5.9 Programa de protección de las vías respiratorias
    Notas al pie de página

    5.9 Programa de protección de las vías respiratorias

    5.9.1 Objetivo

    Estas pautas ofrecen un programa de protección de las vías respiratorias para los empleados que usen máscaras antigases. La finalidad del programa de protección de las vías respiratorias es cerciorarse de que los empleados de la Iglesia estén protegidos contra los niveles nocivos de contaminantes en el aire y contra la falta de oxígeno. La Iglesia proporciona equipo de protección de las vías respiratorias a todo empleado que esté o pueda estar expuesto a alguna atmósfera peligrosa durante el curso de sus tareas.

    Los gerentes y supervisores de las operaciones de la Iglesia que requieran el uso de máscaras antigases deben implementar estas pautas y designar un administrador del programa de protección de las vías respiratorias en cada lugar. El administrador del programa debe hacer todo lo posible dentro de lo lógico para procurar que se observe el programa de protección de las vías respiratorias que se describe en este documento.

    La mejor manera de controlar los riesgos para las vías respiratorias es mediante controles de ingeniería y de administración tales como una mejor ventilación, cambios en los procesos y reemplazo de materiales por los que son menos tóxicos. No obstante, en algunas situaciones se requiere el uso de máscaras antigases. Las máscaras antigases pueden usarse con carácter temporal mientras se implementan medidas o controles de ingeniería y administración. O deben usarse de modo rutinario donde no existan los controles de ingeniería.

    5.9.2 Reglas y procedimientos generales

    Los gerentes y supervisores deben establecer y mantener un programa de protección de las vías respiratorias por escrito. El administrador del programa debe seguir las siguientes reglas y procedimientos generales para establecer y mantener el programa de protección de las vías respiratorias.

    Procedimientos operativos estándar (POE)

    El administrador del programa debe mantener procedimientos operativos estándar para el uso de máscaras antigases. El administrador del programa debe:

    • Elaborar una lista de operaciones y condiciones de emergencia que requieran la utilización de máscaras antigases.

    • Determinar la máscara antigases apropiada para cada operación o condición (véase la siguiente sección 5.9.3, “Cómo seleccionar la máscara antigases”).

    • Redactar los procedimientos para el uso de la máscara antigases en cada operación o condición.

    • Comprobar que las máscaras antigases se ajustan bien a los empleados (lo que se conoce como prueba de ajuste).

    Los empleados deben usar las máscaras antigases de acuerdo con los procedimientos operativos estándar estipulados por escrito. De no existir procedimientos para una operación determinada, opte por alguna de las indicaciones siguientes:

    1. Use la máscara antigases disponible que brinde más protección (máscara antigases con suministro de aire o equipo autónomo de respiración).

    2. El administrador del programa debe elaborar un nuevo POE y seleccionar la máscara antigases adecuada (véase la siguiente sección 5.9.3, “Cómo seleccionar la máscara antigases”).

    Mantenimiento de las máscaras antigases

    Los empleados han de conservar los equipos de protección de las vías respiratorias limpios y en buen estado de funcionamiento. Para ello deben seguir un programa de inspecciones, limpiezas y reparaciones rutinarias, y almacenar apropiadamente los equipos cuando no estén en uso (véase la sección 5.9.6, “El mantenimiento, la limpieza, la inspección y el modo de guardar las máscaras”).

    Opinión médica sobre el tipo de máscara antigases

    El administrador del programa debe:

    • Completar el formulario Opinión médica sobre el tipo de máscara antigases (véase el capítulo 7) para dar información profesional al médico sobre el tipo de máscara que se debe emplear y la índole de los riesgos respiratorios.

    • Pedir al médico que realice una evaluación médica valiéndose de un cuestionario (aplicable para las normas de la jurisdicción donde usted vive). El profesional de la salud debidamente cualificado podrá dar su aprobación tras revisar el cuestionario o realizar un examen médico si fuese necesario. Asegurarse de que el médico devuelve el formulario Opinión médica sobre el tipo de máscara antigases con su opinión sobre la capacidad del empleado para usar la máscara.

