2020
Ser como Nefi
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

Ser como Nefi

Cuando Nefi le dijo a su padre: “Iré y haré lo que el Señor ha mandado” (1 Nefi 3:7), él nos dio un inspirador ejemplo de fe y diligente obediencia. El compromiso de Nefi para ir y hacer radicaba en dos importantes cualidades que todos podemos desarrollar: su testimonio personal del Señor y de Sus profetas, y su resiliencia espiritual.

Desarrollar un testimonio

Nefi era obediente porque había buscado y recibido su propio testimonio de los mandamientos que el Señor le había dado a su padre (véase 1 Nefi 2:16–20). Él sabía que la tarea de obtener las planchas de bronce sería difícil, pero, a diferencia de sus hermanos, sabía que el Señor estaría con él y prepararía una vía para que pudieran lograrlo.

Esa fe en Dios y en Su profeta bendijo y sostuvo a Nefi a lo largo de su vida, y le ayudó a lograr cosas milagrosas. Al igual que Nefi, nosotros podemos hacer grandes cosas en nuestra vida a medida que nos esforcemos por obedecer el consejo que recibimos de los profetas vivientes, los susurros del Espíritu Santo y las Escrituras. Por ejemplo, el profeta del Señor en la actualidad, el presidente Russell M. Nelson, nos ha pedido que ayudemos a recoger a Israel y nos preparemos para el regreso del Salvador1.

Al estudiar la palabra de Dios y obedecerla, nuestra fe aumentará y sentiremos en el corazón la determinación de seguir siendo obedientes, incluso cuando sepamos que las cosas son difíciles.

Boy Hiking in Snow

Desarrollar la resiliencia espiritual

El ejemplo de Nefi también nos enseña acerca del atributo de Cristo de la resiliencia: superar los desafíos en lugar de buscar una manera fácil de evitarlos. Hay momentos en la vida de cada uno de nosotros en los que se nos pide que hagamos cosas difíciles que exigen mucho de nosotros. En esas situaciones, si nos apoyamos en nuestra fe en Cristo y elegimos “el difícil bien en lugar del fácil mal”2, seremos bendecidos.

Cuando te encuentres ante una decisión o una tarea difícil, el tener una actitud de “iré y haré” te ayudará a perseverar. El responder con fe a la guía que recibas le demuestra al Señor que Él puede confiar en ti y aumentar tu fe en Jesucristo.

A medida que trabajes diligentemente para desarrollar tu testimonio, tu resiliencia espiritual y tu actitud de “iré y haré”, el Señor te bendecirá, te fortalecerá y te sostendrá este año y a lo largo de tu vida.