Seminario
Unidad 27: Día 1, Doctrina y Convenios 124:1–83
Notas al pie de página
Tema

Unidad 27: Día 1

Doctrina y Convenios 124:1–83

Introducción

Durante el invierno de 1838–1839, los santos huyeron de Misuri y se establecieron en Illinois, a orillas del río Misisipí. Allí comenzaron a edificar una ciudad en la zona de un pequeño poblado llamado Commerce. Tras las persecuciones y adversidades que habían experimentado, ahora los santos tenían un lugar donde podían congregarse y edificar una ciudad en paz. Ellos establecieron su comunidad y la llamaron Nauvoo. Cuando el profeta José Smith recibió la revelación registrada en Doctrina y Convenios 124, el 19 de enero de 1841, los santos ya llevaban casi dos años viviendo en Nauvoo, Illinois. En esa revelación, el Señor mandó a los santos edificar un templo y les explicó las bendiciones que estarían a su alcance si eran diligentes en su edificación.

Doctrina y Convenios 124:1-41, 56–83

El Señor manda a los santos edificar un templo y una casa para alojar a quienes visitaran Nauvoo

¿Qué cosa has logrado que haya requerido una gran cantidad de tiempo, esfuerzo y sacrificio de tu parte? ¿Por qué valió la pena el tiempo, el esfuerzo y el sacrificio que te demandó?

El Señor empezó la revelación de Doctrina y Convenios 124 mandando escribir una proclamación a los gobernantes de la tierra acerca de la restauración del Evangelio (véase D. y C. 124:1–14). En cumplimiento de este mandato, el Cuórum de los Doce Apóstoles publicó una proclamación el 6 de abril de 1845, que comenzaba así:

Nauvoo Illinois Temple. Baptistry

Pila bautismal del templo

“Se hace saber:

“Que el Reino de Dios ha venido, tal como fue predicho por antiguos profetas y conforme a las oraciones en todas las épocas, aun ese reino que llenará toda la tierra y permanecerá para siempre” (en James R. Clark, compilación, Messages of the First Presidency of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 6 tomos, 1965–1975, tomo I, pág. 253).

Ciento treinta años más tarde, el presidente Ezra Taft Benson, que para ese entonces era el Presidente del Cuórum de los Doce Apóstoles, dio un discurso en la conferencia general, en el que reafirmó el mensaje de esa proclamación (véase “Nuestro mensaje”, Liahona, febrero de 1976, pág. 24).

Además de mandar que se escribiera una proclamación, el Señor dio un mandamiento a los santos que demandaría un gran sacrificio de su parte. Lee Doctrina y Convenios 124:25–27 para saber lo que el Señor les pidió a los santos de Nauvoo que hicieran.

¿Qué quería el Señor que los santos usaran para construir el templo?

Para cuando los santos se habían establecido en Nauvoo, Illinois, muchos habían perdido casi todas sus propiedades y posesiones. Medita en cómo el obedecer el mandamiento de edificar otro templo debe haber requerido fe y sacrificio de parte de los santos.

Lee Doctrina y Convenios 124:28 y busca la razón que dio el Señor por la que los santos debían edificar un templo. Marca lo que encuentres en tu ejemplar de las Escrituras.

Smith, Joseph Fielding (1876-1972)

El presidente Joseph Fielding Smith enseñó lo siguiente acerca de “la plenitud del Evangelio”: “Todo hombre que es fiel y está dispuesto a recibir estas ordenanzas y bendiciones obtiene una plenitud del sacerdocio, y el Señor ha dicho que El ‘los hace iguales en poder, en fuerza y en dominio’ [D. y C. 76:95; véase también D. y C. 88:107]… el Señor ha dispuesto que todo varón en esta Iglesia, por medio de su obediencia, reciba la plenitud del sacerdocio mediante las ordenanzas del templo del Señor. Esto no se puede recibir en ningún otro lugar” (Doctrina de Salvación, compilación de Bruce R. McConkie, tres tomos, 1978–1979, tomo III, pág.125).

