Biblioteca
    ‘¿Cuál es la señal de tu venida?’
    Notas al pie de página
    Tema

    Lección 21

    “¿Cuál es la señal de tu venida?”

    José Smith—Mateo (Mateo 24)

    Objetivo

    Ayudar a los miembros de la clase a reconocer las señales que precederán la Segunda Venida del Salvador e instarles a prepararse para ese gran acontecimiento.

    Preparación

    1. Lea los siguientes pasajes de las Escrituras, y medite y ore al respecto.

      1. José Smith—Mateo 1:1–20 (Mateo 24:1–5, 9–13, 15–22). Jesús predice la inminente destrucción de Jerusalén.

      2. José Smith—Mateo 1:21–55 (Mateo 24:6–8, 14, 23–51). Jesús describe las señales que precederán Su Segunda Venida y enseña cómo pueden sus elegidos prepararse para ella.

    2. Lectura adicional: Marcos 13; Lucas 21:5–38; Doctrina y Convenios 45:15–55.

    3. Si tiene disponible la lámina La Segunda Venida (62562 002; Las bellas artes del Evangelio, 238), utilícela durante la lección.

    4. Sugerencia didáctica: El llamamiento de enseñar no requiere que usted sepa todo acerca del Evangelio, así que no debe sentirse incómodo si un miembro de la clase le hace una pregunta que no pueda contestar. En lugar de inventar una respuesta, reconozca que no lo sabe y ofrézcase para tratar de encontrar la respuesta.

    Desarrollo que se sugiere para la lección

    Actividad para despertar el interés

    Si lo desea, utilice la siguiente actividad (o una de su preferencia) para comenzar la lección. Escoja la actividad que sea más apropiada para su clase.

    Pida a los miembros de la clase que observen el cielo a través de la ventana. Si en su salón no hay una ventana, pregúnteles cómo era el clima cuando llegaron a la iglesia. Después haga una predicción improbable con respecto al clima; por ejemplo, si no hay nubes y hace calor, diga que va a nevar en unas cuantas horas. Si hace frío y está lloviendo y parece que la lluvia va a continuar, diga que en cinco minutos hará calor y dejará de llover.

    Pregunte a los miembros de la clase lo que piensan de su predicción. Después de sus comentarios, haga las siguientes preguntas:

    • ¿Cuál es su predicción del clima para las próximas horas? ¿En qué se basan para hacer esa predicción?

    • ¿Cómo influyen en nuestras actividades las señales que indican cómo estará el clima? (Entre las respuestas se podría mencionar que a menudo hacemos preparaciones en base a esas señales; por ejemplo, podemos hacer planes de tener actividades afuera cuando va a estar agradable el clima, o podemos hacer preparativos especiales para enfrentar una tormenta severa.)

    Indique que la predicción del clima es una situación en la cual dependemos de las señales para prepararnos para los acontecimientos futuros. Si observamos esas señales, reducimos las posibilidades de no estar preparados. En forma similar, el observar las señales de la segunda venida de Jesucristo puede ayudarnos a prepararnos para ese gran acontecimiento. En esta lección se tratará el tema de las señales que Jesús profetizó que precederían Su segunda venida. (Si lo desea, puede explicar que una predicción especifica algo que puede suceder, mientras que una profecía especifica algo que sucederá. Una predicción en cuanto al clima puede estar equivocada, pero las profecías en cuanto a la Segunda Venida se cumplirán.)

    Análisis y aplicación de las Escrituras

    Al enseñar los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación, ayude a los miembros de la clase a comprender que el Señor ha revelado información para prepararnos para Su Segunda Venida. A pesar de las tribulaciones de los últimos días, podemos anticipar con gozo ese gran acontecimiento.

    Explique que en el capítulo 24 de Mateo se encuentran las profecías del Salvador en cuanto a la destrucción de Jerusalén y en cuanto a Su segunda venida. A través del tiempo, se ha cambiado el texto y el orden de los versículos de este capítulo, por lo que a veces es difícil entender a qué acontecimiento se refiere cierto versículo. Afortunadamente, como parte de su traducción inspirada de la Biblia, José Smith aclaró las dos profecías y restauró información adicional. Su traducción inspirada de Mateo 24 se encuentra en José Smith—Mateo, en la Perla de Gran Precio.

    Válgase del relato de José Smith—Mateo para analizar las doctrinas y los principios contenidos en esta lección. Durante el transcurso de la clase, muestre la lámina de la Segunda Venida.

