Apóstol da consejos sobre las redes sociales
    Notas al pie de página

    Apóstol da consejos sobre las redes sociales

    “A partir de aquí, en este momento, los exhorto a que inunden la tierra con mensajes llenos de rectitud y de verdad, mensajes que sean auténticos, edificantes y dignos de alabanza, y que literalmente inunden la tierra como con un diluvio”, dijo el élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles, en un discurso de la Semana Educativa en la Universidad Brigham Young el 19 de agosto de 2014.

    “Ruego que no participemos simplemente en una crecida de agua que se alza rápidamente y luego retrocede con la misma rapidez”, dijo él, en un mensaje que se centró en el poder de las redes sociales para comunicar la verdad. El élder Bednar dijo que la nuestra es una “época singular de la historia del mundo en la que vivimos”, en la que somos bendecidos con “un progreso milagroso de innovaciones e inventos que han posibilitado y acelerado la obra de salvación”.

    “Aproximadamente el 40% de nuestra fuerza misional mundial pronto usará dispositivos digitales como herramientas en la obra de conversión, retención y activación”, dijo. “Confío en que todos también reconozcamos cómo la tecnología ha acelerado la obra de historia familiar y la del templo, nuestro estudio personal y familiar del Evangelio restaurado; y ha hecho posible que aprendamos, veamos y experimentemos el mundo en maneras extraordinarias”.

    Destacó los recientes esfuerzos en las redes sociales, entre ellos un video de la Pascua producido por la Iglesia, Gracias a Él, que fue visto más de cinco millones de veces en 191 países y territorios, y el hashtag #pensasteorar, que dio lugar a más de 40.000 conversaciones sobre la necesidad de orar.

    Éstos y otros esfuerzos son sólo “una gota”, dijo él, llamando a los Santos de los Últimos Días a que “ayuden a transformar esa gota en un diluvio”. También dijo que cuando usemos las redes sociales:

    • “No debemos exagerar, embellecer o pretender ser alguien o algo que no somos. Nuestro material debe ser digno de confianza y constructivo”.

    • “Nuestros mensajes deben procurar edificar y alentar en vez de discutir, debatir, condenar o denigrar”.

    • “Sean valientes y audaces pero no prepotentes al sostener y defender nuestras creencias, y eviten la contención. Como discípulos, nuestro objetivo debe ser el de utilizar los medios de las redes sociales como vehículo para proyectar la luz y la verdad del evangelio restaurado de Jesucristo”.

    • “Se puede desperdiciar mucho tiempo, se pueden dañar o destruir muchas relaciones, y se pueden interrumpir valiosos modelos de rectitud cuando la tecnología se usa incorrectamente. No debemos permitir que ni aun las aplicaciones buenas de las redes sociales prevalezcan ante el mejor uso de nuestro tiempo, energía y recursos”.

    • “No tenemos que convertirnos en expertos ni fanáticos de las redes sociales; y no tenemos que pasar cantidades exageradas de tiempo creando y diseminando mensajes complicados”.