Capítulo 2: Pautas generales
    Notas al pie de página

    2.6 Cómo actuar ante un incidente y cómo informar

    Un incidente puede ser cualquier acontecimiento no planificado que resulte en lesiones en alguna persona, o daños a propiedades, a equipos o al medio ambiente, incluyendo los casi incidentes. Los incidentes pueden ser producto de catástrofes naturales como terremotos, tormentas o inundaciones; o de cosas tales como incendios, problemas estructurales, fallas de los equipos o inobservancia de las normas de seguridad. Los incidentes pueden afectar a los empleados, voluntarios o miembros de la Iglesia, o a visitantes. Es importante planificar cómo reaccionar ante incidentes, sea cual fuere su causa. En esta sección se presentan los procedimientos recomendados para actuar ante los incidentes e informarlos.

    2.6.1 Cómo investigar un incidente y cómo informar

    Los empleados deben dar cuenta al supervisor de todo incidente relacionado con el trabajo, sin tomar en cuenta su grado de importancia.

    Los supervisores deben investigar todo incidente para determinar las causas. Por lo general, los incidentes se producen a partir de una o más causas, y la eliminación de aunque sea una de ellas puede prevenir otro incidente. Se puede utilizar un formulario de Informe de incidente (véase el capítulo 7) para recoger información antes de que el supervisor complete el informe en línea en incidents.churchofjesuschrist.org. Asegúrese de salvaguardar el lugar del hecho; tome fotografías, así como cualquier video de vigilancia; recabe declaraciones de testigos y documente toda recomendación y medida correctiva. Ese formulario también se usa para informar las lesiones que sufran las personas que no sean empleados en inmuebles de la Iglesia o durante operaciones de esta (para conocer más detalles, véase Incidentes o lesiones que afecten a personas que no sean empleados, que está a continuación). Se debe utilizar el mismo portal en línea incidents.churchofjesuschrist.org para informar de todos los incidentes relacionados con accidentes con vehículos motorizados o daños sufridos por estos. Además, el conductor debe llenar un Formulario de informe de accidente de tránsito e intercambio de datos (véase el capítulo 7). Es posible que en algunos tipos de incidentes se deba llenar más de un informe.

    Por lo general, los incidentes pueden clasificarse según las siguientes cinco categorías:

    2.6.2 Requerimientos de informes OSHA en EE. UU.

    (La siguiente sección se aplica solo a las operaciones ubicadas dentro de los Estados Unidos y sus territorios).

    En los casos de lesiones relacionadas con la actividad laboral, OSHA (Occupational Safety and Health Administration [La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional]) exige que se informe de los incidentes dentro de los siguientes intervalos de tiempo:

    • Todos los decesos en actividad laboral han de informarse en el intervalo de 8 horas

    • Todas las hospitalizaciones de pacientes, amputaciones o pérdidas de un ojo relacionados con la actividad laboral deben informarse en el plazo de 24 horas.

    Los siguientes incidentes deben registrarse en un formulario 300 de OSHA en el plazo de siete días calendario luego de su ocurrencia, si se halla que están relacionados con el trabajo y se ha informado de ello a la supervisión. Solicite el formulario al gerente o al coordinador de seguridad, salubridad y medio ambiente, o a la División de administración de riesgos.

    Nota: Las agencias de seguridad y salubridad del estado pueden tener requerimientos más restrictivos de informes, como en el caso de que un incidente resulte en lo siguiente:

    • Pérdida de conocimiento

    • Limitación en la actividad laboral o traslado a otro puesto

    • Atención médica que exceda los primeros auxilios

    2.6.3 Lesiones y enfermedades relacionadas con el empleo

    Los gerentes o los supervisores deben investigar todo incidente para determinar las causas. Por lo general, los incidentes se producen a partir de una o más causas, y la eliminación de aunque sea una de ellas puede prevenir otro incidente. Entreviste a testigos y al empleado que está lesionado o enfermo, y registre o informe de todos sus hallazgos. Entregue copias a los gerentes pertinentes (al gerente o coordinador de seguridad y salubridad y al director del comité de seguridad y salubridad), y archive una copia en la carpeta del empleado.

    Lesiones y enfermedades menores que no requieren tratamiento médico fuera de las instalaciones

    Lesiones y enfermedades menores que requieren tratamiento médico fuera de las instalaciones

    Lesiones y enfermedades graves

    En los casos de lesiones y enfermedades graves que requieren tratamiento médico más allá de los primeros auxilios, los gerentes y supervisores deben:

    • Notificar de inmediato sobre el incidente a la gerencia correspondiente (entre otros, al gerente o coordinador de seguridad y salubridad y al director del comité de seguridad y salubridad). El gerente o coordinador de seguridad y salubridad, trabajando directamente con la División de administración de riesgos, informará del incidente, según corresponda, a la administración local de seguridad y salubridad dentro del plazo estipulado (pueden ser ocho horas o menos) tras ocurrir el incidente. El informe debe describir las circunstancias y la gravedad de las lesiones o enfermedades.

    • Asegúrese de que el equipo de investigación complete los pasos enumerados bajo “Lesiones y enfermedades menores” y que ingrese la información requerida en incidents.churchofjesuschrist.org. Si resultara práctico, la División de administración de riesgos ayudará a efectuar una investigación de las causas del incidente. Se deberá incluir en el equipo que realice la investigación al supervisor de la(s) persona(s) lesionada(s), así como a un representante del comité de seguridad y salubridad.