Todos los miembros de la Iglesia, tanto hombres como mujeres, pueden recibir la plenitud de las bendiciones del sacerdocio al recibir todas las ordenanzas del templo. Mediante esas ordenanzas tenemos acceso a todas las bendiciones que el Padre Celestial desea dar a Sus hijos. La restauración de las ordenanzas y los convenios del templo comenzó en el Templo de Kirtland, pero no se completó allí. La edificación de un templo en Nauvoo permitiría que continuara la restauración de las ordenanzas y los convenios del templo (véase D. y C. 124:28, 40–41).

  1. Pencil Icon
    Lee los primeros dos párrafos que aparecen bajo la entrada “Ordenanzas” en la Guía para el Estudio de las Escrituras (escrituras.lds.org) o en Leales a la Fe: Una referencia del Evangelio, 2004, págs. 134–135. Responde la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿Qué es una ordenanza?

Algunas ordenanzas son esenciales para la exaltación, y muchas de esas ordenanzas salvadoras solo pueden efectuarse en los templos. Lee Doctrina y Convenios 124:29 y encuentra una de esas ordenanzas esenciales del templo que el Señor indicó que era necesario restaurar.

El 15 de agosto de 1840, el profeta José Smith enseñó por primera vez que los santos podían efectuar ordenanzas salvadoras, como el bautismo, en favor de sus amigos y familiares fallecidos que no habían tenido la oportunidad de recibir el Evangelio (véase Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 429; véase también 1 Corintios 15:29). Tras ese anuncio, se efectuaron muchos bautismos por los muertos en el río Misisipí o en otras corrientes de agua cercanas.

Lee Doctrina y Convenios 124:30–34 y busca la instrucción del Señor tocante al lugar donde esas ordenanzas deben efectuarse a fin de que sean aceptables ante Él.

Aun cuando el Señor indicó que la ordenanza del bautismo por los muertos debía administrarse en el templo, ¿por qué permitió a los santos efectuar los bautismos temporalmente fuera del templo?

Joseph Smith at the Nauvoo Temple

Luego que José Smith recibió la revelación que se encuentra en Doctrina y Convenios 124, la construcción del templo de Nauvoo progresó rápidamente. El 3 de octubre de 1841, cuando se concluyó la excavación del sótano del templo, José Smith dijo a los santos: “No habrá más bautismos por los muertos hasta que se pueda efectuar la ordenanza en la Casa del Señor … Así lo dice el Señor” (Enseñanzas: José Smith, pág. 469). El 21 de noviembre de 1841, habiéndose construido una pila bautismal provisional en el sótano del Templo de Nauvoo, y una vez dedicada, se continuó con los bautismos por los muertos (véase La historia de la Iglesia en el cumplimiento de los tiempos, segunda edición, Manual del Sistema Educativo de la Iglesia, 2003, págs. 275–276; véase también Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, págs. 499–501).

Nauvoo Illinois Temple

En Doctrina y Convenios 124 se enseña la siguiente verdad: El templo es el único lugar donde podemos obtener la plenitud de las ordenanzas del sacerdocio para la redención de los vivos y los muertos.

  1. Pencil Icon
    En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe cómo crees que esa verdad haya motivado a los santos a hacer los sacrificios necesarios para edificar un templo en Nauvoo.

Monson, Thomas S.

Marca las palabras y frases que te llamen la atención en la siguiente enseñanza del presidente Thomas S. Monson sobre la importancia de esa verdad acerca del templo: “Aquellos que comprenden las bendiciones eternas que se reciben mediante el templo saben que ningún sacrificio es demasiado grande, ningún precio demasiado caro ni ningún esfuerzo demasiado difícil para recibir esas bendiciones. Nunca es demasiada la distancia que hay que viajar, demasiados obstáculos que sobrellevar ni demasiada incomodidad que soportar. Entienden que las ordenanzas salvadoras que se reciben en el templo y que nos permiten regresar algún día a nuestro Padre Celestial en una relación familiar eterna, y ser investidos con bendiciones y poder de lo alto, merecen todo sacrificio y todo esfuerzo” (“El Santo Templo: Un faro para el mundo”, Liahona, mayo de 2011, pág. 92).

