2017
Rompe el molde del “típico adolescente”
anterior siguiente

Rompe el molde del “típico adolescente”

Olvídate de lo que diga el mundo. ¿Cómo te ve el Padre Celestial? Tú puedes vivir a la altura de la visión que el Señor tiene de tu potencial.

Break the "Typical Teen" Mold

El mundo tiene mucho que decir sobre los adolescentes de hoy en día. Probablemente conozcas algunos de los estereotipos o hayas escuchado a alguien quejarse de “los jóvenes de hoy”. También hay muchos estudios y estadísticas sobre ti: tus hábitos en las redes sociales, lo que compras, hasta qué tan limitada es tu capacidad de atención.

Sin embargo, el presidente Russell M. Nelson, Presidente del Cuórum de los Doce Apóstoles, dice que se siente “incómodo” cuando los investigadores describen sus estudios sobre los jóvenes. “… y francamente”, declaró, “estoy menos interesado en lo que los expertos tienen que decir sobre ustedes que lo que el Señor me ha dicho acerca de ustedes”1.

El Señor no necesita estudios o estereotipos para llegar a conocerte. No te ve como una estadística ni como alguien agobiado por como “el mundo” trata de describirte.

“Él los ama no solo por quienes son hoy, sino por la persona de gloria y luz que tienen el potencial y el deseo de llegar a ser”, dijo el presidente Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia2.

Dios no solo te ve; Él te ama.

¿Quieres romper el molde del mundo? Comienza a verte de la manera en que el Padre Celestial y Sus siervos escogidos te ven. ¿Quieres deshacer los estereotipos? ¡Ahora es el momento de ponerte manos a la obra! Cuando tenía 12 años, Cristo les recordó a Sus padres terrenales que le era necesario estar “en los asuntos de [Su] Padre” (Lucas 2:49).

Él no era demasiado joven, y tú tampoco. La próxima pregunta, entonces, es esta: ¿Cómo puedes estar en los asuntos de tu Padre Celestial?

Sus “asuntos” son llevar a cabo “la inmortalidad y la vida eterna del hombre” (Moisés 1:39), así que puedes estar en los asuntos de tu Padre al dar tu mejor esfuerzo por alcanzar tu potencial y al llegar a ser alguien que ayude a los demás a que también alcancen su potencial.

Ahora es el momento de asumir la responsabilidad de tu propio futuro. ¿Qué puedes hacer ahora mismo para asegurarte de que estás llegando a ser la persona que el Padre Celestial sabe que puedes llegar a ser, no solo en las eternidades sino también en esta vida?

¿Deseas casarte en el templo? Toma ahora la decisión de ser puro en pensamiento, palabra y hechos. ¿Te ves a ti mismo estudiando en la universidad? Desarrolla ahora buenas técnicas de estudio. ¿Deseas servir en una misión? Incluye Predicad Mi Evangelio en tu estudio del Evangelio (especialmente el capítulo 3). ¿Quieres mantener a una familia? Aprende ahora a hacer un presupuesto y ajustarte a él.

También puedes considerar cosas que te hacen feliz ahora. ¿Te encantan las matemáticas? ¿Tocar el piano? ¿Escribir relatos? ¡Sigue haciéndolo! Fíjate si hay formas en que puedes mejorar: clases de la escuela, guías autodidácticas en línea, talleres, etc.

¡Rompe el molde y deshaz los estereotipos! Asume el control de tu futuro. ¿Qué estás haciendo para llegar a ser lo mejor que puedes ser? Háznoslo saber enviándonos un correo electrónico a liahona@ldschurch.org o dejando un mensaje en las páginas de Facebook o Instagram para los jóvenes SUD.

Notas

  1. Russell M. Nelson, “Vivan como verdaderos milénicos”, Liahona, octubre de 2016, pág. 46.

  2. Véase Dieter F. Uchtdorf, “Vivir el Evangelio con gozo”, Liahona, noviembre de 2014, pág. 123.