    • Archivar el formulario Opinión médica sobre el tipo de máscara antigases (véase el capítulo 7).

    • Provea evaluaciones médicas adicionales si:

      • El empleado informa que muestra signos o síntomas médicos relacionados con el uso de la máscara antigases.

      • El médico, el supervisor o el administrador del programa de protección de las vías respiratorias observan (por ejemplo, durante la prueba de ajuste de la máscara o el programa de evaluación) o tienen información que así lo indique (por ejemplo, algún cambio en las condiciones del lugar de trabajo como tareas de esfuerzo físico, prendas de protección, o temperatura) que el empleado necesita que se le vuelva a evaluar.

    Prueba de ajuste de la máscara antigases

    El administrador del programa tiene la responsabilidad de hacer una prueba de ajuste de máscara antigases anualmente a los empleados que usen máscaras antigases con presión negativa (purificadoras de aire). Si es posible, efectúe nuevas pruebas de ajuste cualitativo con la misma máscara antigases del empleado (véase “Prueba con presión positiva” y “Prueba con presión negativa” más abajo). Si ello no fuera factible, efectúe la prueba solamente con una máscara antigases del mismo fabricante, modelo y tamaño que la del empleado. El Registro de la prueba de ajuste de la máscara antigases (véase el capítulo 7) podrá ayudarle con este proceso.

    El administrador del programa debe llevar registros de las pruebas de ajuste periódicas y archivarlos. Cuando algún empleado no pase satisfactoriamente la prueba de ajuste periódica, proporciónele otra máscara antigases de distinto tamaño o fabricante. No se permitirá bajo ninguna circunstancia que el empleado continúe usando una máscara antigases que no se ajuste a su rostro adecuadamente. Los empleados no deben usan máscaras antigases con presión negativa (purificadoras de aire) en una atmósfera peligrosa o potencialmente peligrosa salvo que hayan pasado la prueba de ajuste cuantitativa o cualitativa. Las pruebas de ajuste pueden obtenerse de los proveedores o de las clínicas médicas del lugar de trabajo. Los procedimientos y las mejores prácticas para las pruebas de ajuste de las máscaras antigases están disponibles en internet.

    Los empleados que usen máscaras antigases con suministro de aire no necesitan someterse a la prueba de ajuste. No obstante, se debe hacer todo esfuerzo razonable para cerciorarse de que se utilice el tamaño adecuado para el rostro a fin de reducir las filtraciones de aire. En el caso de las máscaras antigases con suministro de aire forzado no hace falta la prueba de ajuste.

    Los empleados que tengan barba, barba incipiente u otro vello facial en el área de ajuste en el rostro fallan en el examen de ajuste de forma automática.

    Chequear ajuste hermético

    Bajo la dirección de alguna persona cualificada, el empleado puede escoger entre varios tamaños (y marcas) de máscaras antigases con suministro de aire (completas o medias máscaras) al sostenerlas contra el rostro para ver cuál de ellas le resulta cómoda. Luego, el empleado debe colocarse la máscara de acuerdo con las instrucciones del fabricante y someterse a exámenes con presión positiva y negativa para verificar el ajuste hermético de la máscara al rostro.

    1. Prueba con presión positiva. Cierre la válvula de exhalación presionando con gentileza la tapa de la válvula. Exhale con suavidad. Si se produce una leve presión positiva dentro de la máscara sin crear filtraciones de aire al exterior en el área de ajuste al rostro, entonces el ajuste es el adecuado.

    2. Prueba con presión negativa. Tape la entrada de aire de la máscara antigases, ya sea colocando las palmas de las manos sobre las tomas del filtro, u oprimiendo el tubo de respiración o bloqueando su toma de aire. Inhale con suavidad y contenga la respiración durante al menos 10 segundos. Si se produce una leve depresión en la máscara sin crear filtraciones de aire al exterior en el área de ajuste al rostro, entonces el ajuste es el adecuado.

