Relatos de las Escrituras
Capítulo 55: Los apóstoles dirigen la Iglesia

Capítulo 55

Los apóstoles dirigen la Iglesia

Después de Su resurrección, Jesús se quedó con Sus apóstoles por cuarenta días. Les enseñó muchas cosas acerca del Evangelio y acerca de Su Iglesia.

Les dijo que enseñaran el Evangelio a todos. También les dijo que pronto los dejaría, pero que recibirían el Espíritu Santo para ayudarles.

Los apóstoles vieron a Jesús subir al cielo. Dos ángeles vestidos de blanco les dijeron a los apóstoles que algún día Jesús regresaría del cielo.

Ahora los apóstoles eran los líderes de la Iglesia de Jesucristo en la tierra. Pedro era el Presidente, y Santiago (Jacobo) y Juan eran sus consejeros.

Mateo 16:18–19; Doctrina y Convenios 81:1–2; Jesús el Cristo, págs. 232–233

Sólo había once apóstoles, porque Judas estaba muerto. Nuestro Padre Celestial les dijo a los apóstoles que escogieran a Matías para que fuera uno de los Doce Apóstoles. Todos los apóstoles tenían un llamamiento especial en el sacerdocio.

Los apóstoles y los otros discípulos tenían fe en el Señor y obedecían Sus mandamientos. Se amaban unos a otros.

Con el sacerdocio y el poder del Espíritu Santo, los apóstoles podían hacer muchas cosas. Sanaron a los enfermos y fueron misioneros. Enseñaron acerca de Jesucristo y Su evangelio. Muchas personas creyeron las palabras de los apóstoles y se unieron a la Iglesia. A los miembros de la Iglesia se les llamaba santos.