2017
De qué modo puede cambiar tu vida un mensaje de la conferencia
anterior siguiente

De qué modo puede cambiar tu vida un mensaje de la conferencia

La autora vive en Utah, EE. UU.

En verdad puedes llegar a ser más semejante a Jesucristo. Estos instrumentos te ayudarán a ver cómo.

How a Conference Message Can Change Your Life

¿Te sientes un tanto “descargado” espiritualmente? ¿Crees que te vendría bien un poco de guía espiritual? Pues bien, tienes suerte, ¡ya que la conferencia general puede ser lo que necesitas! El élder Robert D. Hales, del Cuórum de los Doce Apóstoles, ha dicho: “A los jóvenes miembros de la Iglesia les prometo que, si prestan atención [a la conferencia general], sentirán crecer el Espíritu en su interior. El Señor les dirá lo que Él quiere que hagan con sus vidas”1.

Y no acaba con el fin de semana de la conferencia; ¡puedes seguir sintiendo el Espíritu al estudiar los discursos incluso después!

La conferencia nos ayuda de muchas maneras. Tal vez lo más importante sea que nos permite acercarnos más al Salvador al enseñarnos cómo llegar a ser más semejantes a Él. Una excelente forma de sacar el máximo provecho de la conferencia es prestar especial atención a las enseñanzas sobre los atributos de Cristo, ya sea durante la transmisión o mientras estudias los discursos después. Conforme escuches o leas teniendo presentes ciertos atributos cristianos, las palabras y el Espíritu pueden ayudarte a aprender cómo ser más semejante a Cristo.

Responde este breve cuestionario para ver en qué atributo (o quizás dos) podrías centrarte al estudiar los mensajes de la conferencia. (Para responder un cuestionario más amplio, consulta el ejemplar de octubre de 2016 de la revista New Era [en inglés] o el capítulo 6 de Predicad Mi Evangelio).

Escoge la afirmación que mejor te describa en cuanto a cada uno de los siguientes nueve atributos de Cristo.

  1. La fe:

    1. No estoy seguro de que Jesucristo sea mi Salvador.

    2. Creo en Jesucristo y lo acepto como mi Salvador.

    3. Tengo esperanzas de que Jesucristo sea mi Salvador.

  2. La esperanza:

    Portraits.Youth.Male
    1. Siento paz y optimismo en cuanto al futuro.

    2. El futuro me aterra.

    3. Por lo general, ignoro el futuro; si no pienso en él, no tengo que preocuparme al respecto.

  3. La caridad y el amor:

    1. Trato de amar a los demás, pero hay algunas personas que siempre me alteran.

    2. Estoy tan ocupado intentando atender mi propia vida que me es difícil pensar en otra persona.

    3. Deseo el bienestar y la felicidad eternos de otras personas.

  4. La virtud:

    1. “Ser puro en pensamientos y acciones”. ¡Eso no suena muy divertido!

    2. Soy limpio y puro de corazón.

    3. Tengo dificultades para mantenerme limpio y puro.

  5. El conocimiento:

    Scripture study
    1. Tengo tanto de qué ocuparme que no encuentro tiempo para buscar respuestas a mis preguntas.

    2. ¡Ah! ¿Estudiar? A veces es tan aburrido tratar de aprender.

    3. Procuro fervientemente entender la verdad y hallar respuestas a mis preguntas.

  6. La paciencia:

    1. Puedo esperar sin enojarme ni sentir frustración.

    2. Creo que puedo esperar, pero me molesto un poco al hacerlo.

    3. Tener que esperar es lo peor que hay. Quiero todo ya.

  7. La humildad:

    1. Quiero asegurarme de hacer todo por mi propia cuenta.

    2. Confío en el Señor para recibir ayuda.

    3. Al ocuparme de algo, a menudo olvido que puedo pedir ayuda al Padre Celestial.

  8. La diligencia:

    1. Dedico casi todo mi tiempo a ver televisión, pasar tiempo con mis amigos y evitar las responsabilidades.

    2. Con frecuencia tengo dificultad para centrarme en lo importante de mi vida, pero lo intento.

    3. Dedico mi tiempo y energía a lo que es más importante.

  9. La obediencia:

    1. Sigo el consejo de mis líderes y padres de buena gana.

    2. Por lo general, soy mi propio jefe. A menudo me cuesta escuchar a los demás.

    3. Sigo el consejo de mis líderes y padres, pero en ocasiones me quejo al respecto.

Norway

Ahora observa tus respuestas. ¿En qué atributos quisieras concentrarte? Para aprender a cultivarlos, podrías escoger uno o dos y prestar atención a lo que se diga en cuanto a ellos al escuchar la conferencia.

Y si has respondido que te va muy bien en todos ellos, ¡sigue así! Igualmente, puedes elegir uno o dos que hayan captado tu atención durante el cuestionario y centrarte en ellos durante tu estudio de la conferencia. Sea cual sea la parte en que te halles del proceso de llegar a ser semejante a Cristo, siempre puedes consultar las enseñanzas de nuestros líderes para que te ayuden en tu camino.

Si no puedes decidirte por algún atributo ahora, no te preocupes. Puedes escuchar la conferencia y ver lo que atrae tu atención entonces.

Una vez que hayas decidido el atributo en que deseas centrarte, podrías escribirlo a fin de estar listo para recibir revelación sobre él mientras escuchas la conferencia o estudias los discursos después. Conforme escuches y estudies, deja que el Espíritu te guíe para hallar algunas formas específicas de cultivar dicho atributo. Observa el ejemplo que se halla a continuación.

Nota

  1. Véase Robert D. Hales, “La Conferencia General: Fortalece la fe y el testimonio”, Liahona, noviembre de 2013, pág. 6.