Seminario
Unidad 20: Día 3, Doctrina y Convenios 94–96
Notas al pie de página
Tema

Unidad 20: Día 3

Doctrina y Convenios 94–96

Introducción

El Señor dio la revelación registrada en Doctrina y Convenios 94 el 2 de agosto de 1833, dando instrucciones a los santos de ordenar la ciudad de Kirtland, Ohio, según el modelo de Sion en Misuri. El Señor también mandó a los santos edificar una casa (un edificio administrativo de la Iglesia) para la Primera Presidencia y una casa para imprimir, además del templo, que previamente había mandado edificar. Dos meses antes, el 1º de junio de 1833, el profeta José Smith había recibido la revelación registrada en Doctrina y Convenios 95, en la que el Señor reprendió a los santos por demorar la construcción del templo. Doctrina y Convenios 96 contiene la instrucción del Señor de nombrar a Newel K. Whitney para “[hacerse] cargo” (D. y C. 96:2) de la propiedad sobre la que se construiría el Templo de Kirtland.

Doctrina y Convenios 94

El Señor manda a los santos que construyan dos casas y reafirma la necesidad de construir el templo

Kirtland and the First Temple

Imagínate que tienes la oportunidad de viajar por un país en el cual hay muchas ciudades. Al viajar, te das cuenta que en el centro de cada ciudad hay un estadio deportivo. ¿Qué te sugeriría eso acerca de las personas de ese país?

Si tuvieras que diseñar una gran ciudad, ¿qué colocarías en el centro de ella? ¿Por qué?

Lee Doctrina y Convenios 94:1–2 y averigua cómo mandó el Señor que se diseñara la ciudad de la estaca de Sion en Kirtland, Ohio.

¿Qué dice eso en cuanto a la importancia del templo para el Señor?

Lee Doctrina y Convenios 94:3, 10 y descubre las otras dos edificaciones que el Señor mandó que los santos construyeran en Kirtland.

El mandamiento de construir esas edificaciones pone de relieve la importancia que el Señor concede a las ordenanzas del templo, la obra de la Primera Presidencia de obtener revelaciones y cuidar de la Iglesia, y la obra de publicar las Escrituras y las otras publicaciones que el Señor manda.

Lee Doctrina y Convenios 94:6–8, 12 y busca frases que comuniquen el carácter sagrado de esos edificios.

El Señor mandó a Hyrum Smith, a Reynolds Cahoon y a Jared Carter que formaran un comité de construcción para los edificios mencionados en esta revelación (véase D. y C. 94:13–17).

Lee Doctrina y Convenios 94:16 y fíjate en lo que el Señor les dijo a los santos en cuanto a la construcción de la casa para la Primera Presidencia y la de la imprenta.

Medita en por qué era importante que el templo se construyera antes de los otros dos edificios. ¿Qué nos enseña esto en cuanto a la importancia de los templos?

Doctrina y Convenios 95

El Señor reprende a Su pueblo por demorar la construcción del templo

La primera vez que el Señor dio el mandamiento de edificar el Templo de Kirtland fue en Doctrina y Convenios 88:119, que fue registrada entre el 27 y 28 de diciembre de 1832.

Revisa la introducción de Doctrina y Convenios 95 para conocer la fecha en que se recibió esa revelación. ¿Aproximadamente cuánto tiempo transcurrió entre esas dos fechas?

En ese lapso de tiempo, los líderes de la Iglesia habían comprado propiedades en Kirtland donde poder construir el templo. Sin embargo, para el 1º de junio de 1833, los santos no habían comenzado a edificar el templo; ni siquiera habían preparado los cimientos.

Lee Doctrina y Convenios 95:1–3 y observa lo que el Señor les dijo a los santos con respecto a su demora en edificar el templo.

Consulta el versículo 1 para completar la siguiente declaración: Dios disciplina .

Fatherhood

Disciplinar significa corregir. En el versículo 1, podrías marcar las razones por las que Dios disciplina a quienes ama.

Piensa en la forma típica en que reaccionas cuando se te disciplina o corrige. Mientras lees la siguiente narración, presta atención a la manera en que algunos hermanos reaccionaron a la disciplina del Señor:

Después que el profeta José Smith recibió la revelación registrada en Doctrina y Convenios 95, los líderes de la Iglesia celebraron una conferencia para hablar acerca de la construcción del templo. “Algunos estaban a favor de construir una casa con armazón de madera, pero otros eran de la opinión de edificar una casa de troncos. José les recordó que no iban a construir una casa para una persona, sino para Dios, y ‘hermanos’, dijo él, ‘para nuestro Dios, ¿hemos de construir una casa de troncos? No, yo tengo un plan mejor que eso. Tengo el plano de la Casa del Señor, dado por Él mismo; y pronto verán en ello la diferencia entre nuestros planes y Su idea de las cosas” (Lucy Mack Smith, History of Joseph Smith by His Mother, editado por Preston Nibley, 1958, pág. 230). Una vez que el Profeta explicó el modelo entero del templo, todos los hermanos estaban entusiasmados. Fueron hasta el terreno de construcción, retiraron un cercado y limpiaron el terreno que había sido previamente plantado con trigo por la familia Smith. Luego que retiraron el grano, Hyrum Smith “comenzó a excavar una zanja para los cimientos, habiendo declarado que él sería el primero en poner manos a la obra del templo” (Lucy Mack Smith, History of Joseph Smith, pág. 231).

  1. Pencil Icon
    Escribe en tu diario de estudio de las Escrituras lo que puedes aprender de estos hermanos en cuanto a cómo reaccionar a la corrección y a la disciplina. Escribe, además, sobre alguna ocasión en que se te disciplinó y tu reacción fue la de tratar de mejorar.

