Hijos e hijas de Dios
    Notas al pie de página

    Hijos e hijas de Dios

    En las Escrituras, esta frase se emplea con dos sentidos: (1) todos somos literalmente hijos en espíritu de nuestro Padre Celestial; (2) los hijos e hijas de Dios son las personas que han nacido de nuevo mediante la expiación de Cristo.

    Los hijos espirituales del Padre

    Los hijos nacidos de nuevo por medio de la Expiación