Primaria
2 – 8 agosto. Doctrina y Convenios 85–87: “Permaneced en lugares santos”
anterior siguiente


“2 – 8 agosto. Doctrina y Convenios 85–87: ‘Permaneced en lugares santos’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“2 – 8 agosto. Doctrina y Convenios 85–87”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

2 – 8 agosto

Doctrina y Convenios 85–87

“Permaneced en lugares santos”

Debido a que su tiempo con los niños es limitado, procure recibir guía espiritual para saber en qué principios de las Escrituras debería hacer hincapié. Confíe en las impresiones que reciba.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Muestre a los niños algunas imágenes u hojas de actividades que haya utilizado en clases recientes, e invítelos a que hablen sobre lo que recuerden haber aprendido de ellas, ya sea en la clase o en casa.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 85:6

El Espíritu habla con una “voz suave y apacible”.

El élder Richard G. Scott dijo: “Aunque lo único que logren en su relación con sus alumnos sea ayudarles a reconocer y seguir la inspiración del Espíritu, les habrán bendecido entonces inconmensurable y eternamente la vida” (citado por Vicki F. Matsumori, “Ayudar a los demás a reconocer los susurros del Espíritu”, Liahona, noviembre de 2009, pág. 11.

Posibles actividades

  • Lea a los niños la descripción que José Smith hizo del Espíritu: “Sí, así dice la voz suave y apacible” (Doctrina y Convenios 85:6). Pida a los niños que digan algunas cosas que son suaves (muestre imágenes si necesitan ayuda). Invítelos a que estar quietos y lo más apacibles que puedan. Ayúdeles a imaginar cómo podría ser una voz suave y permítales que practiquen que escuchan y hablan con una voz suave. Descríbales algunos momentos en los que el Espíritu le haya hablado con una voz suave y apacible.

  • Enseñe a los niños una canción que hable sobre el Espíritu, tal como “El Espíritu Santo” (Canciones para los niños, pág. 56). Invítelos a que la canten con usted susurrando. ¿Qué enseña esta canción acerca del Espíritu Santo? Ayude a los niños a reconocer momentos en los que pudieran haber sentido Su influencia (por ejemplo: al orar, cantar himnos o ayudar a los demás).

Doctrina y Convenios 86:11

Puedo ser como una luz para los demás.

La sección 86 describe la obra importante que el Señor desea que realicen Sus siervos en los últimos días. Una manera en que los niños pueden ayudar con esa obra es siendo una luz para las personas que los rodean.

Posibles actividades

  • Lea a los niños la frase siguiente que se encuentra en Doctrina y Convenios 86:11: “benditos sois si perseveráis en mi bondad, siendo una luz a los gentiles [o a las personas que no tengan el Evangelio]”. ¿De qué forma nos bendice la luz? ¿Qué pasa cuando no tenemos luz? ¿De qué manera podemos ser una luz a otras personas que no conozcan el Evangelio? Ayude a los niños a pensar en formas en las que podrían compartir la bondad de Jesús con los demás.

  • Pida a los niños que imaginen que un amigo está tratando de caminar en la oscuridad (apague las luces si eso ayuda). ¿Por qué es difícil caminar en la oscuridad? ¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestro amigo? Explique que cuando seguimos al Salvador, es como que emanamos una luz que muestra a los demás el camino a seguir.

  • Las revistas Liahona y Amigos a menudo contienen relatos sobre niños que son buenos ejemplos. Busque uno que pueda compartir con los niños y que los inspire a también ser buenos ejemplos.

Doctrina y Convenios 87

Nuestras casas pueden ser “lugares santos”.

Ningún hogar es perfecto, pero hay cosas que podemos hacer para que nuestros hogares sean lugares santos de paz.

Posibles actividades

  • Explique a los niños que a José Smith le preocupaban las cosas que estaban sucediendo en el mundo. Resuma el encabezamiento de la sección 87 o lea el “Capítulo 30: Una revelación sobre la guerra” (Relatos de Doctrina y Convenios, págs. 117–118; véase también el video en ChurchofJesusChrist.org). Pida a los niños que escuchen las cosas que podrían haber preocupado a José. Para enseñar lo que el Señor dijo que debíamos hacer en cuanto a esos problemas, lea Doctrina y Convenios 87:8.

