Relatos de las Escrituras
Capítulo 24: La hija de Jairo es levantada de entre los muertos

Capítulo 24

La hija de Jairo es levantada de entre los muertos

Un día, Jairo, líder de una sinagoga, cayó a los pies del Salvador.

Dijo que su hija de 12 años estaba muy enferma, y le suplicó a Jesús que fuera a bendecirla. Él creía que Jesús podía sanarla.

Jesús comenzó a seguir a Jairo hasta su casa, pero se detuvo para sanar a una mujer. Al estar hablando con ella, alguien llegó para decirle a Jairo que era demasiado tarde, que su hija había muerto.

Jesús escuchó lo que dijeron y le dijo a Jairo que no temiera sino que creyera en Él.

Entonces Jesús acompañó a Jairo a la casa, que estaba llena de gente que lloraba por la muerte de la niña.

Jesús les dijo que la niña no estaba muerta, sino que dormía. La gente se rió de Él. Estaban seguros de que la niña estaba muerta.

El Salvador pidió que todos salieran de la casa excepto Sus discípulos, Jairo y la esposa de Jairo. Entraron al cuarto donde estaba tendida la niña.

Jesús la tomó de la mano y le dijo que se levantara. Ella se levantó y caminó y sus padres quedaron asombrados. Jesús les dijo que no le dijeran a nadie lo que había ocurrido, y después les dijo a los padres que le dieran a la niña algo de comer.