    Durante ambas pruebas, no ejerza tanta presión con las manos como para que la máscara se deforme y se altere al ajuste. Las dos pruebas pueden ser difíciles o imposibles de realizar si se usan máscaras que no se hayan diseñado considerando dichos exámenes. A veces no basta el tamaño de la mano para cubrir algunos filtros, y ciertas válvulas de exhalación son difíciles de tapar con la mano. En ocasiones es más sencillo si se quitan las tapas o los filtros.

    El empleado debe pasar la prueba de presión con la máscara antigases de tamaño y marca adecuados antes de realizar el examen de vapores irritantes.

    Capacitación del personal

    Se debe capacitar a los empleados antes de que utilicen máscaras antigases en alguna atmósfera peligrosa o potencialmente peligrosa. Los supervisores y empleados deben recibir capacitación de una persona cualificada. El administrador del programa debe documentar las capacitaciones y archivar esos registros. Capacite a los empleados sobre el uso de las máscaras antigases anualmente. Cuando un empleado nuevo haya recibido capacitación dentro de los 12 meses anteriores a que la Iglesia lo contratara y demostrara aptitud y competencia en el uso de la máscara antigases, no será necesario que se lo capacite nuevamente hasta que se cumpla un año de la capacitación anterior. La capacitación debe incluir lo siguiente:

    • Instrucciones en cuanto a la naturaleza de los peligros que existan en la atmósfera del lugar de trabajo (ya sean repentinos, crónicos, o de ambos tipos) y una evaluación sincera de lo que podría suceder si no se usara la máscara antigases.

    • Una explicación de por qué no es posible reducir o eliminar de inmediato la necesidad de máscaras antigases mediante controles de ingeniería y administrativos.

    • Una explicación de por qué la máscara antigases seleccionada para una operación determinada es la apropiada para ese propósito.

    • Una explicación sobre la capacidad y las limitaciones de la máscara antigases.

    • Una explicación del uso específico de la máscara antigases y capacitación sobre la importancia de una estrecha supervisión a fin de asegurar su uso adecuado constantemente. Ello comprende reconocer el momento en que se agote la vida útil de los cartuchos, las bombas, o los filtros (por ejemplo, cuando se puedan saborear u oler los contaminantes; cuando llegue la fecha de vencimiento dada por el fabricante o se note una mayor dificultad para respirar).

    • El uso de la máscara antigases en un entorno seguro durante un periodo adecuado para asegurarse de que el empleado esté familiarizado con su funcionamiento.

    • Instrucciones sobre cómo limpiar, guardar y dar mantenimiento a la máscara antigases.

    • Modo de colocarse, usar y quitarse la máscara antigases; lo cual comprende el ajuste apropiado de la máscara al rostro y la prueba de filtraciones de aire mediante los exámenes de presión positiva y negativa.

    Evaluación del programa

    El administrador del programa debe evaluar periódicamente la eficacia del programa para asegurarse de que los empleados reciban la protección respiratoria adecuada. El administrador debe hacer lo siguiente:

    • Evaluar la aceptación del empleado. Consulte a los empleados periódicamente sobre su actitud en cuanto al uso de máscaras antigases. Los factores que influyen en su actitud con las máscaras antigases son:

      • Comodidad

      • Dificultad para respirar

      • Fatiga

      • Dificultad para ver

      • Dificultad para hablar

      • Restricción del movimiento

      • Limitaciones en el desempeño laboral

      • Confianza en la eficacia de la máscara

    • Inspeccionar y evaluar el programa de uso de máscaras antigases. Efectúe inspecciones frecuentes al programa para asegurarse de que:

      • Se seleccione el tipo adecuado de máscara antigases.

      • Se capacite a los empleados apropiadamente.

      • Se proporcionen y se usen las máscaras antigases correctas.

      • Se utilicen, mantengan y guarden las máscaras antigases adecuadamente.

      • Se inspeccionen las máscaras antigases del modo correcto.

      • Se supervisen los riesgos respiratorios.

      • Exista supervisión médica de los empleados.

    Además, el administrador del programa debe asegurarse de que los defectos que se descubran en el programa de protección respiratoria se documenten y corrijan. Dicha documentación debe incluir planes para corregir las fallas del programa y fechas límite para implementar las medidas correctivas.

    5.9.3 Cómo seleccionar la máscara antigases

    El administrador del programa debe seleccionar la máscara antigases al hacer coincidir la capacidad de protección de esta con los respectivos peligros respiratorios. El administrador debe observar el proceso de selección en cada operación peligrosa que requiera el uso de máscara antigases.

    Además, debe llenar y llevar al día el formulario Elección de la máscara antigases (véase el capítulo 7), que indica:

    • Las tareas del puesto

    • Los riesgos respiratorios presentes

    • El tiempo de exposición aproximado

    • La máscara antigases que se requiere para la tarea

    Válgase de las mejores prácticas de la industria y de la información más precisa que se conozca sobre los riesgos correspondientes y las máscaras disponibles para llenar el formulario Elección de la máscara antigases. El supervisor no debe permitir bajo ninguna circunstancia que los empleados usen máscaras con menor nivel de protección para una tarea dada que las que se indiquen en el formulario.

    En el caso de las operaciones potencialmente peligrosas que no se mencionen en el formulario, el supervisor deberá comunicarse con el administrador del programa para que este ayude a seleccionar la máscara adecuada antes de iniciar el trabajo.

    El administrador del programa deberá considerar lo siguiente para seleccionar el equipo de protección respiratoria pertinente:

    • Las características del riesgo

    • Las características de la máscara antigases

    • Otras consideraciones especiales

    Características del riesgo

    Al seleccionar la máscara antigases, determine el riesgo a afrontar y tenga en cuenta lo siguiente:

    • Las características del riesgo respiratorio

      • Los contaminantes

      • La concentración de contaminantes

      • El bajo índice de oxígeno

      • El potencial del ambiente para tornarse súbitamente peligroso para la vida y la salud

      • Las propiedades físicas y químicas de los contaminantes

      • Los efectos fisiológicos sobre el cuerpo

      • Las características de detección de los contaminantes

      • Las normas y pautas de salubridad aplicables a su ubicación

        Cuando las máscaras antigases se utilicen como medida preventiva ante derrames, pérdidas o emanaciones fuera de control, evalúe los niveles potenciales de exposición que pudieran existir.

    • La naturaleza de la operación o el proceso peligrosos

      • Características de la operación o el proceso peligrosos

      • Características del área de trabajo

      • Disponibilidad de oxígeno en el área

      • Materias primas

      • Productos elaborados y subproductos

      • Actividades del personal

    Las máscaras antigases con suministro de aire son el único tipo de equipos de protección respiratoria aprobado para las atmósferas con bajo índice de oxígeno, las que presentan peligro inmediato para la vida o la salud y las que contienen contaminantes cuyas características de detección sean poco obvias. Utilice equipos de máscara completa cuando los contaminantes provoquen irritación de los ojos.

    • La ubicación del área peligrosa con respecto a la zona más cercana que contenga una atmósfera respirable

    • El periodo máximo durante el cual puede usarse la máscara antigases

    • Los requisitos de las normas sobre determinados contaminantes (por ejemplo, benceno, plomo, amianto, formaldehído, arsénico, etc.)

    Características de la máscara antigases

    • Las máscaras antigases deben estar aprobadas por organizaciones reconocidas tales como el National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) y la Mine Safety and Health Administration (MSHA) [el Instituto Nacional de Salubridad y Seguridad Laboral y Administración de Seguridad y Salubridad Minera, respectivamente].

    • Conozca las características, capacidad y limitaciones de la máscara antigases escogida.