    1. Jesús predice la inminente destrucción de Jerusalén.

    Analicen José Smith—Mateo 1:1–20 (véase también Mateo 24:1–5, 9–13, 15–22). Pida a algunos miembros de la clase que lean los versículos que usted haya seleccionado.

    • Unos cuantos días antes de la crucifixión de Jesús, algunos de Sus discípulos lo acompañaron al Monte de los Olivos. ¿Cuáles fueron las dos preguntas que le hicieron a Jesús? (Véase José Smith—Mateo 1:4. Explique que la respuesta del Salvador a la primera pregunta, acerca de la destrucción de Jerusalén, se encuentra en José Smith—Mateo 1:5–20. La respuesta del Salvador a la segunda pregunta, acerca de Su segunda venida, se encuentra en José Smith—Mateo 1:21–55.)

    • ¿Qué profetizó Jesús en cuanto al templo de Jerusalén y en cuanto a la ciudad en sí? (Véase José Smith—Mateo 1:2–3, 12.) ¿Qué señales profetizó el Salvador que precederían la destrucción de Jerusalén? (Véase José Smith—Mateo 1:5–10.)

    • ¿Qué dijo Jesús a Sus seguidores que debían hacer para evitar la destrucción? (Véase José Smith—Mateo 1:11–15.) ¿Por qué era importante que no regresaran a sus hogares después de huir? (Véase Lucas 9:62; D. y C. 133:14–15.)

    Explique que aunque muchos judíos no creyeron que se pudiera destruir su gran ciudad y templo, las profecías del Señor se cumplieron en el año 70 d. de J.C. Creyendo que el Mesías vendría y les ayudaría en sus batallas, los judíos se rebelaron contra los romanos en el año 66 d. de J.C. Cuatro años después, los romanos habían destruido toda la ciudad. Los que escucharon al Salvador y huyeron a las montañas fueron salvos; los que no escucharon su consejo fueron dispersados y destruidos.

    2. Jesús describe las señales que precederán Su Segunda Venida.

    Lean y analicen los versículos de José Smith—Mateo 1:21–55 que usted haya seleccionado (véase también Mateo 24:6–8, 14, 23–51). Recuerde a los miembros de la clase que la segunda pregunta que hicieron los discípulos tenía que ver con la segunda venida del Salvador y la consecuente destrucción de los inicuos (a veces denominada “el fin del mundo”). Al analizar las señales y las tribulaciones que precederán la Segunda Venida, escríbalas en la pizarra.

    • ¿Qué señal de la Segunda Venida se describe en José Smith—Mateo 1:22? ¿Qué evidencia podemos ver del cumplimiento de esta profecía? ¿Cómo podemos evitar el ser engañados por falsos profetas? (Véase Mateo 7:15–20; D. y C. 45:57; 46:7–8.)

    • ¿Qué señal de la Segunda Venida se menciona en José Smith—Mateo 1:23 y 28? ¿Qué evidencia vemos del cumplimiento de esta profecía? El Señor nos enseñó que no debemos turbarnos por las guerras y los rumores de guerras. ¿Cómo podemos encontrar la paz en tiempos tan difíciles? (Véase 1 Juan 4:16–18; D. y C. 6:34–36; 45:34–35; 59:23.)

    El élder M. Russell Ballard dio el siguiente consejo de esperanza y ánimo:

    “Aun cuando las profecías nos dicen que estas cosas sucederán, más y más gente expresa su temor ante la forma acelerada en que se presentan las calamidades en todo el mundo… Sí tenemos serias razones para estar profundamente preocupados por no ver la respuesta inmediata a los problemas que enfrenta la familia humana y que parecen sin solución, pero a pesar del obscuro panorama, que a la postre será peor, ¡jamás debemos rendirnos… !

    “…El Señor tiene todo en sus manos; Él conoce el fin desde el principio. Él nos ha dado instrucciones adecuadas para que, si las seguimos, nos encontremos seguros ante cualquier crisis. Sus propósitos se cumplirán y algún día entenderemos las razones eternas de todos estos acontecimientos. Por lo tanto, debemos cuidarnos actualmente de no tener reacciones extremas ni exagerar en preparaciones excesivas; lo que debemos hacer es guardar los mandamientos de Dios y ¡no perder jamás las esperanzas!

