2018
Investigador por cinco años
anterior siguiente

Investigador por cinco años

Era el mes de septiembre de 2012 y la Rama Dolores del Distrito Santa Rosa de Copan, Honduras, recibía a un niño como investigador. Edwin P. vive en el barrio El Progreso de Santa Rosa de Copán, en frente del matrimonio Castellanos Peña, quienes son miembros de la Iglesia.

La familia Castellanos Peña decidió invitar, en el año 2012, a los padres de Edwin a asistir a la Iglesia. Ellos no aceptaron, pero Edwin con solo ocho años de edad pidió a sus padres el permiso para poder asistir.

Fue así como Edwin se fue uniendo a la Iglesia de Jesucristo, asistiendo cada domingo que podía y que obtenía el permiso de sus padres, y la familia Castellanos Peña lo llevaba.

En las actividades

Participaba como si fuera miembro de la Iglesia en muchas actividades, como presentaciones de la Primaria en un par de años, actividades navideñas, show de talentos (cantó una canción) y ya como hombre joven participaba en las mutuales. Realmente él no parecía investigador, con los niños de la Primaria y los jóvenes se acopló muy bien.

Investigador de cinco años

Durante casi cinco años asistió a la Iglesia como investigador. Su fecha de bautismo la veía muy lejos ya que sus padres no le daban permiso de hacerlo, pese a ello se esforzaba en asistir a la Iglesia con mucha regularidad. Sus deseos de bautizarse estaban presentes.

El momento de su bautismo llegó

En septiembre de 2017, el hermano Josué Castellanos y su esposa Sobeyda Peña, decidieron visitar de nuevo a los padres de Edwin para invitarlos a que le dieran permiso para el bautismo de su hijo.

Finalmente accedieron a que se bautizara; los élderes le dieron las charlas y su bautismo se efectuó el 15 de septiembre de 2017. A sus trece años fue bautizado por el hermano Josué Castellanos.

Su testimonio

“Antes de entrar a la pila bautismal sentí emoción, pido perdón a mis padres por mis errores y por medio de este bautismo mi vida cambiará por completo, seré un niño de bien y un hombre educado”.

Sus padres: “nos sentimos bien que se haya bautizado, es un gran paso para él y para nosotros”.

Recientemente Edwin compartió su primer discurso en la reunión sacramental.