    Fallecimientos o probables decesos

    En caso de que el incidente provoque alguna muerte o haya probabilidad de un fallecimiento posterior, los gerentes y supervisores deben:

    • Asegurar que no se mueva el equipo relacionado con el incidente que haya resultado en un fallecimiento inmediato hasta que la agencia reguladora local conceda autorización para ello. No obstante, se puede mover el equipo si fuera necesario para evitar más incidentes o retirar a la víctima.

    • Ingrese prontamente la información requerida en incidents.churchofjesuschrist.org.

    2.6.4 Casi incidentes

    Un casi incidente es cualquier riesgo o acontecimiento no planificado en el que haya habido posibilidad de lesiones o de daño a inmuebles. Los supervisores deben investigar las causas, registrar lo ocurrido y tomar medidas correctivas para evitar futuros incidentes. Los supervisores pueden valerse de incidents.churchofjesuschrist.org, formularios de Informe de incidentes o formularios de Informes de riesgos (véase el capítulo 7) para registrar el incidente o el riesgo.

    2.6.5 Incidentes o lesiones que afectan a personas que no son empleados

    • Cuando personas que no son empleados —tales como voluntarios, miembros, visitantes o clientes— visiten o hagan uso de instalaciones o servicios de la Iglesia y se vean involucrados en un incidente o en lesiones, el gerente o el supervisor de la unidad operativa local, o de la instalación, deben seguir estos procedimientos.

    • Cuando se produzca algún incidente o lesión, llame a un servicio médico de emergencias de inmediato o brinde atención de primeros auxilios sin demora, según corresponda. Solo brinde atención de primeros auxilios de acuerdo con el nivel de capacitación que usted tenga. No indique tratamiento médico adicional a quienes no sean empleados.

    • En caso de fallecimiento, lesiones graves o posibilidad de acciones legales, comuníquese de inmediato con la División de administración de riesgos, al teléfono 1-801-240-4049 o 1-866-LDS-RISK, o ingrese prontamente la información requerida en incidents.churchofjesuschrist.org.

    • Demuestre empatía y preocupación.

      • Pregunte de modo específico qué y cómo ocurrió.

      • Pregunte sobre el grado de gravedad de las lesiones.

      • Preste atención a las condiciones del entorno.

    • No admita la culpa ni haga declaraciones sobre ninguna falla, error ni negligencia relacionado con el inmueble ni los servicios.

    • No haga ningún compromiso económico por parte de la Iglesia.

    • Reúna las evidencias iniciales, tales como los nombres de los testigos, sus números de teléfono, direcciones y sus relatos de lo que aconteció. Junte los videos de vigilancia, si los hubiere.

      • Tome fotografías del lugar del incidente y de todo objeto que según se alegue haya causado lesiones o daños a propiedades.

      • Preserve cualquier evidencia física para inspecciones posteriores.

      • Evite especular o emitir opiniones. Recabe declaraciones descriptivas y basadas en los hechos de los testigos o de otras personas que conozcan algún aspecto del incidente. Utilice el formulario Anexo del Informe de incidentes — Declaraciones (véase el capítulo 7).

    • Haga el informe en línea valiéndose del portal de Informes mundiales de accidentes en incidents.churchofjesuschrist.org. Esto requiere de una cuenta LDS Account. Si usted no tiene acceso en línea, puede completar el Informe de incidentes manualmente (véase el capítulo 7). En caso de utilizar una versión en papel del Informe de incidentes, incluya las declaraciones de los testigos, y envíelo inmediatamente a su representante de seguridad y salubridad de la División de administración de riesgos. Conserve una copia para los registros locales.

    2.6.6 Programa de Asistencia Médica para Actividades de la Iglesia

    (La siguiente sección se aplica solo a las operaciones ubicadas dentro de los Estados Unidos y Canadá).

    Cuando un incidente cause lesiones a alguien que participe en una actividad de la Iglesia o que sirva en una asignación de servicio a la Iglesia, es posible que dicha persona reúna los requisitos para ser beneficiaria del seguro para actividades de la Iglesia (CAMA, por sus siglas en inglés).

    • CAMA no es un seguro de responsabilidad general, ni de indemnizaciones laborales, ni de riesgos en instalaciones; está disponible sin perjuicio de la causa, aunque es de responsabilidad secundaria ante cualquier otro seguro.

    • Se espera que las personas tengan su propio seguro médico y de responsabilidad civil (véase el Manual 2: Administración de la Iglesia, 2010, 13.6.9).

    • Si usted cree que CAMA pueda aplicarse a las personas, anímelas a ponerse en contacto con su líder eclesiástico local para solicitar ingreso en CAMA.

    • El manual actual del CAMA contiene detalles sobre la cobertura, las limitaciones y las excepciones específicas del programa.

    • La entidad administradora del programa CAMA es Deseret Mutual Benefit Administrators (DMBA). En caso de preguntas sobre el CAMA, llame a DMBA al número telefónico 801-578-5650 (llamadas locales) o 1-800-777-1647 (llamadas gratuitas), escriba por correo electrónico a churchactivity@dmba.com, o vaya al sitio web dmba.com/churchactivity.