4.23 Seguridad con vehículos motorizados
    Notas al pie de página

    4.23 Seguridad con vehículos motorizados

    4.23.1 Introducción

    Los accidentes con vehículos motorizados son la principal causa de muerte en los incidentes laborales en EE. UU. La Iglesia está comprometida a promover la conciencia de la seguridad y la conducta de la conducción responsable en sus conductores. Cada conductor debe comprometerse a operar su vehículo con seguridad y a cumplir con las responsabilidades y seguir las pautas que se describen en este documento. Los esfuerzos de la Iglesia y el compromiso de sus conductores ayudarán a reducir las lesiones personales y las reclamaciones de pérdida de bienes.

    Estas pautas reseñan los requerimientos mínimos. Los departamentos de la Iglesia y las empresas afiliadas pudieran tener pautas adicionales y hasta más estrictas, según los requerimientos de sus gerencias y conforme a las leyes locales.

    4.23.2 Conductores y cualificaciones

    Conductor autorizado

    Un conductor autorizado es cualquier empleado de la Iglesia o de un contratista, de mínimo 18 años de edad, que está autorizado por la gerencia para operar un vehículo propiedad de la Iglesia o un vehículo personal para fines laborales de la Iglesia. La Iglesia puede obtener un registro de vehículos motorizados (MVR, por sus siglas en inglés; un historial de conducción) para todos los conductores.

    Los conductores autorizados deben:

    • Poseer una licencia de conducir vigente de conformidad con las leyes locales, así como un historial de conducción aceptable.

    • Completar un curso de seguridad en la conducción (según lo apruebe la División de administración de riesgos) al menos una vez cada tres años.

    • Informar a la gerencia de todo accidente con el vehículo, todo daño y toda infracción de tránsito en que haya incurrido mientras estaba de servicio para la Iglesia, en el intervalo de 24 horas tras su ocurrencia, independientemente de si es un vehículo propiedad de la Iglesia o uno personal.

    • Asegurarse de que se hagan las reparaciones y el mantenimiento oportunamente a fin de prevenir daños adicionales.

    Conductor no autorizado

    Un conductor no autorizado es cualquier conductor que se ha visto involucrado en múltiples infracciones de tránsito o en accidentes de tránsito evitables en los últimos tres años. Su elegibilidad para conducir está determinada por lo siguiente:

    • Sus cualificaciones de conductor

    • Un MVR actual

    • La Mesa de seguridad en la conducción (VSB)

    A esos conductores no se les permite conducir vehículos que sean propiedad de la Iglesia ni su vehículo personal en labores de la Iglesia.

    4.23.3 Responsabilidades de la gerencia

    • Determinar cuáles empleados necesitan conducir por asuntos laborales de la Iglesia.

    • Comprobar que los empleados están en la lista de conductores autorizados antes de permitirles conducir cualquier vehículo por asuntos laborales de la Iglesia.

    • Comprobar que los vehículos personales utilizados en el trabajo cuentan con seguros de responsabilidad civil con coberturas según lo estipulado en estas pautas.

    4.23.4 Reglas generales de conducción segura

    • Todos los conductores deben obedecer todas las leyes, señales e indicaciones de tránsito.

    • El conductor, así como todos los ocupantes, deben usar el cinturón de seguridad mientras el vehículo está en movimiento. El conductor es responsable de asegurarse de que todos los pasajeros lleven puesto el cinturón de seguridad.

    • El número máximo de ocupantes permitidos en un vehículo está limitado por la cantidad de cinturones de seguridad instalados y disponibles en el vehículo. Los pasajeros no pueden ir en las zonas de carga.

    • Los voluntarios que trabajan en operaciones laborales de la Iglesia pueden conducir vehículos que son propiedad de la Iglesia, si cumplen con los mismos requisitos de los conductores autorizados.

    • Siempre que sea posible, los conductores deben evitar conducir detrás de otro como vehículo de reserva.

    • Los conductores deben estar alerta a las condiciones a su alrededor. Antes de ingresar en el vehículo, el conductor le dará una vuelta para chequear cualquier daño al vehículo, objetos fijos y otros riesgos.

    • Los conductores no deben empujar a otro vehículo con el suyo a menos que estén conduciendo un camión de servicio equipado para este propósito, y entonces solo con el propósito de despejar la vía si fuere necesario.

    • Los conductores no deben manejar un vehículo cuando su capacidad para hacerlo se vea mermada o alterada por medicamentos, enfermedades, fatiga o lesiones.

    • Los conductores son responsables de asegurar que los vehículos se mantengan en condiciones seguras de operación. Siga las pautas que se indican en el formulario Servicio de revisión de cuidado preventivo del vehículo (en el reverso del paquete Qué hacer en caso de accidente [12150]; véase la sección 7.3).

    • A los conductores no se les permite:

      • Recoger a personas que hacen dedo (autostop).

      • Aceptar pagos por llevar pasajeros o materiales.

      • Utilizar detector de radares, detector de láser o dispositivos similares.

      • Arrastrar un remolque o caravana sin recibir permiso previo de la gerencia ni cumplir con las regulaciones del Departamento de Transporte (DOT), si fuere necesario.

      • Transportar líquidos o gases inflamables o materiales peligrosos sin cumplir con las regulaciones del DOT.

      • Utilizar bengalas. (En su lugar, utilice triángulos reflectantes).

    4.23.5 Conducción distraída

    Un conductor no puede utilizar dispositivos electrónicos móviles, privados o propiedad de la Iglesia, tales como teléfonos celulares, radios de telecomunicación, tabletas o computadores portátiles en ningún momento mientras conduce un vehículo propiedad de la Iglesia o un vehículo personal en labores de la Iglesia. Hay dos excepciones a esta regla.

    • Si la ley lo permite, se pueden utilizar teléfonos celulares conectados a un dispositivo de manos libres.

    • Si la ley lo permite, se puede utilizar un sistema de posicionamiento global (GPS), o un teléfono móvil o un dispositivo similar para ver un GPS o una aplicación de navegación.

    El conductor también debe refrenarse de todas las prácticas que le distraen durante la conducción, tales como:

    • Ingerir alimentos.

    • Leer y escribir.

    • Apariencia y arreglo personal.

    4.23.6 Conducir con fatiga

    Tanto el conductor como los pasajeros deben permanecer alerta y centrados. Siga estas prácticas:

    • Obtenga un pleno descanso nocturno antes de viajar.

    • Reconozca las señales de advertencia de fatiga.

    • Deténgase a intervalos regulares cuando conduzca distancias largas.

    • Evite tomar medicamentos que causen somnolencia.

    • Sea consciente de su conducta y de la conducta de otros en la carretera tarde en la noche, temprano por la mañana y en las horas del mediodía, que son las horas más probables de que ocurran choques por fatiga.

    • Los pasajeros deben ayudar al conductor a permanecer alerta y a prestar atención a las condiciones del tráfico.

    4.23.7 Pautas para vehículos específicos

    Furgonetas comerciales, buses y camiones

    • Los conductores autorizados a operar un vehículo o un vehículo combinado (unidad tractora con remolque) con un peso combinado de más 4530 kg deben cumplir con las regulaciones para vehículos motorizados comerciales.

    • No se puede comprar, alquilar ni usar en operaciones o actividades de la Iglesia las camionetas de 15 pasajeros.

    Vehículos personales en uso laboral para la Iglesia

    Se pueden utilizar vehículos personales en uso laboral para la Iglesia si lo autoriza la gerencia, y solo cuando no haya una flota de vehículos u otros vehículos propiedad de la Iglesia disponibles.

    Los conductores que utilicen sus vehículos personales en uso laboral para la Iglesia están sujetos a todas las pautas de seguridad que se describen en este documento. Además, se requiere de los conductores que:

    • Se ciñan a las Normas para el uso de vehículos cual se reseñan en Policy Point en la red intranet de la Iglesia. Para encontrarlas, haga clic en Normas bajo Departamentos eclesiásticos, y luego, haga clic en Recursos Humanos. Finalmente, haga clic en la sección 8, Normas para el uso de vehículos.

    • Mantengan los límites del seguro de responsabilidad civil del vehículo en 100 000 USD de cobertura por persona, 300 000 USD por cobertura de lesiones corporales por ocurrencia y 500 000 USD de cobertura por daños a propiedades por ocurrencia.

    • Entiendan que el seguro del dueño del vehículo personal es el proveedor primario de protección en caso de un accidente, incluso en caso de cobertura total o cobertura por choque.

    • Mantengan actualizado el registro del vehículo ante las autoridades gubernamentales locales.

    • Conserve el vehículo en condiciones seguras de operación.

    • Informen a la gerencia de cualquier accidente con el vehículo, cualquier daño o infracción de tránsito en el intervalo de 24 horas.