  1. Pencil Icon
    Escribe unas líneas en tu diario de estudio de las Escrituras para describir por qué es importante para ti recibir las ordenanzas del templo.

Medita en lo que estás haciendo para prepararte para entrar dignamente en el templo y recibir la plenitud de las ordenanzas del sacerdocio para ti. Escribe en tu diario personal o en una hoja de papel lo que sientes que debes hacer ahora para merecer recibir las ordenanzas del templo.

Lee Doctrina y Convenios 124:38–41 y busca el porqué el Señor mandó a Moisés edificar un tabernáculo en el desierto y por qué mandó a Su pueblo que edificara un templo en la tierra prometida.

Observa desde qué épocas, de acuerdo con estos versículos, se han venido efectuando las ordenanzas salvadoras del templo.

  1. Pencil Icon
    Imagínate que una de tus amistades te hace las siguientes preguntas, y respóndelas en tu diario de estudio de la Escrituras:

    1. ¿Por qué la Iglesia edifica templos?

    2. ¿Por qué es importante el templo para ti?

En Doctrina y Convenios 124:22–24, 56–83, el Señor también mandó a los santos construir otra estructura llamada el Mesón de Nauvoo, donde pudieran alojarse quienes visitaran Nauvoo.

Esta edificación se construyó sobre parte de los cimientos del inconcluso Mesón de Nauvoo.

Doctrina y Convenios 124:42–55

El Señor explica lo que acontecerá si los santos obedecen el mandamiento de edificar un templo

Lee Doctrina y Convenios 124:42–45 y encuentra lo que el Señor dijo que ocurriría si los santos edificaban el templo en Nauvoo, Illinois, y escuchaban Su voz y la voz de Sus siervos.

En Doctrina y Convenios 124:46–54, el Señor explicó lo que sucedería si los santos edificaban el templo pero luego no escuchaban Su voz ni la de Sus siervos. También explicó que Él aceptaría los esfuerzos de los santos por cumplir con la obra del Señor (incluso la edificación de templos) aun si la persecución les impedía hacerlo.

Lee Doctrina y Convenios 124:55 y busca lo que el Señor declaró que los santos le probarían a Él al obedecer Su mandamiento de edificar el Templo de Nauvoo.

De acuerdo con el versículo 55, ¿qué le probamos al Señor cuando obedecemos Sus mandamientos?

Podrías escribir el siguiente principio en tus Escrituras junto al versículo 55: Al obedecer los mandamientos del Señor, probamos nuestra fidelidad.

  1. Pencil Icon
    Medita en las ocasiones en que has obedecido un mandamiento por el deseo de ser leal y fiel al Padre Celestial y al Salvador. En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe sobre alguna de esas experiencias, y cómo te sientes al demostrarle al Señor tu lealtad y fidelidad.

De acuerdo con Doctrina y Convenios 124:55, ¿qué otras bendiciones prometió el Señor a los santos si edificaban un templo en Nauvoo?

  1. Pencil Icon
    Las bendiciones de honra, inmortalidad y vida eterna que se prometen en el versículo 55 son de naturaleza eterna. En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe por qué piensas que es importante entender que es posible que algunas de las bendiciones que recibiremos por nuestra fidelidad al Señor no sean inmediatas.

Desafíate a ti mismo a probar tu fidelidad a Dios obedeciendo fielmente Sus mandamientos.

  1. Pencil Icon
    Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

    He estudiado Doctrina y Convenios 124:1–83 y he terminado esta lección el (fecha).

    Preguntas adicionales, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con mi maestro: