Capacitación de maestros
Experiencia de aprendizaje 11: Decidir cómo enseñar: Ayudar a los alumnos a cumplir su función
Notas al pie de página
Tema

Experiencia de aprendizaje 11

Decidir cómo enseñar: Ayudar a los alumnos a cumplir su función

Reseña

Esta experiencia de aprendizaje abarca los siguientes conceptos:

  • Determinar cómo enseñar

  • Entender la función de los alumnos en el proceso de aprendizaje

  • Ayudar a los alumnos a cumplir su función

Conceptos clave

Cuando prepare las lecciones, es importante que mantenga un equilibrio al decidir qué enseñar y cómo enseñar.

En la experiencia de aprendizaje 10, usted aprendió a utilizar el curso de estudio para decidir qué enseñar en el bloque de Escrituras. Ahora está preparado para determinar cómo enseñar a los alumnos.

La función de los alumnos en el proceso de aprendizaje

Para que los alumnos experimenten un progreso espiritual, usted debe entender la función que ellos desempeñan en el proceso de aprendizaje, y preparar actividades didácticas que los ayuden a cumplir activamente con su función.

A lo largo de esta experiencia de aprendizaje, anote cualquier inspiración e idea que reciba para ayudar a los alumnos a cumplir con su función en el proceso de aprendizaje.

Actividad del manual La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio

Estudie la sección 1.3.3 (páginas 6–7) y los tres primeros párrafos de la sección 4.3.4 (página 58) de La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio: Manual para maestros y líderes de Seminarios e Institutos de Religión, 2011. Al leer, busque las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la función del alumno en el proceso de aprendizaje?

  • ¿Cuáles siente que son las cosas más importantes que puede hacer usted para ayudar a los alumnos a cumplir su función?

Anote sus respuestas a estas preguntas en un diario de estudio o en otro lugar donde pueda consultarlas y compartirlas con su líder de capacitación o su grupo.

Consejo profético sobre la función de los alumnos

Muchas Autoridades Generales han hecho hincapié en la importancia de ayudar a los alumnos a cumplir con su función en el proceso de aprendizaje.

Mire el video “Prophetic Teaching about the Student’s Role in Learning” [Enseñanza profética sobre la función de los alumnos en el proceso de aprendizaje] (4:14), disponible en churchofjesuschrist.org. En este video, varios líderes de la Iglesia dan testimonio de la importancia de la función que los alumnos desempeñan en el proceso de aprendizaje.

Reflexión personal

Piense en una ocasión en que el maestro de una clase a la que usted asistía preparó actividades que le ayudaron a implicarse en el proceso de aprendizaje. Ahora piense en una ocasión en que el maestro no involucró activamente a los miembros de la clase. Compare y contraste las dos experiencias.

  • ¿Qué diferencia marcó el hecho de que usted y los demás fueran invitados a participar en el proceso de aprendizaje?

  • ¿Qué hizo el maestro para ayudarle a usted a cumplir su función como alumno?

Anote sus respuestas a estas preguntas en un diario de estudio o en otro lugar donde pueda consultarlas y compartirlas con su líder de capacitación o su grupo.

Ayudar a los alumnos a cumplir su función

Los alumnos pueden cumplir con su función en el aprendizaje del Evangelio a medida que los invita a explicar, compartir y testificar de las doctrinas y los principios del Evangelio. Explicar, compartir y testificar de las doctrinas y los principios del Evangelio aclara el entendimiento de los alumnos, incrementa su habilidad para enseñar el Evangelio a otras personas y fortalece su testimonio de las cosas que están expresando. (Véase La enseñanza y aprendizaje del Evangelio, sección 2.6 [páginas 32–34]).

  • Los alumnos pueden explicar con sus propias palabras un pasaje de las Escrituras o un principio. Puede invitar a los alumnos a explicarse de dos en dos, en grupos pequeños, ante toda la clase, mediante una dramatización o por escrito.

  • Los alumnos pueden compartir impresiones, experiencias o sentimientos relacionados con un pasaje de las Escrituras o un principio. Puede invitar a los alumnos a compartir sentimientos o experiencias personales adecuadas que hayan tenido en relación a una doctrina o un principio. Asimismo, pueden compartir experiencias que hayan visto en la vida de otras personas. Esto se puede hacer oralmente o por escrito.

  • Los alumnos pueden testificar de las doctrinas y los principios que saben que son verdaderos. Puede invitarlos a testificar de lo que sienten y saben que es verdadero, y la diferencia que eso ha marcado en su vida. No es necesario que los alumnos comiencen diciendo “Me gustaría compartir mi testimonio” o “Yo sé”. Realizar cualquier declaración de convicción o testimonio personal de la verdad equivale a dar testimonio.

La participación mejora el aprendizaje

Mire el video “Explicar, compartir y testificar: Testimonios de alumnos” (2:28), disponible en churchofjesuschrist.org. En este video, varios alumnos hablan sobre cómo cumplir con su función a medida que explican, comparten y testifican en Seminario.

Un aula centrada en los alumnos

Mire el video “Un aula centrada en los alumnos: Un ejemplo” (6:51), disponible en churchofjesuschrist.org. En este video, la hermana Weller ayuda a los alumnos a cumplir con su función en aprendizaje de las Escrituras. Preste atención al modo en que ella logra este propósito.

Mire el video “Un aula centrada en los alumnos: Reflexiones de una maestra” (3:01), disponible en churchofjesuschrist.org. En este video, la hermana Weller habla de la importancia de ayudar a los alumnos a participar en el proceso de aprendizaje.

Actividad del manual para el maestro

Cada lección del manual para el maestro tiene preguntas, actividades y métodos que pueden ayudar a los alumnos a participar activamente mientras aprenden de las Escrituras. Abra su manual del maestro por cualquier lección, o utilice el volante titulado “Lección de muestra—3 Nefi 11:1–17” que se encuentra en el apéndice de este manual. Busque preguntas, actividades y métodos que podría utilizar para invitar a los alumnos a cumplir con su función en el proceso de aprendizaje.

Anote algunas preguntas, actividades o métodos que encontró en un diario de estudio o en otro lugar donde pueda consultarlos y compartirlos con su líder de capacitación o su grupo.

Enseñar a los alumnos cuál es su función

Los alumnos participarán más plenamente a medida que entienden cuál es su función en el aprendizaje del Evangelio. Una de las primeras lecciones en la mayoría de los manuales para maestros de Seminario proporciona información sobre cómo enseñar a los alumnos cuál es su función. Repase brevemente la lección 1, “La función del alumno”, en El Libro de Mormón, Manual del maestro de Seminario, y piense en cómo podría utilizar los principios de esa lección a medida que enseña a los alumnos sobre la función que ellos desempeñan en el proceso de aprendizaje.

Mire el video “Enseñar a los alumnos cuál es su función” (6:27), disponible en churchofjesuschrist.org. En este video, el hermano Howell enseña a los alumnos al comienzo del año escolar acerca de cuál es su función.

Anote algunas ideas que tal vez desee utilizar al enseñar a los alumnos en cuanto a su función al comienzo del curso escolar y a lo largo del mismo. Anote sus ideas en un diario de estudio o en otro lugar donde pueda consultarlas y compartirlas con su líder de capacitación o su grupo.

Resumen y aplicación

Principios que debemos recordar

  • Usted puede ayudar a los alumnos a entender, aceptar y cumplir con su función en el aprendizaje del Evangelio.

  • Es importante que enseñe a los alumnos en cuanto a su función en el aprendizaje del Evangelio al comienzo del año escolar y a lo largo del mismo.

  • Usted puede ayudar a los alumnos a cumplir con su función en el proceso de aprendizaje invitándolos a explicar, compartir y testificar de la doctrina y los principios.

  • El manual del maestro puede ayudarle a preparar actividades que involucren a los alumnos en el proceso de aprendizaje.

“La decisión de [los alumnos] de participar es un ejercicio del albedrío que permite que el Espíritu Santo comunique un mensaje personalizado ajustado a sus necesidades particulares. El crear un ambiente de participación aumenta las probabilidades de que el Espíritu enseñe lecciones más importantes que las que tú puedas comunicar.

“Tal participación les brindará la guía del Espíritu” (Richard G. Scott, “To Learn and to Teach More Effectively”, [Devocional de la Semana de la Educación, 21 de agosto de 2007], págs. 4–5, speeches.byu.edu).

“Por lo tanto, ¿qué tiene que hacerse?”

Para concluir esta experiencia de aprendizaje, anote algunas cosas que hará basándose en los principios que ha aprendido hoy.