Liahona
El poder de la revelación personal
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

El poder de la revelación personal

Cómo recibir revelación sustentadora que se adapte a sus necesidades.

Ilustración por Allen Garns.

“Oren en el nombre de Jesucristo acerca de sus preocupaciones, sus temores, sus debilidades, sí, los anhelos mismos de su corazón. ¡Y luego, escuchen! Anoten las ideas que acudan a su mente; escriban sus sentimientos y denles seguimiento con las acciones que se les indique tomar. A medida que repitan este proceso día tras día, mes tras mes, año tras año, ‘podrán crecer en el principio de la revelación’.

“¿Quiere Dios realmente hablarles? ¡Sí!”.

Presidente Russell M. Nelson, Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, “Revelación para la Iglesia, revelación para nuestras vidas”, Liahona, mayo de 2018, pág. 95.

“[P]ueden recibir inspiración y revelación personales de conformidad con Sus mandamientos y que se han diseñado para ustedes. Tienen misiones y funciones únicas que desempeñar en la vida y recibirán guía singular para llevarlas a cabo.

“Nefi, el hermano de Jared e incluso Moisés tuvieron que cruzar una extensión grande de agua, y cada uno lo hizo de manera diferente. Nefi labró ‘maderos con maestría singular’, el hermano de Jared construyó barcos que estaban ‘ajustados como un vaso’ y Moisés ‘fu[e] por en medio del mar, en seco’.

“Cada uno de ellos recibió guía personalizada, adaptada a ellos, y cada uno confió y actuó”.

Michelle Craig, Primera Consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes, “La capacidad espiritual”, Liahona, noviembre de 2019, pág. 21.

“[E]l verdadero deleite es más que disfrutar de una comida deliciosa. Es una experiencia que incluye gozar, nutrirse, celebrar, compartir, expresar amor a la familia y a los seres queridos, expresar gratitud a Dios y estrechar relaciones mientras se disfruta de una comida abundante e increíblemente deliciosa. Creo que cuando nos deleitamos en las palabras de Cristo, tenemos que pensar en el mismo tipo de experiencia.

“… Deleitarse en las palabras de Cristo nos brindará revelación que dará sostén a nuestra vida, reafirmará nuestra verdadera identidad y valor ante Dios como Sus hijos, y conducirá a nuestros amigos a Cristo y a la vida sempiterna”.

Élder Takashi Wada, de los Setenta, “Deleitarse en las palabras de Cristo”, Liahona, mayo de 2019, págs. 39–40.

“La Santa Cena es también un tiempo para que el Padre Celestial nos enseñe sobre la expiación de Su Amado Hijo, nuestro Salvador Jesucristo, y para que nosotros recibamos revelación acerca de ella. Es un tiempo para ‘[pedir], y se os dará’; pedir y recibir ese conocimiento. Es el momento para que pidamos con reverencia a Dios ese conocimiento; y si lo hacemos, no tengo dudas de que lo recibiremos, y bendecirá nuestra vida sin medida”.

Élder Claudio R. M. Costa, de los Setenta, “Que siempre se acuerden de Él”, Liahona, noviembre de 2015, pág. 103.

“Sean obedientes, recuerden las veces que hayan sentido el Espíritu en el pasado y pidan con fe. Su respuesta llegará, y sentirán el amor y la paz del Salvador. Puede que no llegue tan rápido ni en la forma en que la desean recibir, pero la respuesta llegará. ¡No se rindan! ¡Nunca se den por vencidos!”.

Élder James B. Martino, de los Setenta, “Acudan a Él y las respuestas llegarán”, Liahona, noviembre de 2015, pág. 59.

“[El] Señor nos ha dicho repetidamente que ‘bus[quemos] conocimiento, tanto por el estudio como por la fe’. Podemos recibir luz y comprensión no solo mediante razonamientos lógicos de nuestra mente, sino también mediante la guía e inspiración del Espíritu Santo […].

Cuando las dos perspectivas se combinan en nuestra alma, el panorama completo muestra la realidad de las cosas como verdaderamente son”.

Élder Mathias Held, de los Setenta, “Buscar conocimiento mediante el Espíritu”, Liahona, mayo de 2019, págs. 31, 33.