembros del ERE tienen responsabilidades específicas antes, durante y después de una emergencia dada, y debe capacitárseles y preparárseles para actuar ante las catástrofes o emergencias que tengan la mayor probabilidad de ocurrir. Se les debe asignar las siguientes funciones, donde se aplique:

    • Líder del ERE.

    • Buscadores de pasillo y zona: Deben conocer todas las salidas principales y alternativas del edificio, así como todos los sistemas de alarma del edificio. Ellos efectúan una búsqueda por todos los baños o aseos y otras zonas que se les asignen, informando a los ocupantes y visitantes que hay una situación de emergencia. Ayudan a ubicar y evacuar a las personas con discapacidades. Llevan a cabo otras tareas que les asigne su líder del ERE.

    • Notificador: Avisa al departamento de bomberos local.

    • Personal de mantenimiento, por ejemplo, fontaneros plomeros, mecánicos, electricistas, etc.: Ayudan con las reparaciones.

    • Equipo de primeros auxilios y de triaje (protocolo de intervención para emergencias).

    • Brigada de salvamento: Ayudan a proteger y recuperar mobiliario y equipos para evitar daños mayores.

    • Seguridad.

    • Operador de las válvulas de control de los aspersores (si el lugar tiene un sistema extintor de incendios).

    • Operador de bomba de incendio (si el lugar tiene una bomba de incendios auxiliar).

    El tamaño y la organización del ERE dependerán de las necesidades de cada sitio. En todo momento deben estar presentes los miembros regulares y suplentes que han sido asignados y capacitados para cada función en el ERE. En las reuniones de los empleados deben analizarse en forma regular los procedimientos de respuesta ante emergencias.