    Los empleados que no están autorizados para conducir un vehículo propiedad de la Iglesia, tampoco están autorizados a usar sus vehículos personales para uso laboral de la Iglesia.

    Vehículos alquilados

    En los Estados Unidos, los conductores deben coordinar el alquiler de vehículos a través de Church Travel Services. La Iglesia tiene contratos con muchas compañías de alquiler de vehículos, y estos contratos incluyen la cobertura de daños propios y el seguro de responsabilidad civil incluidos en el precio negociado. Cuando utilicen una de las compañías contratadas de alquiler de vehículo, los conductores deben rechazar la cobertura de daños propios y el seguro de responsabilidad civil que le ofrezcan en el mostrador, de modo que la Iglesia no pague dos veces por la cobertura de seguros en las compañías de autos de alquiler. Los conductores deben examinar los autos alquilados en busca de defectos obvios antes de salir de la empresa de alquiler.

    Si los conductores alquilan vehículos fuera de los Estados Unidos o lo hacen sin que Church Travel Services haga los arreglos con una compañía contratada, ellos deben tomar la cobertura de daños propios y el seguro de responsabilidad civil para asegurar la cobertura.

    Motocicletas, vehículos todo terreno, motonetas, carritos motorizados, tractores, vehículos utilitarios (incluyendo Gators, Razors y otros similares)

    Los departamentos deben estudiar los riesgos adicionales relacionados con el uso de estos vehículos en las operaciones de la Iglesia. Los departamentos los podrán utilizar de conformidad con las siguientes pautas.

    Los conductores deben:

    • Estar entrenados en la operación segura de cada tipo de vehículos.

    • Asegurar que todos los vehículos propiedad de la Iglesia estén claramente identificados y no los usen operadores no autorizados.

    • Efectuar una inspección de llantas, frenos, faros delanteros, etc. y cumplir con el programa de mantenimiento del vehículo.

    • Conducir con responsabilidad y cortesía.

    • No comer, beber, hablar por celulares ni radios mientras conduce el vehículo.

    • Conducir a velocidad de marcha cuando haya peatones cerca.

    • Evitar adelantar a los peatones desde atrás. De ser necesario pasar a los peatones, los conductores deben hacerlo solo luego de avisarles.

    • Usar el vehículo solo para el propósito laboral designado.

    • Los pasajeros deben viajar solo en los asientos destinados a tal fin y hechos por el fabricante.

    • Colocarse el cinturón de seguridad en todo momento (si el fabricante los provee).

    • Llevar ropa de seguridad adecuada para el vehículo en todo momento (casco, guantes, gafas o anteojos, etc.)

    • Reducir la velocidad y prestar especial atención en las intersecciones, los pasos peatonales y las curvas con poca visibilidad.

    • Estar al tanto de peligros potenciales como árboles, surcos, rocas, corrientes de agua, barrancos y seguir las señales de advertencia de peligros.

    • Asegurar las herramientas y los equipos durante el transporte, y no permitir que sobresalgan por los laterales del vehículo.

    • No sobrecargar los vehículos con equipos pesados ni con residuos.

    • No conducir vehículos dañados o defectuosos.

    4.23.8 Informar de incidencias

    Si un conductor se ve involucrado en un accidente con vehículos automotores, bien sea propiedad de la Iglesia o personal en uso laboral para la Iglesia, debe hacer lo siguiente:

    • Informar inmediatamente del accidente a su supervisor.

    • Llenar los formularios de informe requeridos e informar del accidente en el sistema en línea Informes mundiales de incidentes en incidents.churchofjesuschrist.org en el intervalo de 24 horas.

    • Si es con un vehículo de la Iglesia, siga las pautas reseñadas en el paquete Qué hacer en caso de accidente (12150), que se debe conservar en la guantera (véase sección 7.3).

    • Subir fotos adicionales, informes policiales y otros documentos al sistema en línea en el intervalo de siete días tras el accidente.

    El no informar de un daño sobre un vehículo de la Iglesia o un daño causado mientras se maneja un vehículo de la Iglesia puede ocasionar la pérdida de los privilegios de manejo.

    4.23.9 Revisión de incidencias

    Todo vehículo que ha tenido un accidente debe ser revisado por la Mesa (local) de seguridad en la conducción (VSB). La VSB evaluará el aspecto de la evitabilidad y las acciones correctivas necesarias. Las oficinas de Área deben establecer un VSB local. Una muestra de las responsabilidades de la VSB se encuentra aquí.

