Estudio de Doctrina y Convenios
El libro de John Whitmer
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

El libro de John Whitmer

D. y C. 47, 69

Portrait of John Whitmer ca. 1870

John Whitmer nació en Pensilvania en 1802. Su familia se mudó a Nueva York más adelante, y llegó a establecerse “con otras familias alemanas cerca de Fayette”, un municipio escasamente poblado a unos treinta kilómetros al sureste de Palmyra1. Gracias a la amistad de su familia con Oliver Cowdery, John Whitmer supo acerca de José Smith y de la traducción que estaba realizando de un registro de escrituras antiguas: El Libro de Mormón2.

La familia Whitmer se interesó tanto en la obra de José que el hermano de John, que se llamaba David, visitó en junio de 1829 al joven profeta en Harmony, Pensilvania, y le ofreció “alojamiento sin costo” en el hogar de los Whitmer. David también le ofreció “la ayuda de uno de sus hermanos”, John, como escribiente. José aceptó y residió con la familia Whitmer “hasta que terminó la traducción”. Según lo prometido, John ayudó “mucho en la tarea de escribir durante el resto de la obra”3.

Poco después de que José llegara a Fayette, John Whitmer, de veintiséis años, fue bautizado en el lago Seneca. Llegó a ser uno de los Ocho Testigos que vieron las planchas del Libro de Mormón y más tarde declaró: “Palpé aquellas planchas; había finos grabados por ambas caras”4.

Cuando se organizó la Iglesia en la casa de los Whitmer, el 6 de abril de 1830, el Señor dio la siguiente instrucción a José Smith: “…se llevará entre vosotros una historia…”5 (véase D. y C. 21:1). A fin de cumplir con este mandamiento, Oliver Cowdery fue designado como el primer historiador de la Iglesia6.

Las revelaciones de José constituían una parte importante del registro histórico. John Whitmer escribió que, durante los primeros días de la Iglesia, “el Señor bendijo a Sus discípulos enormemente, y les dio revelación tras revelación, que contenía doctrina, instrucciones y profecías”7. En julio de 1830, el Profeta “comenzó a organizar y copiar las revelaciones que había recibido hasta ese momento”, con Whitmer actuando como escribiente8.

Whitmer como historiador y registrador

En el otoño de 1830, Oliver Cowdery partió para servir una misión entre los lamanitas. En su lugar, se nombró a John Whitmer, según escribió él mismo, “por la voz de los élderes para que mantenga el registro de la Iglesia”. “José Smith me dijo que también debía llevar la historia de la Iglesia”9.

Whitmer se sentía a gusto transcribiendo las revelaciones de José Smith, pero dudaba en asumir la desconocida función de historiador. Le dijo a José: “Preferiría no hacerlo”; pero accedió a aceptar la asignación si el Señor así lo deseaba, en cuyo caso dijo: “Deseo que lo manifieste por medio de José el Vidente”10.

En la revelación resultante, con fecha del 8 de marzo de 1831, la cual figura en la actualidad en Doctrina y Convenios 47, el Señor afirmó la doble asignación de Whitmer: “…escriba y lleve una historia sistemática, y que colabore contigo, mi siervo José, transcribiendo todas las cosas que te serán impartidas…”11 (D. y C. 47:1). Como respuesta a la inseguridad de Whitmer sobre sus habilidades para escribir, el Señor prometió: “…le será dado por el Consolador el escribir estas cosas”12 (D. y C. 47:4). Tres meses más tarde, Whitmer comenzó su historia: “El libro de John Whitmer”13.

Pocos meses después de eso, los líderes de la Iglesia avanzaron hacia la publicación de las revelaciones de José Smith, un himnario, un periódico de la Iglesia y otras obras14. En una revelación de noviembre de 1831 (Doctrina y Convenios 69) se mandó a Oliver Cowdery y a John Whitmer que llevaran las revelaciones manuscritas a Independence, Misuri, donde Phelps había establecido una imprenta para publicarlas15. La revelación también indicaba: “…[los misioneros] que andan por la tierra deben enviar un informe de sus mayordomías a la tierra de Sión” y ampliaba los deberes de Whitmer como historiador de la Iglesia, diciéndole: “…viaje… varias veces de un lugar a otro, de iglesia en iglesia, para que más fácilmente adquiera conocimiento, predicando y explicando, escribiendo, copiando, seleccionando y obteniendo todas las cosas que sean para el bien de la iglesia, y para las generaciones futuras que crecerán en la tierra de Sión…”16 (véase D. y C. 69:5–8).

En julio de 1832, José Smith instó a Whitmer a lo siguiente: “Recuerda el mandamiento de llevar una historia de la Iglesia y del recogimiento”17. Más tarde durante ese mismo año, el Profeta recibió otra revelación que amplió el cometido de John Whitmer en cuanto a la historia: “Es el deber del secretario del Señor, a quien él ha nombrado, llevar una historia y un registro general de la iglesia de todas las cosas que acontezcan en Sión… así como su manera de vivir, su fe y sus obras; y también de los apóstatas…”18 (véase D. y C. 85:1–2).

En consecuencia, Whitmer llevó su registro de la joven Iglesia durante el tiempo que duró su condición de miembro, que acabó en 1838. De acuerdo con un grupo de historiadores, la historia creada por John Whitmer “esclarece muchos asuntos importantes de la Iglesia en sus primeros días, como cuestiones de propiedad, disciplina de la Iglesia”, la nueva Jerusalén, “la manera de tratar a los disidentes y el establecimiento de una jerarquía de líderes del sacerdocio… La obra de Whitmer es particularmente significativa en lo que respecta a las revelaciones, peticiones y cartas que componen gran parte de su historia”19.

¿Qué sucedió con John Whitmer y su historia?

En 1834, José Smith designó una presidencia para la Iglesia de Misuri, con John Whitmer y William W. Phelps como consejeros de David Whitmer. Más tarde, John Whitmer y Phelps fueron acusados de hacer un mal uso de los fondos en conexión con sus cargos y posteriormente fueron excomulgados de la Iglesia en marzo de 1838.

Whitmer escribió en su historia:

Algunos movimientos temporales no han resultado satisfactorios para todas las partes y también han resultado en la expulsión de muchos miembros, entre los cuales nos encontramos W. W. Phelps y yo mismo.

Por lo tanto, cierro la historia de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, con la esperanza de que reciba el perdón por mis faltas, y que mis pecados sean expurgados y en el postrer día sea salvo en el reino de Dios, a pesar de mi situación actual20.

José Smith llegó a Far West apenas unos días después de las excomuniones. Un secretario recién nombrado visitó a Whitmer para obtener su historia, pero Whitmer se negó a entregar el documento21. Se marchó temporalmente de Far West durante las dificultades de los mormones en 1838–1839, pero volvió poco tiempo después y vivió allí durante el resto de su vida22.

Después de la muerte de John Whitmer en 1878, su historia pasó a manos de su hermano David23 y, en 1903, la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días obtuvo la historia de un descendiente de David Whitmer. Con el tiempo, en 1974, la Iglesia SUD obtuvo una copia en microfilm del manuscrito en un intercambio de materiales históricos con la iglesia reorganizada24. En 2012, la historia de John Whitmer fue publicada como parte del proyecto de la Iglesia SUD los Documentos de José Smith [Joseph Smith Papers]25.