  • Muestre una imagen del templo y comparta por qué el templo es un lugar santo. Muestre una imagen de un hogar y ayude a los niños a pensar en maneras en las que podrían hacer que su hogar sea santo como el templo (véase la hoja de actividades de esta semana). ¿Por qué queremos estar en lugares santos?

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 85:6

El Espíritu habla con una “voz suave y apacible”.

En el mundo hay muchas distracciones que podrían causar que sea difícil escuchar al Espíritu. ¿De qué manera ayudará a los niños a escuchar la voz del Espíritu?

Posibles actividades

  • Pregunte a los niños qué le dirían a alguien que les preguntara cómo saben cuándo les habla el Espíritu Santo. Invítelos a leer sobre una manera en la que José Smith describió la voz del Espíritu que se encuentra en Doctrina y Convenios 85:6.

  • Reproduzca suavemente un himno o una canción para los niños, y pida a uno de ellos que adivine qué canción es mientras los demás hacen ruidos que distraigan, tales como aplaudir o zapatear. Después pida a los demás niños que dejen de hacer ruido y analicen la manera en que esto es semejante a escuchar el Espíritu Santo cuando quitamos las distracciones de nuestra vida. Ayude a los niños a pensar en distracciones que puedan eliminar a fin de sentir el Espíritu más a menudo.

Doctrina y Convenios 86

Puedo ayudar a recoger al pueblo de Dios.

La parábola del trigo y la cizaña habla de “los postreros días, aun ahora” (Doctrina y Convenios 86:4). Válgase de esa parábola para ayudar a los niños a sentir la inspiración de participar en la labor de “recoger el trigo” (versículo 7).

Posibles actividades

  • Relate a los niños la parábola del trigo y la cizaña, o bien invite a un niño a que la relate (véase Mateo 13:24–30). Invite a los niños a dibujar algo que se mencione en la parábola. Después lean juntos Doctrina y Convenios 86:1–7, e invite a los niños a escribir en su dibujo lo que este represente.

  • Prepare varias imágenes o dibujos pequeños que representen el trigo, y ocúltelos alrededor del salón. Invite a cada uno de los niños a recoger el trigo y a escribir en él el nombre de alguien a quien puedan “recoger” para que venga a Jesucristo. ¿Qué significa recoger a las personas para que vengan a Jesucristo? ¿Cuáles son algunas de las formas en que podemos hacerlo? ¿Qué significa “perserver[ar] en [la] bondad [del Salvador]” y de qué manera nos ayuda eso a recoger a las personas para que vengan a Él? (Doctrina y Convenios 86:11).

Doctrina y Convenios 87

Puedo “permanece[r] en lugares santos”.

Los niños a quienes enseña afrontarán peligros espirituales y físicos a lo largo de su vida. A fin de ayudarlos a prepararse para hacer frente a esos peligros, puede enseñarles a encontrar lugares santos y a permanecer en ellos.

El servicio en el templo es una manera en la que podemos ayudar a recoger a las personas.

Posibles actividades

  • Lean juntos Doctrina y Convenios 87:6 para averiguar lo que el Señor dijo que sucedería en los últimos días. Pida a los niños que hablen de los desafíos que los niños de su edad afrontan en ocasiones. Invítelos a encontrar en el versículo 8 lo que el Señor dijo que debemos hacer durante épocas de dificultad. Cuénteles sobre los lugares santos que usted tiene en su vida.

  • Ayude a los niños a hacer una lista de lugares santos, de pensamientos santos y de acciones santas que podrían ayudarles a hacer frente a los peligros espirituales (encontrarán ideas en los videos “Permaneced en lugares santos” y “Permaneced en lugares santos — Florece donde sea que estés”, ChurchofJesusChrist.org). Invite a los niños a conservar su lista con ellos para que la consulten cuando la necesiten.

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a elegir algo que harán para que su hogar o su vida sean un “lugar santo”.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Recurra a la creatividad. No se limite a las ideas de actividades que se sugieren en esta reseña. Permita que esas ideas despierten su propia creatividad. Piense en lo que agradará a los niños de su clase y en lo que los ayudará a aprender.