Fíjate que el Señor describió la demora de los santos en construir el templo como “un pecado muy grave” (D. y C. 95:3). ¿Por qué crees que el Señor consideraba la demora en edificar el templo como un pecado muy grave? Escudriña Doctrina y Convenios 95:6 para que veas con qué comparó el Señor este pecado muy grave.

Considera cómo el ignorar los mandamientos del Señor, en particular el de edificar un templo, es como andar en tinieblas al mediodía.

Lee Doctrina y Convenios 95:4, 8–9 y busca las razones por las que el Señor mandó a los santos edificar el Templo de Kirtland. (La frase “a fin de que realice mi obra extraña” [D. y C. 95:4] se refiere a la obra del Señor en los últimos días y cómo las personas que no creen en la revelación, las visitaciones celestiales y otros temas espirituales pueden considerar la Restauración del Evangelio como algo extraño).

De estos versículos aprendemos que en los templos, el Señor prepara a Sus siervos para hacer Su obra y los inviste con poder.

La palabra investir significa conferir un don a alguien. Ser investido en el templo significa recibir poder y conocimiento espirituales. En el Templo de Kirtland, el Señor restauraría las llaves del sacerdocio esenciales para efectuar las ordenanzas de salvación que hoy en día podemos recibir solo en los templos: la investidura del templo y el sellamiento del templo (véase D. y C. 110).

Monson, Thomas S.

El presidente Thomas S. Monson habló acerca de la importancia de recibir esas bendiciones del templo: “No es sino hasta que hayan entrado en la Casa del Señor, y hayan recibido todas las bendiciones que les esperan allí, que ustedes habrán obtenido todo lo que la Iglesia tiene para ofrecerles. Las bendiciones supremas y de fundamental importancia del ser miembros de la Iglesia son las bendiciones que recibimos en los templos de Dios” (véase “El Santo Templo: Un faro para el mundo”, Liahona, mayo de 2011, pág. 93).

  1. Pencil Icon
    Escribe en tu diario de estudio de las Escrituras acerca de algunas cosas que puedes hacer ahora para prepararte para recibir las ordenanzas y bendiciones del templo.

Edificar el Templo de Kirtland fue una tarea de enormes proporciones para los santos. A comienzos de 1833, había menos de 200 miembros de la Iglesia en Ohio, y la mayoría eran muy pobres. Lee Doctrina y Convenios 95:11–12 y ve lo que prometió el Señor si los santos guardaban Sus mandamientos.

Los santos en Ohio procedieron con fe en la promesa del Señor y construyeron el templo. En Doctrina y Convenios 95:11, aprendemos que si guardamos los mandamientos, tendremos poder para hacer lo que el Señor nos pida. Si lo deseas, anota ese principio en el margen de tu ejemplar de las Escrituras.

  1. Pencil Icon
    Responde las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

    1. ¿Cuáles serían algunas situaciones que se te pudieran presentar en las que puedas poner en práctica este principio?

    2. ¿Cuándo has sentido que has recibido la ayuda del Señor para hacer algo debido a que habías guardado los mandamientos?

Fíjate en la frase “el amor del Padre no permanecerá con vosotros” en Doctrina y Convenios 95:12. Cuando no obedecemos los mandamientos del Evangelio, perdemos bendiciones tales como luz y conocimiento, que son frutos del amor del Padre para todos los que demuestran su amor por Él mediante la obediencia.

En Doctrina y Convenios 95:13–17, leemos que el Señor dio instrucciones a los hermanos en cuanto a las dimensiones y las funciones de salones específicos del Templo de Kirtland. Lee el versículo 14, y busca una manera que indicó el Señor por la cual cumpliría Su promesa de dar poder a Su pueblo para edificar el templo.

Los tres hombres a quienes el Señor prometió mostrar cómo edificar el templo eran los de la Primera Presidencia. La siguiente información te ayudará a ver cómo se cumplió esa promesa:

José Smith, Sidney Rigdon y Frederick G. Williams oraron juntos y vieron el templo en una visión. Luego de contemplar detalladamente el exterior, “el edificio pareció aproximarse” y ellos vieron el interior del edificio como si realmente estuvieran dentro del mismo (véase Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 287). Posteriormente, cuando el templo estaba casi terminado, Frederick G. Williams dijo que se veía idéntico, hasta en el detalle más mínimo, al modelo que había visto en visión, y que no podía notar diferencia alguna.

Doctrina y Convenios 96

Se designa a Newel K. Whitney para encargarse de la propiedad del templo para la Iglesia

En Doctrina y Convenios 96, leemos que el Señor mandó que el obispo Newel K. Whitney se encargara de la propiedad sobre la cual se construiría el templo. El Señor también mandó al obispo Whitney que dividiera la propiedad en solares para aquellos que procuraban una heredad. Algunos de los solares fueron designados para los líderes de la Iglesia responsables de la publicación de las revelaciones. Recibir esa heredad les ayudaba a dedicar su tiempo a hacer la obra del Señor. Lee Doctrina y Convenios 96:4–5 y determina cómo la publicación de la palabra de Dios ayudaría a los santos.

En esta revelación, el Señor también mandó que John Johnson fuese admitido como miembro de la Firma Unida, la cual supervisaba las operaciones financieras, comerciales y de publicación de la Iglesia.

  1. Pencil Icon
    Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

    He estudiado Doctrina y Convenios 94–96 y he terminado esta lección el (fecha).

    Preguntas adicionales, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con mi maestro: