Seminario
Unidad 5: Día 4, Doctrina y Convenios 19:23–41
Notas al pie de página
Tema

Unidad 5: Día 4

Doctrina y Convenios 19:23–41

Introducción

En la introducción de la clase pasada, aprendiste que a fin de garantizar el pago a E. B. Grandin por la impresión del Libro de Mormón, Martin Harris firmó un contrato hipotecario con su granja como aval. En la segunda parte de esta revelación dirigida a Martin Harris, Doctrina y Convenios 19:23–41, el Señor lo exhortó a dar de sus bienes liberalmente para imprimir el Libro de Mormón. Finalmente, Martin vendió unas 61 hectáreas de la granja a fin de solventar los costos de la impresión.

Doctrina y Convenios 19:23–24

El Salvador testifica que la paz llega al aprender de Él

¿En qué ocasión has tenido que hacer algo difícil que sabías que era correcto, pero estabas inseguro o nervioso en cuanto a cómo resultarían las cosas? (Por ejemplo, quizás hayas sentido la necesidad de apartarte de algunos amigos porque estos ejercían una mala influencia en ti). ¿Qué te ayudó a tener la fe para hacer lo que sabías que era correcto aun cuando era difícil?

  1. Pencil Icon
    Responde las siguientes preguntas en tu diario de estudio de las Escrituras:

    1. ¿Qué cosas difíciles se te ha pedido hacer o se te podría pedir hacer alguna vez por ser miembro de la Iglesia? ¿Por qué fueron o serían difíciles de hacer para ti?

    2. ¿Cambiarían tus sentimientos y tu reacción según la persona que te pida hacer aquello que es difícil? ¿Por qué sí, o por qué no?

Lee el encabezamiento de Doctrina y Convenios 19 y marca quién fue el que dio el mandamiento a Martin Harris en esta revelación. Si estuvieras en el lugar de Martin, ¿de qué manera te ayudaría saber que ese mandamiento provenía de Dios?

Martin Harris temía perder la granja debido a los problemas que surgieron durante la impresión del Libro de Mormón. El Señor respondió a las preocupaciones de Martin al revelar algunas cosas que este debía hacer y otras que necesitaba saber. Lee Doctrina y Convenios 19:23 y marca la promesa del Salvador a Martin Harris. (Doctrina y Convenios 19:23 es un pasaje del Dominio de las Escrituras). Quizás desees escribir el siguiente principio en tu diario de estudio de las Escrituras: Si aprendemos de Cristo, escuchamos Sus palabras y caminamos en la mansedumbre de Su Espíritu, tendremos paz.

  1. Pencil Icon
    Responde la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿En qué oportunidades has sentido la paz que se promete en ese principio al haber, por ejemplo, estudiado las Escrituras, escuchado discursos de la conferencia general y otras reuniones de la Iglesia, y meditado en las bendiciones del Evangelio?

Lee Doctrina y Convenios 19:24 para determinar lo que Martin Harris aprendió sobre Jesucristo. Medita en el modo en que aprender eso podría ayudarte a sentir paz cuando se te pida hacer algo difícil para el Señor.

Book Icon
Dominio de las Escrituras: Doctrina y Convenios 19:23

  1. Pencil Icon
    Para memorizar este pasaje del Dominio de las Escrituras, escribe las letras A, B, C y D en tu diario de estudio de las Escrituras. Luego lee Doctrina y Convenios 19:23 tantas veces como puedas en dos minutos. Cuando se cumpla el tiempo, cierra las Escrituras y enumera junto a las letras de la A a la C las tres cosas que debemos hacer. Después, junto a la letra D, escribe lo que el Señor prometió que obtendremos si hacemos dichas cosas.

Doctrina y Convenios 19:25–35

El Señor manda a Martin Harris que venda sus bienes para pagar la impresión del Libro de Mormón

Después de prometer paz a Martin Harris a condición de que este aprendiera del Salvador y escuchara Sus palabras, el Señor le dio más mandamientos y consejo. Lee Doctrina y Convenios 19:26 para determinar lo que el Señor mandó a Martin Harris que hiciera (Martin vendió unas 61 hectáreas de su granja, lo cual posibilitó la impresión del Libro de Mormón).

Martin Harris Farm, The

Lee detenidamente Doctrina y Convenios 19:25–35 en busca de los mandamientos y el consejo que el Señor dio a Martin Harris. Al leer, busca y considera marcar las frases “te mando”, “no codiciar”, “ni atentar”, “que ores”, “declararás”, “lo harás”, “de dogmas no hablarás”, “declararás” ·y “te sobrevendrá”.

El Señor se preocupaba por Martin Harris y le dio mandamientos específicos para sus circunstancias particulares. No tenemos suficiente información como para comprender por qué se dieron a Martin Harris ciertos mandamientos. No obstante, el Señor dejó en claro lo que ocurriría si Martin no los obedecía. Lee Doctrina y Convenios 19:33 y determina lo que el Señor dijo que sucedería si Martin “[despreciaba esos] consejos”. En este contexto, la palabra despreciar significa hacer caso omiso de algo porque se considera insignificante o de poca importancia. Tal vez desees escribir la definición en tus Escrituras cerca de la palabra desprecias.

  1. Pencil Icon
    Piensa en algunos de los mandamientos y consejos que has recibido del Señor mediante la palabra de los apóstoles y profetas, de las bendiciones del sacerdocio (incluso tu bendición patriarcal, si la has recibido) y de los líderes del sacerdocio. En tu diario de estudio de las Escrituras, escribe por qué es importante seguir esas guías.

Nelson, Russell M.

El élder Russell M. Nelson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, dio el siguiente consejo: “[Guarden] todos los mandamientos de Dios, sabiendo que se dan para bendecir a Sus hijos y brindarles gozo… se encontrarán con personas que escogerán cuáles mandamientos guardarán e ignorarán otros que han escogido desobedecer. A ese enfoque lo llamo el ‘bufet de la obediencia’. Esa práctica de seleccionar y escoger qué obedecer no funcionará; los conducirá al sufrimiento. Al prepararse para comparecer ante Dios, uno guarda todos Sus mandamientos. Requiere fe el obedecerlos, y el guardar Sus mandamientos fortalecerá esa fe” (véase “Afrontar el futuro con fe”, Liahona, mayo de 2011, págs. 34–35).

Considera si tienes la tendencia a despreciar o hacer caso omiso de alguno de los mandamientos que el Señor te ha dado y si existe alguno en particular que podrías obedecer con mayor dedicación.

Doctrina y Convenios 19:36–41

El Señor aconseja a Martin Harris en lo concerniente a su ministerio

Al igual que Martin Harris, todos hemos de decidir si someteremos nuestra voluntad a la del Padre, aun cuando lo que Él nos pide sea difícil. El presidente Thomas S. Monson compartió el siguiente relato sobre un joven que debía decidir si sometería su voluntad a la del Padre o no. Lee la primera parte del relato y compara la experiencia del joven con la de Martin Harris.

Monson, Thomas S.

“José García [era] de México. Nacido en la pobreza, pero nutrido en la fe, José se había preparado para el llamamiento misional. Yo estuve presente el día en que se recibió su recomendación [para la misión]. En ella aparecía una explicación: ‘El hermano García servirá a costa de un gran sacrificio para su familia, puesto que él contribuye con mucho al sostenimiento de esta. Solo cuenta con una posesión: una preciada colección de sellos de correos que está dispuesto a vender, si es necesario, para ayudar a pagarse la misión’.

“El presidente Kimball escuchó atentamente mientras le leían esas palabras, y luego respondió: ‘Déjenlo vender su colección de sellos. Ese sacrificio se convertirá en una bendición para él’” (véase “Ejemplos de fe”, Liahona, febrero de 1979, pág. 85).

  1. Pencil Icon
    Responde la siguiente pregunta en tu diario de estudio de las Escrituras: ¿De qué manera las decisiones difíciles, como la que José debía tomar, son más sencillas si ya hemos sentido la paz que proviene de obedecer los mandamientos del Señor?

Lee Doctrina y Convenios 19:36–41 y busca palabras y frases que enseñen el siguiente principio: Si cumplimos con la voluntad del Señor, Él nos dará bendiciones que son de mayor valor que los tesoros de la tierra.

¿Qué bendiciones de mayor valor que los tesoros terrenales crees que José recibiría al prestar servicio en la misión? Lee la conclusión del relato y determina cuál sería una bendición adicional que José recibiría por aplicar este principio:

Monson, Thomas S.

“Después, guiñando un ojo y con una sonrisa en el rostro, ese amoroso profeta [el presidente Spencer W. Kimball] dijo: ‘Todos los meses recibimos en las Oficinas Generales de la Iglesia miles de cartas de todas partes del mundo. Asegúrense de guardar los sellos de esas cartas y entregárselos a José cuando finalice su misión. Entonces tendrá, sin costo alguno, la mejor colección de sellos que pueda tener un joven en todo México’” (véase “Ejemplos de fe”, pág. 85).

Medita en la forma en que las doctrinas que has aprendido en esta lección podrían contribuir a fortalecer tu disposición de someter tu voluntad a la de Dios.

Martin Harris obedeció el mandato de vender sus bienes para imprimir el Libro de Mormón. Gracias a la decisión de Martin, millones de vidas han sido bendecidas y seguirán siendo bendecidas. Medita en lo que podrías hacer para someter más tu voluntad a la del Padre Celestial.

  1. Pencil Icon
    Escribe lo siguiente en tu diario de estudio de las Escrituras al final de las asignaciones de hoy:

    He estudiado Doctrina y Convenios 19:23–41 y he terminado esta lección el (fecha).

    Preguntas adicionales, ideas y reflexiones que me gustaría compartir con mi maestro: