Primaria
23 – 29 agosto. Doctrina y Convenios 93: “Recib[id] de su plenitud”
anterior siguiente

“23 – 29 agosto. Doctrina y Convenios 93: ‘Recib[id] de su plenitud’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“23 – 29 agosto. Doctrina y Convenios 93”, Ven, sígueme — Para la Primaria

Veo al Hijo del Hombre a la diestra de Dios, por Walter Rane.

23 – 29 agosto

Doctrina y Convenios 93

“Recib[id] de su plenitud”

Los niños a los que enseña son preciados hijos e hijas espirituales de Padres Celestiales y vivieron con Ellos antes de venir a la tierra. Después de haber estudiado Doctrina y Convenios 93, ¿qué se siente inspirado a hacer para ayudar a esos niños a crecer “en la luz y la verdad”? (versículo 40).

Anotar sus impresiones

Invitar a compartir

Muestre ilustraciones del Salvador (como las que se encuentran en el Libro de obras de arte del Evangelio o en las revistas de la Iglesia), y pida a los niños que compartan lo que sepan de Él. Quizá los niños mayores puedan compartir un pasaje de Doctrina y Convenios 93 que les haya ayudado a aprender sobre Jesucristo.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 93:2–21

Jesucristo es el Hijo de Dios.

Es importante que los niños a los que enseña aprendan quién es Jesucristo y por qué deberían seguirlo. Las verdades sobre Jesucristo que se encuentran en la sección 93 pueden ser de ayuda.

Recibimos la luz de Jesucristo cuando guardamos Sus mandamientos.

Posibles actividades

  • Elija varias verdades sobre el Salvador que haya aprendido en la sección 93 y que le sirvan de inspiración. Por cada verdad que elija, lea a los niños el versículo en el que se encuentre y deles una palabra clave que deban escuchar mientras usted lee. Dé un breve testimonio del Salvador y permita que los niños también expresen el de ellos. La siguiente lista de verdades puede darle ideas:

    Jesucristo llevó a cabo las obras del Padre (versículo 5).

    Jesucristo es la Luz del mundo (versículo 9).

    Jesucristo es el Creador del mundo (versículo 10).

    Jesucristo recibió todo poder en el cielo y en la tierra (versículo 17).

    Jesucristo estuvo con Dios en el principio (versículo 21).

  • Pida a los niños que presten atención a algo que aprendan sobre el Salvador a medida que usted resuma con sus propias palabras algunas de las verdades que se enseñan en la sección 93. (También podría utilizar el “Capítulo 33: Una revelación sobre Jesucristo” [Relatos de Doctrina y Convenios, págs. 126–127]).

Doctrina y Convenios 93:23, 29

Viví con el Padre Celestial antes de venir a la tierra.

¿Por qué podría ser importante ayudar a los niños a los que enseña a comprender que vivieron con el Padre Celestial antes de nacer? ¿Cómo le ha bendecido a usted el conocimiento de esa verdad?

Posibles actividades

  • Repita junto con los niños las palabras: “Vosotros también estuvisteis en el principio con el Padre” (Doctrina y Convenios 93:23). Explique que antes de que naciéramos en la tierra, vivíamos con el Padre Celestial en el cielo. Entonen juntos “Soy un hijo de Dios” o “Viví en los cielos” (Canciones para los niños, págs. 2–3, 148).

  • Invite a los niños a colorear la hoja de actividades y a dibujarse a sí mismos con el Padre Celestial y Jesucristo en la vida preterrenal. Testifique de que Dios nos ama a todos nosotros y que todos somos Sus hijos.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 93:2–21

Jesucristo es el Hijo de Dios.

Mientras más entendimiento tenemos sobre Jesucristo, más profunda y sinceramente queremos adorarlo y venir al Padre por medio de Él (véase Doctrina y Convenios 93:19).

Posibles actividades

  • Muestre una ilustración del Salvador y pregunte a los niños por qué es importante que sepamos sobre Jesucristo. Invítelos a buscar otras respuestas en Doctrina y Convenios 93:19. Invítelos a pensar en una manera en la que puedan aprender más sobre Jesús durante la semana próxima y deles la oportunidad de que compartan sus ideas.

  • Piense en una forma creativa de animarlos a leer sobre el Salvador en la sección 93. Podría escribir en tiras de papel varias referencias de los versículos de la sección 93 que enseñan verdades sobre Jesucristo (por ejemplo, véanse los versículos 5, 9–10, 17, 21). Coloque las tiras de papel en un recipiente y pida a los niños que se turnen para sacar una y lean el pasaje de las Escrituras a la clase. ¿Qué aprendemos acerca de Jesucristo en esos pasajes?

Doctrina y Convenios 93:23; 29, 38

Viví con el Padre Celestial antes de venir a la tierra.

En la sección 93, el Salvador recalcó tres veces que vivimos con Dios “en el principio” (versículos 23, 29, 38). ¿Por qué querría Él que supiéramos eso? ¿Cómo podría bendecir a los niños a quienes enseña el hecho de saber esa verdad?

Posibles actividades

Doctrina y Convenios 93:24

La verdad es el conocimiento de las cosas del pasado, el presente y el futuro.

En el mundo hay diferentes puntos de vista en cuanto a lo que es la verdad y cómo encontrarla. ¿Cómo puede ayudar a los niños a quienes enseña a comprender que la verdad es la verdad, a pesar de lo que digan los demás, y que el Padre Celestial conoce toda la verdad?

Posibles actividades

  • Escriba la palabra verdad en la pizarra y pida a los niños que escriban una definición junto a ella. Lean juntos la forma en que el Señor definió la verdad en Doctrina y Convenios 93:24. Canten un himno sobre la verdad, tal como “¿Qué es la verdad?” (Himnos, nro. 177), e invite a los niños a encontrar en él otras formas de describir la verdad.

  • A fin de ayudar a los niños a aplicar las verdades que se encuentran en Doctrina y Convenios 93, escriba en tiras de papel algunas referencias de las Escrituras de esta sección. En otras tiras de papel, escriba las verdades que enseña cada uno de los versículos. Invite a los niños a que trabajen juntos para leer los versículos y que hagan corresponder las verdades con los versículos que lean. ¿Por qué estamos agradecidos de tener un conocimiento de la verdad?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a que escriban o dibujen algo que hayan aprendido en la clase y que lo compartan con su familia al llegar a casa.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Ayude a los niños a reconocer el Espíritu. Conforme tenga experiencias espirituales con los niños (por ejemplo: al leer las Escrituras con ellos, al escuchar sus testimonios o al cantar juntos), ayúdelos a reconocer la influencia del Espíritu Santo.