2017
Cómo saber por ti mismo
anterior siguiente

Respuestas de los líderes de la Iglesia

Cómo saber por ti mismo

Tomado de un evento Cara a Cara de marzo de 2017 con el presidente Henry B. Eyring y el élder Jeffrey R. Holland.

Portraits. Children. Male

Nuestros queridos amigos, nuestro deseo para cada uno de ustedes es que sepan por ustedes mismos, y no por medio de otra persona, que el Dios del cielo es real, que los conoce y que Su Hijo ha expiado por los pecados del mundo.

Esperamos que reciban por sí mismos un testimonio inquebrantable de que el evangelio de Jesucristo ha sido restaurado en la tierra por última vez. La misión de José Smith fue única; sin embargo, su humilde oración es un modelo valioso para ustedes y para mí. José salió hacia la arboleda a orar con fe para que un Dios amoroso diera respuesta a su oración y mitigara su confusión. Obtuvo esa seguridad al leer la palabra de Dios y recibir un testimonio de que era verdadera. José también oró no solo con la intención de escuchar sino de obedecer fuese cual fuese el costo. Estaba decidido a actuar de acuerdo con lo que Dios le comunicara.

Con eso en mente, me gustaría extender un desafío a los jóvenes de la Iglesia. El desafío es el siguiente: lleguen a saber por sí mismos que estas cosas son verdaderas. Pueden hacerlo siguiendo el ejemplo de José Smith: estudien las Escrituras, permitan que las palabras penetren su corazón, mediten en ellas una y otra vez, y entonces pidan a Dios, con la disposición de aceptar Su guía; en verdad, que se haga Su voluntad.

Aunque este desafío puede parecer una invitación simple, les prometo que puede requerir un esfuerzo considerable. No puedo prometerles que las respuestas llegarán en un día ni en una semana, pero sí puedo prometerles que, si piden con fe, Dios les hablará a Su propia manera y en Su propio tiempo. Cuando acepten y actúen de acuerdo con esta invitación, descubrirán que no solo recibirán respuestas, sino que también establecerán un modelo para adquirir conocimiento espiritual que les bendecirá por el resto de sus vidas.