2020
Niños y jóvenes: Un enfoque para la vida cotidiana
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

Niños y jóvenes: Un enfoque para la vida cotidiana

Ohio: Young Women

Fotografías por Randy Collier

Puede que te haya sorprendido que la iniciativa Niños y jóvenes no incluya listas detalladas de verificación de todas las metas que deberías cumplir. ¡Ya estás haciendo muchas cosas increíbles! Este enfoque personalizado se ha creado más bien para ayudarte a acercarte más al Salvador de maneras que estén inspiradas en tus necesidades e intereses personales.

El propósito principal de la iniciativa Niños y jóvenes es ayudarte a fortalecer tu fe en Jesucristo. Lucas 2:52 nos enseña que, cuando Jesucristo era joven, Él “crecía en sabiduría, y en estatura y en gracia para con Dios y los hombres”. Había un equilibrio en Su vida, y también puede haberlo en la tuya. A medida que te centres en los aspectos espiritual, social, físico e intelectual de tu vida, puedes llegar a ser más como el Salvador.

Church Youth Development Logo

Detalle de Junto a aguas tranquilas, por Simon Dewey.

Cómo funciona

La iniciativa Niños y jóvenes te alienta a progresar espiritual, social, física e intelectualmente al participar en el aprendizaje del Evangelio, el servicio y las actividades, y el desarrollo personal.

Aprendizaje del Evangelio

Al igual que el Salvador “crecía en sabiduría” (Lucas 2:52), tú puedes aumentar tu conocimiento y tu compresión del Evangelio. Cada principio del Evangelio que aprendas te ayudará a saber el modo en que el Salvador puede fortalecerte y bendecirte en todos los aspectos de tu vida.

Tenemos muchos recursos que podemos usar para aprender más acerca de los principios del Evangelio y llegar a ser como el Salvador. Por ejemplo, la oración, el estudio de las Escrituras y el Espíritu son la base. Tu familia y los líderes de la Iglesia te pueden ayudar a aprender más sobre el Salvador. Los cursos de estudio de Ven, sígueme y Seminario pueden ayudarte a orientar tu estudio. A medida que uses tus recursos para aprender sobre Jesucristo y Su evangelio, tu relación con Él mejorará.

Servicio y actividades

Prestar servicio a los demás es una de las principales cosas que hizo el Salvador cuando estuvo en la tierra. Al buscar maneras sencillas y naturales de ayudar a tu familia y a las personas de tu comunidad, estás siguiendo Su ejemplo y te estás comprometiendo a llegar a ser más como Él.

Las actividades significativas en grupo pueden ayudarte a ti y a otros jóvenes a encontrar maneras de prestar servicio a los demás, así como de crecer juntos espiritualmente. Las actividades divertidas y edificantes son sanas y, cuando te reúnes con otros fieles jóvenes Santos de los Últimos Días, a menudo puedes aprender y lograr mucho más de lo que puedes alcanzar tú solo.

Desarrollo individual

El Padre Celestial y Jesucristo se interesan profundamente en ti y en la persona en la que te estás convirtiendo. A medida que fijes metas para convertirte en la persona que el Padre Celestial desea que llegues a ser, te acercarás más a Él y a Su Hijo.

Cada persona es única, así que tus metas para mejorar individualmente deben ajustarse a tus necesidades. Por ejemplo, si quieres aprender a tocar los himnos en el piano, podrías ponerte la meta de practicar todos los días. Si quieres mejorar tu estudio de las Escrituras, podrías fijar cada día una hora para leer. Busca la guía del Espíritu para trazar el plan que mejor se adapte a ti.

La iniciativa Niños y jóvenes es para ti

¡Tú eres quien más se beneficia de ella! A medida que fijes tus propias metas de estudio y vivas el Evangelio, prestes servicio, participes en actividades y te desarrolles individualmente, aprenderás más acerca de ti mismo y de quién eres en realidad. La labor de llegar a ser discípulo de Jesucristo puede suponer un desafío, pero es la meta más gratificante que nos podemos poner.