    Consideraciones especiales

    • Vello facial. Se prohíbe a los empleados con vello facial el uso de equipos de protección de las vías respiratorias ya que el vello facial no permite obtener un sellado hermético entre la cara y la máscara.

    • Gafas y lentes de contacto prescritos por el médico. Se prohíbe el uso de gafas graduadas o prescritas por el médico cuando se emplea equipo de máscara completa, ya que el ajuste de esta es deficiente. En la mayoría de los casos en que se pueden usar respiradores de presión negativa, también pueden usarse equipos de media máscara. Los equipos de media máscara solucionan el problema que provocan las gafas de prescripción al interferir con el ajuste hermético. No obstante, los empleados que deban usar gafas de prescripción y tengan que utilizar equipos de máscara completa pueden usar lentes de contacto o un adaptador especial para gafas que se coloca en el interior de la máscara. La Iglesia debe proporcionar a los empleados dichos adaptadores para las gafas.

    • Características faciales. Los empleados no deben usar máscara antigases cuando tengan cicatrices, dientes faltantes o alguna otra característica del rostro que impida el ajuste hermético de la máscara.

    Entrega de máscaras antigases

    Los gerentes y supervisores deben asignar su propia máscara a cada empleado que necesite una máscara purificadora de aire. Se debe escribir el nombre del empleado en la máscara antigases. Cada empleado debe cuidar y guardar su máscara según los requisitos enumerados en la sección 5.9.6, “El mantenimiento, la limpieza, la inspección y el modo de guardar las máscaras”.

    No asigne otros tipos de máscaras antigases (si los hubiera) para su uso exclusivo. Las máscaras se deben limpiar y desinfectar tras cada uso.

    Condiciones de peligro inmediato para la vida o la salud (IDLH, por sus siglas en inglés)

    Cuando existan condiciones de peligro inmediato para la vida o la salud, los empleados solo deben usar máscaras con suministro de aire de presión positiva. Las condiciones de peligro inmediato para la vida o la salud comprenden:

    • Altos niveles de contaminantes en el aire

    • Falta de oxígeno (menos del 19,5 por ciento)

    • Niveles desconocidos de contaminantes y oxígeno

    Los empleados no deben ingresar a las áreas que presenten condiciones de peligro inmediato para la vida o la salud salvo que sea absolutamente necesario. Los procedimientos operativos estándar bajo condiciones de peligro inmediato para la vida o la salud requieren:

    • Personal de guardia pasiva

    • Cuerdas y arnés de seguridad

    • Supervisión de los límites de peligro de explosión

    • Notificar al personal del equipo de respuesta ante emergencias

    5.9.4 Máscaras purificadoras de aire

    Las máscaras purificadoras de aire eliminan los contaminantes del aire y pueden usarse solo (1) cuando hay suficiente oxígeno como para poder respirar (concentración mayor de 19.5%) y (2) dentro de las limitaciones específicas de la máscara, el filtro y el cartucho.

    Las partículas son eliminadas mediante filtros mecánicos, mientras que los gases y los vapores lo son mediante procesos de absorción o de reacciones químicas. Existen filtros y cartuchos combinados con filtros mecánicos así como químicos.

    Factores de protección

    Se entiende por factor de protección de las máscaras antigases purificadoras de aire al índice de concentración de contaminantes en el exterior de la máscara en relación con los niveles en el interior de esta. Un factor 1 significa que no existe protección. Cuanto mayor sea el número, mayor será la protección proporcionada por la máscara antigases.

    Los empleados no deben protegerse mediante máscaras antigases cuando los contaminantes excedan el nivel de concentración máxima admisible. Tal nivel se determina al multiplicar el factor de protección asignado por el Límite de Exposición Permitido (LEP) del contaminante en cuestión. Por ejemplo, si el factor de protección de la máscara fuera 10 y el LEP fuera 50 ppm (partes por millón), la máscara podrá utilizarse en concentraciones de hasta 500 ppm. Los contaminantes no deben exceder los niveles de concentración máxima admisible de los filtros ni cartuchos de las máscaras antigases.

