Temas
    Dones espirituales
    Notas al pie de página
    Tema

    Dones espirituales

    Los dones espirituales son bendiciones o aptitudes que se dan por medio del poder del Espíritu Santo. Dios da por lo menos uno de esos dones a todo miembro fiel de la Iglesia. Al recibirlos, esos dones, te fortalecerán, te bendecirán individualmente y te ayudarán a servir a los demás. (Véase D. y C. 46:8–12.) En las Escrituras se enseña acerca de muchos dones del Espíritu:

    Éstos y otros dones espirituales indicados en las Escrituras son solamente algunos ejemplos de los muchos dones del Espíritu. El Señor puede bendecirte de otras maneras dependiendo de tu fidelidad y tu necesidad, así como de las necesidades de las personas a las que prestes servicio. Él nos ha mandado obrar diligentemente para recibir dones espirituales:

    “Cuidaos a fin de que no os engañen; y para que no seáis engañados, buscad diligentemente los mejores dones, recordando siempre para qué son dados;

    “porque de cierto os digo, que se dan para el beneficio de los que me aman y guardan todos mis mandamientos, y de los que procuran hacerlo; para que se beneficien todos los que me buscan o me piden” (D. y C. 46:8–9; véase también el vers. 26).