4.31 Protección en el lugar de trabajo (Violencia en el lugar de trabajo)
    Notas al pie de página

    4.31 Protección en el lugar de trabajo (Violencia en el lugar de trabajo)

    4.31.1 Pautas generales

    La Iglesia pone empeño para ofrecer un entorno seguro a sus empleados y a otras personas. Asimismo, la Iglesia también entiende que algunos factores externos dificultan dicha labor. Se prohíbe toda forma de violencia o amenaza de violencia. Los trabajadores que se vean involucrados en tales acciones quedarán sujetos a acciones disciplinarias que pueden llegar hasta el despido (véase “Sin violencia en el lugar de trabajo” en Policy Point, 2018, sección 1.4).

    Para mantener la seguridad y la protección de sus empleados, la Iglesia ha diseñado unas pautas de respuesta ante emergencias para situaciones en las que haya un Agresor armado o Personas renuentes a colaborar o problemáticas (véase las secciones 3.63.15 de este manual). Estas pautas indican la capacitación a gerentes, supervisores y empleados sobre cómo afrontar las amenazas de violencia y los incidentes violentos en sí.

    Se debe informar de toda amenaza y todo acto de violencia en el lugar de trabajo y se han de investigar si la seguridad de algún empleado se viera amenazada. Se debe guardar la confidencialidad de los empleados que aporten información tanto como sea posible.

    La instrucción y la capacitación deben abarcar lo siguiente:

    • Cómo reaccionar adecuadamente ante una amenaza de violencia.

    • Con quién comunicarse durante y después de la amenaza.

    • Cómo prepararse y planear para una amenaza de violencia o un agresor armado (véase sección 3.6).

    • Puede ser necesario adaptar los planes individuales a la localidad o las circunstancias (consulte sus representantes de Recursos Humanos y de Seguridad de la Iglesia).

    4.31.2 Respuesta ante amenazas

    A continuación se explica cómo responderá la Iglesia ante una amenaza de violencia contra ella o contra uno de sus empleados. Los gerentes y supervisores deben seguir al pie de la letra esos procedimientos a fin de solucionar de forma segura y rápida cualquier problema.

    4.31.3 Cuando ocurre una amenaza

    • Los empleados deben informar de la amenaza o del incidente a un supervisor o al teléfono local de emergencia si fuese necesario y lo hay disponible.

    • Según sea apropiado, los empleados deben notificar al supervisor, a la gerencia del departamento, a un representante de RR. HH. o a la policía o las fuerzas del orden locales.

    • Recursos Humanos se comunicará con el empleado bajo amenaza si este ignora el peligro.