    Características de detección del contaminante

    Las máscaras antigases purificadoras de aire solo se utilizan en entornos con gases y vapores con marcadas características de detección. Los gases y vapores deben poder detectarse mediante el sentido del gusto o del olfato, o al sufrir irritaciones, y sus niveles no deben exceder el límite de exposición permitido. Las únicas máscaras antigases exentas a esa regla son las máscaras aprobadas que poseen un indicador de vida útil que informa cuando está por agotarse el filtro o cartucho.

    Al utilizar máscaras antigases purificadoras de aire en entornos con gases y vapores, cambie el filtro o cartucho si se detectara algún contaminante dentro de la máscara mediante el sentido del gusto o del olfato, o al sufrir irritaciones.

    Existen muchas partículas contaminantes que no presentan características de detección. No obstante, conforme el filtro mecánico se carga de partículas, la resistencia al filtrado aumenta y se torna más difícil obtener aire a través del filtro. Sustituya el filtro cuando se vuelva más difícil respirar.

    Tipos de máscaras purificadoras de aire

    A continuación se enumeran cuatro tipos comunes de máscaras purificadoras de aire:

    1. Máscara antigases desechable o descartable. Existen máscaras antigases desechables tanto para filtrar partículas como vapores orgánicos. Debido a que no pueden someterse a pruebas de ajuste y los empleados no pueden determinar si el ajuste es el indicado, no deben usarse bajo condiciones en las que los contaminantes pudieran exceder los límites de las normas de salubridad u otras normas. Solo deberán utilizarse para la comodidad del empleado ante la presencia de contaminantes de baja o nula toxicidad. No deben usarse si se detecta la presencia de benceno, plomo, amianto, radioisótopos, formaldehído o arsénico, independientemente de la concentración.

      Cuando la Iglesia proporcione máscaras antigases para uso voluntario, o cuando el empleado utilice una máscara de su propiedad, se deben tomar precauciones a fin de garantizar que la máscara en sí no sea un riesgo. Si en el lugar el uso de máscaras antigases fuera solo voluntario y no existiera una causa que justifique el uso de otros tipos de sistemas de protección respiratoria, entonces no se requiere que el sitio participe en el programa de protección de las vías respiratorias. Entregue a cada empleado que use máscara antigases de forma voluntaria una copia del Apéndice D de la norma OSHA 29 CFR 1910.134 (Mandatory) Information for Employees Using Respirators When Not Required Under Standard [Información (obligatoria) para los empleados que usen máscaras antigases cuando la norma no lo exija].

    2. Media máscara purificadora de aire. Las máscaras purificadoras de aire de tipo media máscara y las completas también se conocen como máscaras de presión negativa, ya que al inhalar se reduce la presión en su interior por debajo de la presión atmosférica. Las medias máscaras purificadoras de aire cubren desde debajo de la barbilla hasta la nariz y tienen cuatro puntos de sujeción. Su uso no es adecuado ante la presencia de sustancias que causen irritación ocular. Su factor de protección asignado es de 10; por consiguiente, no deben utilizarse cuando los contaminantes del aire excedan 10 veces el límite de exposición permitido (LEP) por la OSHA.

      La concentración de contaminantes no debe exceder límites máximos expresos del filtro que se emplee. Existen filtros para una diversidad de contaminantes del aire, incluso para partículas, vapores orgánicos, ácidos en estado gaseoso, cloro, amoníaco, radioisótopos, amianto y combinaciones de estos. No emplee medias máscaras purificadoras de aire ante contaminantes que:

      • Sean tóxicos en extremo.

      • Presenten signos de detección mínimos.

      • Causen irritación ocular.

      • Se absorban deficientemente por los filtros disponibles.