    “Pero ¿dónde encontrar la esperanza en medio de tanta confusión y tantas catástrofes? Muy sencillo, nuestra única esperanza de encontrar la seguridad espiritual durante estos tiempos turbulentos es volvernos con los pensamientos y el corazón a Jesucristo… Armados con la armadura de la fe podemos sobreponernos a muchas de nuestras dificultades diarias y vencer nuestras debilidades y temores, sabiendo que si hacemos lo mejor por guardar los mandamientos de Dios, pase lo que pase, estaremos bien” (Liahona, enero de 1993, págs. 35–36).

    • ¿Qué señales de la Segunda Venida se describen en José Smith—Mateo 1:27 y 31? ¿Cómo se están cumpliendo esas profecías en la actualidad? (La obra misional se está acelerando, y el Evangelio se está enseñando y aceptando en más y más lugares alrededor del mundo.) ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para ayudar a cumplir esas profecías?

    • ¿Qué señales de la Segunda Venida se describen en José Smith—Mateo 1:29–30? ¿Qué evidencia ven de que esas profecías se estén cumpliendo? ¿Qué nos han aconsejado hacer los profetas de los últimos días para prepararnos para los desastres naturales que precederán la Segunda Venida?

    • ¿Qué señales de la Segunda Venida se mencionan en José Smith—Mateo 1:32–33?

    • El Señor les dijo a sus seguidores en Jerusalén: “quedaos en el lugar santo” (José Smith—Mateo 1:12), y nos ha dado un consejo similar en nuestros días (D. y C. 87:8; 101:22). ¿Cuáles son algunos de los lugares santos en donde debemos quedarnos? ¿Cómo ayudarán a protegernos esos lugares durante las dificultades de los últimos días?

    El presidente Ezra Taft Benson dijo: “Los hombres y las mujeres santos permanecen en lugares santos, y entre esos lugares se encuentran nuestros templos, nuestras capillas, nuestros hogares y las estacas de Sión, que son, como declara el Señor, ‘para defensa y para refugio contra la tempestad y contra la ira, cuando sea derramada sin mezcla sobre toda la tierra’ (D. y C. 115:6)” (“Prepare Yourselves for the Great Day of the Lord”, Brigham Young University 1981 Fireside and Devotional Speeches, 1981, pág. 68).

    •¿Qué guía nos proporcionó Jesús para ayudarnos a no ser engañados en los últimos días antes de Su segunda venida? (Véase José Smith—Mateo 1:37). ¿Cómo podemos atesorar la palabra del Señor? ¿Cómo les ha ayudado el atesorar la palabra del Señor a evitar ser engañados?

    • ¿Qué enseñó Jesús en los pasajes que se hallan a continuación para ayudarnos a prepararnos para Su segunda venida?

    1. La parábola de la higuera (José Smith—Mateo 1:38–40).

    2. La comparación de la Segunda Venida con los días de Noé (versículos 41–43).

    3. La profecía de dos personas trabajando en el campo y dos personas moliendo en el molino (versículos 44–46).

    4. La parábola del buen hombre y el ladrón (versículos 47–48).

    5. La parábola del señor y sus siervos (versículos 49–54).

    • ¿Por qué es importante que continuamente velemos y nos preparemos para la venida del Señor? ¿Cómo podemos velar y prepararnos para encontrarnos con el Señor?

    • ¿Qué sucederá con los rectos cuando el Salvador vuelva? (Véase José Smith— Mateo 1:37, 44–45, 50; 1 Tesalonicenses 4:16–18; D. y C. 88:96–98.)

    Conclusión

    Testifique que se cumplirán todas las profecías acerca de la Segunda Venida de Jesucristo que se encuentran en las Escrituras. Haga hincapié en que al estudiar las enseñanzas del Salvador y al seguir el consejo de los profetas de nuestros días, podremos prepararnos para encontrarnos con Cristo. Si estamos preparados, la Segunda Venida será para nosotros un día maravilloso.

    Sugerencia adicional para la enseñanza

    El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilícelo como parte de la lección.

    Las señales de la Segunda Venida reveladas en los últimos días.

    Explique que el profeta José Smith recibió una revelación que repetía y aclaraba las profecías dadas a los antiguos discípulos de Jesús. Dicha revelación se encuentra en la sección 45 de Doctrina y Convenios. Pida a los miembros que comparen Doctrina y Convenios 45:15–55 con José Smith—Mateo.

    Si lo desea, puede señalar que en Doctrina y Convenios 45:60–61, el Señor le dijo a José Smith que comenzara a traducir el Nuevo Testamento. José Smith—Mateo es parte de esa traducción inspirada.