Relatos de las Escrituras
Capítulo 33: Aparecen en gloria: La Transfiguración

Capítulo 33

Aparecen en gloria: La Transfiguración

Jesús llevó a Pedro, a Santiago (Jacobo) y a Juan a la cima de un monte alto para orar.

Al estar Jesús orando, descendió sobre Él la gloria de Dios y Su rostro brilló como el sol. Se le aparecieron Moisés y Elías, dos profetas del Antiguo Testamento, quienes hablaron de la próxima muerte y resurrección de Jesús.

Mateo 17:2–3; Marcos 9:3–4; Lucas 9:29–31 (véase la nota 31a al pie de la página)

Mientras Jesús oraba, los apóstoles se quedaron dormidos.

Al despertar, vieron la gloria de Jesucristo, de Moisés y de Elías. Escucharon la voz del Padre Celestial testificar: “Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd”.

Los apóstoles tuvieron miedo y cayeron a tierra, pero Jesús los tocó y les dijo que no temieran. Cuando ellos miraron hacia arriba, los mensajeros celestiales se habían ido. Jesús les dijo a los apóstoles que no le contaran a nadie lo que habían visto hasta después de que Él muriera y resucitara.