    3. Máscara completa purificadora de aire. La máscara completa purificadora de aire cubre el rostro desde la barbilla hasta la frente y posee una sección transparente para permitir la visión. Protege los ojos y ofrece un mayor nivel de protección general. Además, su vida útil es más extensa que la de la media máscara, ya que el cartucho purificador de aire es más grande. Su factor de protección asignado es de 50; por consiguiente, no debe utilizarse cuando la concentración de contaminantes exceda 50 veces el LEP. Cuando se detecte la presencia de amianto, se deberán realizar pruebas de ajuste cuantitativas.

    4. Máscara antigases con suministro de aire forzado (PAPR). En las PAPR, un ventilador envía aire a través de filtros mecánicos a un casco o capucha holgada bajo presión positiva constante. Existen PAPR con filtros para partículas, incluso con filtros para partículas de aire de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés) y filtros de carbón activado para ciertos vapores orgánicos. Ofrecen una buena solución a los empleados que no pueden utilizar máscaras antigases de presión negativa.

    5.9.5 Máscaras con suministro de aire

    Las máscaras con suministro de aire proporcionan un aire de grado D o de mejor calidad (como se define a continuación) bajo presión positiva. La fuente de aire puede ser un tanque de aire comprimido o un compresor que bombee aire limpio y filtrado que se extrae del entorno. El aire circula a través de mangueras o tubos hasta la máscara de ajuste hermético (media o completa) o hasta la capucha o casco. Los equipos con suministro de aire brindan protección contra la falta de oxígeno y los entornos tóxicos.

    Equipos autónomo de respiración (SCBA, por sus siglas en inglés)

    El equipo autónomo de respiración (SCBA) consiste en un tanque de aire comprimido que el empleado lleva en la espalda. Proporciona aire respirable a la máscara mediante el acoplamiento de una manguera y un regulador. Los tanques de aire disponibles en el mercado proporcionan entre 20 y 60 minutos de aire. Constituyen un excelente medio de protección respiratoria de emergencia, ya que son portátiles. Los SCBA deben contar con dispositivos que indiquen la presión del tanque y que adviertan cuando este tenga baja presión.

    Máscaras con suministro de aire

    En los equipos con suministro de aire o respiradores de línea de aire, un compresor o un tanque de aire comprimido suministra el aire a respirar por medio de una manguera conectada a la máscara o capucha. Existen dos ventajas para el empleado:

    1. No se ve limitado a permanecer solo durante 20 o 30 minutos en el área de trabajo.

    2. No debe cargar el peso del tanque de aire comprimido sobre la espalda.

    No obstante, el tubo o línea de aire podría limitar la movilidad y podría cortarse. Se requiere contar con tanques adicionales de escape con al menos unos cinco minutos de aire para la evacuación de emergencia bajo condiciones de peligro inmediato para la vida o la salud. La longitud de la manguera puede llegar hasta los 91,5 m. Los accesorios de la manguera no deben poder adaptarse a otros sistemas de gas del edificio.

    Cuando se utilicen compresores de aire, los puertos de las tomas de aire deben estar en áreas libre de contaminación para garantizar que la calidad del aire sea de grado D o superior (como se define más adelante). Se debe instalar y encender un detector y una alarma de monóxido de carbono en la zona de flujo de aire del compresor.

    Además, debe haber un sistema purificador de aire para eliminar partículas, humedad excesiva, monóxido de carbono y otros contaminantes del aire.

    Calidad del aire

    El aire respirable de grado D abarca lo siguiente:

    • Oxígeno: 19.5 a 23.5 por ciento

    • Dióxido de carbono: 1.000 ppm o menos

    • Monóxido de carbono: 10 ppm o menos

    • Hidrocarburo (condensado): 5 mg/m3

    • Debe ser inodoro

    5.9.6 El mantenimiento, la limpieza, la inspección y el modo de guardar las máscaras

    Los supervisores tienen la responsabilidad de asegurarse de que los empleados mantengan, limpien, inspeccionen y guarden sus máscaras del modo adecuado. También tiene la responsabilidad de ver que las piezas de los equipos de respiración desgastadas, dañadas o defectuosas se reparen o sustituyan.

