Comentarios
    Notas al pie de página
    Tema

    Comentarios

    “No perdáis, pues, vuestra confianza”

    Al leer la revista Liahona con regularidad, he llegado a percatarme de la importancia que tienen los mensajes y consejos que hay en cada ejemplar para nosotros, los Santos de los Últimos Días. Los hermosos relatos y testimonios de los miembros de todo el mundo me fortalecen y me dan ánimo.

    Hace algún tiempo supe que iba a perder mi empleo. Por ese entonces llegó el ejemplar de junio de 2000 de la revista Liahona con un mensaje del élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce Apóstoles, titulado “No perdáis, pues, vuestra confianza”. Pensé inmediatamente: “Es para mí”; y así fue. Leí el mensaje varias veces hasta que logré la paz, confianza y seguridad que necesitaba. Mi fe aumentó y supe que no estaba solo.

    Al aplicar los principios que enseñó el élder Holland, pude encontrar un nuevo empleo. Mi corazón se llenó de felicidad y gratitud hacia mi Padre Celestial porque, una vez más, había sido el receptor de Su bondad. Me percaté de que la adversidad es necesaria para nuestro progreso espiritual y que no debemos perder nuestra confianza.

    Freddy Baeza Sandi, Barrio Nuevo Loarque, Estaca Toncontin, Tegucigalpa, Honduras

    Compartan el Evangelio sin vergüenza ni temor

    La obra del Señor no es fácil; requiere que pongamos toda nuestra capacidad y empeño, y consume nuestra energía. Hoy día, muchos critican a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La gente se ha alejado de la verdad y confía en su propia sabiduría. Para contrarrestar la influencia del mundo, el Señor necesita hombres que honren el sacerdocio. Los hombres en quienes Dios puede confiar y que poseen virtudes cristianas son aquellos que pueden llevar el Evangelio restaurado al mundo.

    Compartamos el Evangelio sin vergüenza ni temor. Ha sido restaurado en nuestra dispensación y yo sé que es verdadero. Trabajemos con diligencia para llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna de los demás.

    Élder Jean Paul Kabasubabo, Misión República Democrática del Congo Kinshasa

    La paz que se recibe al seguir al profeta

    Me siento sumamente agradecido a Dios por la guía que Él nos da por conducto del profeta. El consejo del presidente Gordon B. Hinckley ha dado sentido a mi vida y he llegado a darme cuenta de que si quiero vivir los principios del Evangelio, debo hacer más que simplemente obedecerlos como un robot; significa que debo sentir en el corazón aquello que sé en mi mente. Es decir, he sentido un profundo cambio en mi interior, incluso la paz que proviene del seguir el consejo del Señor.

    Carlos Alberto Correa, Rama Dolores, Distrito Dolores Argentina

    Nota del centro de distribución

    ¿Sabían que La enseñanza: el llamamiento más importante (artículo Nº 36123 002), un recurso para ayudar a los miembros a mejorar los aspectos espirituales y técnicos de la enseñanza del Evangelio, está disponible en muchos idiomas? Esta publicación se puede emplear como una guía de estudio personal, una fuente de ayuda para los padres en la enseñanza de sus hijos y como texto de las reuniones de mejoramiento del maestro. Pónganse en contacto con su centro de distribución más cercano o con los líderes de su barrio o rama para informarse sobre el precio y cómo solicitarlo.