Relatos de las Escrituras
Capítulo 48: Los talentos

Capítulo 48

Los talentos

Jesús les contó a Sus discípulos la historia de un hombre que les dio unos talentos a sus siervos. Un talento era una gran cantidad de dinero.

A uno de los siervos le dio cinco talentos, a otro dos y al tercero le dio uno. Luego se fue de viaje.

El siervo que recibió los cinco talentos trabajó mucho y se ganó cinco talentos más. Ahora tenía diez talentos.

El siervo que recibió dos talentos también trabajó mucho y se ganó dos talentos más. Ahora tenía cuatro talentos.

El siervo que recibió un talento lo enterró en la tierra porque tenía miedo de perderlo. No trabajó para ganar más talentos.

Cuando el hombre regresó, les preguntó a los siervos lo que habían hecho con los talentos que les había dado.

El primer siervo le llevó diez talentos. El hombre se sintió feliz. Puso al siervo como líder sobre muchas cosas y le dijo que tuviera gozo.

El segundo siervo le llevó al hombre cuatro talentos. Eso también hizo muy feliz al hombre. Puso al segundo siervo como líder sobre muchas cosas y le dijo que tuviera gozo.

El tercer siervo le devolvió al hombre el talento que había enterrado. El hombre no estuvo nada feliz. Le dijo al siervo que era perezoso y que debería haber trabajado mucho para ganar más talentos.

El hombre le quitó el talento al tercer siervo y se lo dio al primero. Luego echó de allí al siervo perezoso. El hombre de la historia es como Jesús y nosotros somos como los siervos. Jesús juzgará cómo usamos los dones que se nos han dado.