    El mantenimiento y la limpieza de las máscaras

    El supervisor es el principal responsable de verificar que los empleados brinden mantenimiento y limpien adecuadamente las máscaras. Los supervisores deben confirmar que los empleados inspeccionen sus equipos de respiración antes y después de cada uso.

    Los empleados deben limpiar las máscaras antigases al final de cada turno, o con mayor frecuencia, si estuvieran muy sucias. Para ello deben valerse de los siguientes procedimientos:

    • Retire todos los filtros, cartuchos y bombonas.

    • Lave la máscara y el tubo de respiración con una solución limpiadora y desinfectante. Use un cepillo de mano para quitar el polvo.

    • Enjuague la máscara y el tubo de respiración por completo con agua limpia y caliente. Déjelos secar al aire en una zona limpia.

    • Limpie las demás partes del equipo de respiración según lo indique el fabricante.

    • Sustituya los filtros, cartuchos o bombonas periódicamente y según lo indique el fabricante. Asegurarse de que cierran herméticamente.

    La inspección de las máscaras

    Los supervisores deben asegurarse de que los empleados inspeccionen sus equipos de respiración antes y después de cada uso. Los empleados, a su vez, deben informar los problemas o fallas a los supervisores. Estos deben proporcionar las piezas de reemplazo y ayudar a sustituir las válvulas, las correas de ajuste a la cabeza y cualquier otra parte que esté desgastada, rota o defectuosa.

    Máscaras purificadoras de aire. Las piezas de reemplazo deben haber sido elaboradas por el fabricante del equipo respirador. No utilice otros repuestos.

    Máscaras con suministro de aire. El administrador del programa, o quien este designe, debe inspeccionar los equipos autónomos de respiración todos los meses y llevar un registro de dichas inspecciones. Además, debe colocar una etiqueta a cada equipo autónomo de respiración para indicar en ella la fecha de la inspección y las iniciales del inspector.

    El inspector debe:

    • Verificar la presión de aire para comprobar que el tanque esté cargado por completo.

    • Verificar el regulador y los dispositivos de alarma para comprobar que funcionen adecuadamente.

    • Verificar la condición de la máscara, las válvulas, las correas de ajuste de la cabeza, las correas de los hombros y todas las mangueras de conexión. Debe estirar las mangueras de conexión para comprobar si tienen roturas o pérdidas.

    • Someter a pruebas hidráulicas a todos los tanques de gas comprimido con regularidad. Realizar pruebas a los cilindros hechos de acero cada cinco años. Realizar pruebas a los tanques de aluminio cada tres años.

    • Someter a prueba los tanques el día indicado en la etiqueta del cilindro, o antes. Si no se hubiera realizado la prueba dentro del plazo estipulado, se debe retirar el tanque de servicio y despresurizarlo hasta que se pueda efectuar la prueba. La prueba la debe realizar una empresa autorizada para ello.

    Los empleados deben dar cuenta al supervisor de cualquier problema. Los empleados no deben tratar de realizar reparaciones; solo los técnicos certificados por la fábrica pueden efectuar reparaciones a los equipos de suministro de aire.

    El modo de guardar las máscaras

    El supervisor debe procurar que los empleados:

    • Guarden las máscaras antigases purificadoras de aire en un lugar limpio, seco y seguro, donde la temperatura no exceda los 49°C, tal como el casillero del empleado.

    • Protejan los equipos de respiración de la luz solar, el calor, el frío y la humedad excesivos, las sustancias químicas dañinas, y eviten que se deformen o doblen. Los botes grandes con tapas plásticas o las bolsas plásticas son un buen sitio para guardar las medias máscaras.

    • Mantengan los equipos de respiración a usar en caso de emergencia fuera de las áreas donde pudieran darse situaciones peligrosas, lo cual contribuirá a garantizar que estos puedan tomarse y colocarse sin riesgo.