2016
Mis padres dicen malas palabras, escuchan música a todo volumen y ven programas de televisión inapropiados. ¿Qué puedo hacer para sentir el Espíritu en casa, especialmente los domingos?
anterior siguiente

Preguntas y respuestas

“Mis padres dicen malas palabras, escuchan música a todo volumen y ven programas de televisión inapropiados. ¿Qué puedo hacer para sentir el Espíritu en casa, especialmente los domingos?”

Cuando fuiste bautizado, recibiste el don del Espíritu Santo. Eso significa que, a pesar de las circunstancias, puedes tener la compañía del Espíritu si te mantienes digno y tomas buenas decisiones personales.

Al participar de la Santa Cena cada semana se te recordarán los convenios que has hecho con el Padre Celestial de “tomar sobre [ti] el nombre de [Su] Hijo, y… recordarle siempre, y… guardar sus mandamientos… para que siempre [puedas] tener su Espíritu [contigo]” (D. y C. 20:77). Al cumplir con tus convenios, te mantienes digno de la compañía del Espíritu.

Asistir a la reunión sacramental y a las demás reuniones de la Iglesia no es la única manera de centrar el domingo en la observancia de los convenios. Sin importar cuáles sean tus circunstancias familiares, a fin de mostrar al Padre Celestial tu dedicación hacia tus convenios, puedes trabajar en tu historia familiar, estudiar el Evangelio y prestar servicio al prójimo, en especial a los que estén solos o enfermos. Escoger ese tipo de actividades, aun cuando tu familia no lo haga, te brindará gozo y regocijo. (Véase de Russell M. Nelson, “El día de reposo es una delicia”, Liahona, mayo de 2015, págs. 129–132).

Alza tu voz

Ya sea que tus padres sean miembros de la Iglesia o no lo sean, habla con ellos acerca de por qué es importante para ti tener siempre el Espíritu en tu hogar, especialmente los domingos. En tu caso, puedes escoger el lugar más tranquilo de la casa e invitar a otros miembros de la Iglesia a estar contigo y juntos invitar la presencia del Espíritu. Sé que si santificas el día de reposo, el Señor te bendecirá enormemente.

Joskares C., 16 años, Santo Domingo, República Dominicana

Ora por tus padres

Puedes orar por tus padres. Mormón escribió: “Y el Señor también recordará las oraciones de los justos, las cuales se han dirigido a él a favor de ellos” (Mormón 5:21). Puede que tus padres no cesen de inmediato, pero el Señor te ayudará.

Cole M., 17 años, Arizona, EE. UU.

Céntrate en hacer cosas buenas

Los domingos siempre son difíciles para mí en casa. Soy la única miembro de la Iglesia en mi hogar y mis padres y hermanos ven la televisión y escuchan su música en el día de reposo, pero yo quiero santificar el día de reposo para mostrar mi amor por el Padre Celestial. Puedo ir a mi cuarto y leer las Escrituras, escuchar música de la Iglesia o ir a visitar a otras personas con mis amigos o con los misioneros. Me siento agradecida por tener la ayuda del Señor para observar el día de reposo con diligencia y por la fortaleza que Él me da siempre.

Lais de Jesus M., 19 años, Sergipe, Brasil

Acude a las Escrituras

Habla con tus padres acerca de lo que hacen, pero si no te escuchan, ora en busca de guía acerca de cómo lograr sentir el Espíritu en tu hogar. Para sentir el Espíritu en mi casa, leo las Escrituras, y eso trae el Espíritu a mi cuarto de manera instantánea.

Blake E., 14 años, Utah, EE. UU.

Usa los recursos de la Iglesia

Si tienes un teléfono inteligente o una tableta, puedes descargar las aplicaciones Mormon Channel y LDS Youth. ¡Están repletas de canciones, videos y discursos maravillosos que siempre traen el Espíritu! Es sencillo, pero realmente me ayuda a sentir el Espíritu, incluso cuando estoy rodeada de ruido; hace una gran diferencia y trae paz a toda la casa.

HunterEve V., 16 años, Texas, EE. UU.

Sigue el ejemplo de Cristo

Es importante que un hogar rebose del Espíritu, pero más importante es que las personas estén llenas de dicho Espíritu. Cristo fue el ejemplo perfecto de tener el Espíritu consigo todo el tiempo. El procurar vivir más como Cristo, ser amable con los demás y ver el mundo como lo haría Él tal vez sea la mejor manera de conservar el Espíritu contigo donde sea que estés.

Isabel W., 16 años, Oregón, EE. UU.

Sugiere actividades familiares

Los domingos podrías sugerir actividades para hacer en familia. Sugiere algo que la familia pueda hacer junta donde no sucedan esas cosas inapropiadas. Hacer algo juntos como familia hará que estén más unidos y les dará a ellos una idea diferente de lo que pueden hacer los domingos. Tal vez el domingo siguiente digan: “Lo que hicimos la última vez fue divertido; hagámoslo de nuevo”.

Ryan B., 19 años, Idaho, EE. UU.