4.8 Seguridad en excavaciones
    Notas al pie de página

    4.8 Seguridad en excavaciones

    A continuación se presentan las pautas de las mejores prácticas, las cuales protegerán a las personas de lesiones mientras trabajan en excavaciones. Los empleados que trabajan en excavaciones, o en sus cercanías, deben ser entrenados para conocer estas pautas y cualquier reglamentación adicional local.

    4.8.1 Requerimientos generales

    • Antes de comenzar la excavación, contacte a las compañías de servicios públicos locales para estimar la ubicación de instalaciones subterráneas tales como cloacas y drenajes, teléfono, combustibles, electricidad y tuberías de agua potable.

    • Cuando las obras de excavación se acerquen a la ubicación estimada de las instalaciones subterráneas, se debe determinar la ubicación exacta de estas instalaciones por medios aceptables y seguros.

    • Se deben proveer escaleras, escaleras de mano, rampas u otros medios seguros de evacuación en las zonas excavadas cuya profundidad supere 1,22 m. Los empleados no deben desplazarse más de 7,62 m horizontalmente sin que haya un acceso a una salida.

    • Los empleados que trabajan en excavaciones, o en sus cercanías deben portar casco y chalecos de alta visibilidad.

    • No se permite que los empleados se encuentren debajo de cargas en suspensión.

    • Deben utilizarse sistemas de señalización o advertencia, tales como barricadas o señales de mano, para evitar que vehículos y equipos móviles ingresen en la excavación inadvertidamente.

    • Si en un foso de excavación que sea de 1,22 m de profundidad o más, usted sospecha que hay una atmósfera rara, como podría ser una deficiencia de oxígeno, se debe comprobar el aire en el foso de excavación antes de que los empleados puedan ingresar. De ser necesario, tome las precauciones debidas como proveer ventilación.

    • Adopte las precauciones necesarias en excavaciones donde haya acumulación de aguas o tengan el potencial para acumular aguas.

    • Proteja a los empleados de rocas y suelos sueltos que podrían caer en la excavación. Para ello, hay que retirar todo el material suelto, instalar barricadas de protección y conservar los equipos y materiales al menos a 60 cm del borde de las excavaciones.

    • Si la estabilidad de las edificaciones, paredes y otras estructuras adyacentes se ve comprometida por los trabajos de excavación, un ingeniero profesional debe aprobar medidas de soporte como el apuntalamiento y el refuerzo para asegurar la estabilidad de tales estructuras.

    • No se deben socavar aceras ni losas a menos que se provea un sistema de soporte u otro método de protección para proteger a los empleados de un posible colapso de tales estructuras.

    • En el tiempo en que los empleados trabajen en la excavación, una persona calificada debe realizar inspecciones diarias antes de comenzar las labores, en el transcurso de los turnos, según sea necesario, y después de cada lluvia. Estas inspecciones examinarán los siguientes aspectos:

      • Área adyacente

      • Situaciones que podrían generar posibles derrumbes.

      • Los sistemas de protección, buscando detectar cualquier indicación de fallas.

      • Cualquier atmósfera potencialmente riesgosa.

      • Otros peligros

    • Se debe retirar a los empleados de una excavación si existen condiciones peligrosas.

    4.8.2 Sistemas protectores

    Los empleados deben estar protegidos de derrumbes por medio de sistemas tales como las escudos (cajas de zanja) y las pendientes, a no ser que la excavación tenga una profundidad inferior a 1,52 m.

    Cajas de zanja

    • Las cajas de zanja son un sistema de escudo muy utilizado cuyo fin primordial es proteger de derrumbes a los trabajadores.

    • El área excavada entre la cara exterior de la caja de zanja y la pared de la zanja debe ser lo más pequeña posible. Se debe rellenar el espacio entre la caja de zanja y el lado de la excavación para prevenir movimientos laterales de la caja. Las cajas de zanja no deben estar sujetas a cargas que excedan las que el sistema fue diseñado a soportar.

    • Se pueden utilizar las cajas de zanja en combinación con las pendientes.

    • En el caso de haber una pendiente inclinada hacia la caja de zanja, esta debe sobresalir unos 45 cm por encima del área circundante.

    • Toda modificación que se quiera hacer a una caja de zanja debe ser aprobada por el fabricante.

    • Las cajas de zanja pueden ir 60 cm por encima del piso de la excavación, siempre y cuando estén calculadas para soportar la profundidad plena de la excavación y no haya excavación por debajo ni por detrás del sistema.

    • Los trabajadores no pueden permanecer en la caja de zanja mientras se la traslada.

    Pendientes

    El siguiente diagrama muestra la máxima pendiente que se permite en excavaciones inferiores a 6 m, dependiendo del tipo de suelos y el ángulo con la horizontal. Se debe clasificar al suelo según la clasificación de la capa de suelo más débil.

    Diagrama de rocas y suelos
    • Tipo A (más estable)—arcilla, arcilla limosa y lajas (resiste la penetración).

    • Tipo B (estabilidad media)—barro, limo arenoso, arcilla mediana y rocas secas inestables.

    • Tipo C (menos estable)—grava; arena arcillosa; arcilla suave; suelo sumergido; rocas densas, pesadas e inestables y suelo que filtra agua libremente.