    4.23.10 Clasificación de accidentes

    Luego de ocurrido un accidente, se enviará una carta al conductor para comunicarle la clasificación del accidente. Cada accidente es revisado por la VSB y clasificado de la siguiente manera:

    Accidente no evitable

    Un accidente que ocasionó pérdidas o daños donde el conductor de la Iglesia no era culpable. Entre los ejemplos de estos casos se incluyen el contacto con un animal, granizo, daños por tormenta, entre otros.

    Accidente menor evitable

    Un accidente menor evitable que ocurre en un estacionamiento, o en una entrada, en el que resultan daños relativamente menores y no hay lesionados. Ejemplos de accidentes menores evitables son el rayar un poste; chocar en retroceso con un auto estacionado y sin pasajeros; que el remolque se pliegue transversalmente haciendo retroceso.

    Accidente evitable

    Un accidente evitable es uno en el cual el conductor no siguió prácticas de conducción seguras o no aplicó técnicas de conducción defensiva apropiadas.

    Incidente grave evitable

    Un incidente grave evitable es aquel que involucra uno de los siguientes, según lo determine la VSB:

    • Cualquier defunción.

    • Lesiones físicas a una persona que, como como resultado del accidente, abandona inmediatamente la escena (bien sea conduciendo o es transportada) para recibir tratamiento médico en un centro médico como un hospital, ubicado a cierta distancia.

    • Uno o más de los vehículos que han sufrido daños inhabilitantes (es decir, que no están en capacidad de irse de la escena conduciendo normalmente) y requieren una grúa u otro vehículo automotor para retirarlo de la escena. Esto no incluye un servicio de grúa por conveniencia (por ejemplo, si el conductor simplemente no desea conducir, el vehículo tiene las llantas desinfladas, las señales de seguridad no funcionan, y otras por el estilo).

    4.23.11 Acción correctiva

    La VSB se vale de las siguientes pautas para hacer recomendaciones apropiadas a la gerencia y a Recursos Humanos (RR. HH.) relacionadas con los accidentes evitables de los últimos 24 meses. La VSB puede también considerar infracciones de tráfico así como accidentes anteriores para hallar un patrón o modelo de fallas en seguir las prácticas de conducción segura. La gerencia y RR. HH. son responsables de que se cumplan las pautas de la Iglesia de la sección 4.23, “Seguridad con vehículos motorizados”, así como las recomendaciones de VSB.

    A los conductores involucrados en una colisión que pudiera clasificarse como accidente grave evitable su supervisor les debe suspender temporalmente sus privilegios de conducir hasta que la VSB revise el accidente.

    Incidente

    Acción correctiva

    Primer accidente menor evitable en los últimos 24 meses

    Notificación del supervisor y análisis

    Dos o más accidentes menores evitables o primer accidente evitable en los últimos 24 meses

    Capacitación básica en línea sobre la conducción segura (aproximadamente de una hora de duración)

    Dos o más accidentes evitables en los últimos 24 meses

    Capacitación completa en línea sobre la conducción segura (aproximadamente cuatro horas) o revocar los privilegios de conducción

    Primer accidente grave evitable en los últimos 24 meses

    Suspensión de los privilegios de conducir hasta completar una capacitación exhaustiva sobre la conducción segura o revocar los privilegios de conducción (el conductor queda desautorizado).

    Dos o más accidentes graves evitables en los últimos 24 meses

    Revocación de los privilegios de conducción (conductor queda desautorizado)

    La VSB enviará una carta para comunicar sus recomendaciones al conductor, al supervisor del conductor y al representante del departamento de Recursos Humanos.

    4.23.12 Apelación para reclasificar el accidente

    Cualquier conductor puede elevar una apelación a la VSB si no está de acuerdo con la clasificación del accidente. La VSB considerará toda apelación que (1) venga por escrito, y (2) sea recibida en el intervalo de 14 días de la fecha en que se envió la carta de clasificación del accidente al conductor. La VSB hará su máximo esfuerzo al revisar cada accidente y cada apelación para hacer una clasificación justa y con equidad. La VSB comunicará la decisión sobre la apelación al supervisor del conductor y al representante del departamento de Recursos Humanos.

    4.23.13 Apelación para reintegrar los privilegios de conducción

    La VSB revisará las solicitudes de reintegración de los privilegios de conducción sobre la base de caso a caso.

    4.23.14 Formularios y otros documentos

    Los siguientes documentos están en el capítulo 7, “Formularios”, de este manual.