Children & Youth Development: Youth outside

Unas hermanas gemelas ponen en práctica la iniciativa Niños y jóvenes

Jóvenes como tú ya han comenzado a ver las bendiciones de esforzarse por llegar a ser más como Jesucristo en su vida cotidiana. Danika y Natasha R., de quince años, son hermanas gemelas de Ohio, EE. UU, que decidieron hacer exactamente eso. Su papá es de Tailandia y, como a veces van allá a visitar a su familia, Danika y Natasha decidieron que querían aprender más acerca de la comida tailandesa y el idioma.

Danika se puso la meta de aprender a cocinar algunas recetas de sopa tailandesa; compró los ingredientes y practicó nuevas técnicas culinarias con su papá. Natasha quería aprender a comunicarse con su familia de Tailandia, así que se puso la meta de aprender cada día una nueva palabra en tailandés. Ella utilizó una página web para apoyar su estudio del idioma y practicó la pronunciación de las palabras con su papá.

Mientras trabajaban en sus metas, Danika y Natasha quisieron compartir lo que aprendían con las demás jovencitas de su barrio. Sus líderes las ayudaron a organizar una actividad para aprender más sobre Tailandia. En la actividad, Danika cocinó sopa para todas y Natasha les enseñó algunas palabras en tailandés.

Las hermanas incluyeron además a su amiga Grace en la actividad. Grace se había puesto la meta personal de mejorar su capacidad para hablar en público, así que dio una presentación sobre cómo utilizar los palillos para que pudieran comer la sopa.

Ohio: Young Women

Al practicar sus metas y trabajar con sus líderes y con otras jovencitas, Danika y Natasha pudieron planear una tarde divertida para disfrutar con sus amigas.

Las bendiciones de participar en la iniciativa Niños y jóvenes

Danika y Natasha explican que han recibido muchas bendiciones al esforzarse por aprender más acerca de su herencia y por celebrarla con su familia y con otras jovencitas; sin embargo, su experiencia no estuvo exenta de desafíos. Natasha explica: “Estaba en clases mientras trataba de aprender tailandés, por lo que a veces era difícil encontrar el tiempo para hacerlo”. Danika añade: “En la actividad me resultó un poco difícil hacer la sopa yo sola, ya que mi padre no estaba allí”. Pero las dos hermanas coinciden en que, al final, valió la pena.

Danika dice: “Me gusta haber podido pasar tiempo con mi papá; eso me ayudó a sentirme más cerca de mi familia”. También explica: “Fijar y cumplir mis propias metas me ayudó a acercarme más a Jesucristo, ya que me mostró un camino definido para ayudarme a mí misma y a los demás. En lugar de pasar distraídamente el tiempo como lo he hecho algunas tardes, tenía una norma establecida que seguir y a la que atenerme, y eso me dio más tiempo para pensar en Cristo”.

Natasha dice que fijar su meta y cumplirla “realmente me hizo pensar a fondo en lo que debía y deseaba hacer para acercarme más a Cristo”. También señala que, aunque ahora está centrada en una nueva meta, sintió la inspiración de seguir aprendiendo tailandés: “Originalmente mi meta era aprender tailandés para poder hablar con mi familia en Tailandia, así que quiero seguir aprendiendo el idioma para poder hablar con ellos”.

Ohio: Young Women

El enfoque equilibrado que Danika y Natasha tienen en cuanto a su desarrollo personal las ayudó a aprender más acerca de la cultura de su papá, a divertirse con sus amigas y a acercarse más a su familia y al Salvador, y en eso consiste la iniciativa Niños y jóvenes.

Tu participación en Niños y jóvenes también puede ayudarte a fortalecer tu relación con los miembros de tu familia, con otros jóvenes y con los miembros del barrio, pero sobre todo con el Salvador a medida que te centres en el modo de llegar a ser la mejor versión de ti mismo(a).