Primaria
31 mayo – 6 junio. Doctrina y Convenios 60–62: “Toda carne está en mi mano”
anterior siguiente

“31 mayo – 6 junio. Doctrina y Convenios 60–62: ‘Toda carne está en mi mano’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“31 mayo – 6 junio. Doctrina y Convenios 60–62”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

Fogata en el Misuri, por Bryan Mark Taylor.

31 mayo – 6 junio

Doctrina y Convenios 60–62

“Toda carne está en mi mano”

Recuerde que su mejor preparación para enseñar Doctrina y Convenios 60–62 provendrá de su estudio personal y familiar de estas secciones.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Permita que cada niño tenga la oportunidad de contar algo que haya aprendido de las Escrituras durante la semana o en la clase de la Primaria del domingo anterior. Cada vez que un niño hable, pida entonces a otro niño de la clase que resuma lo que dijo el anterior.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 60:4; 61:1–2, 36; 62:1

Las Escrituras me enseñan acerca de Jesucristo.

En Doctrina y Convenios 60–62 se encuentran varias declaraciones que pueden ayudar a los niños a comprender quién es Jesucristo y aumentar su amor por Él.

Posibles actividades

  • Muestre una imagen de Jesucristo y pida a los niños que digan por qué aman a Jesús. Escoja algunas frases de Doctrina y Convenios 60–62 que le enseñen a usted sobre el Salvador y compártalas con los niños (véanse, por ejemplo, Doctrina y Convenios 60:4; 61:1–2, 36; 62:1). Ayude a los niños a repetir las frases con usted. Exprese lo que usted siente por Jesucristo.

  • Muestre algunas imágenes del ministerio terrenal de Jesús (véase Libro de obras de arte del Evangelio, nros. 34–61). Permita que los niños le ayuden a explicar lo que Jesús esté haciendo en las imágenes. ¿Cómo demuestra Él el amor que siente por los hijos del Padre Celestial? Comparta con ellos uno de sus pasajes favoritos de las Escrituras que enseñe de Jesús.

  • Entone con los niños “Yo trato de ser como Cristo” (Canciones para los niños, págs. 40–41; véase también el video de acompañamiento en ChurchofJesusChrist.org). A medida que cantan sobre las maneras de ser como Jesús, deténgase de vez en cuando y pida a los niños que completen la frase “Yo puedo ser como Jesús al…”

    Para esto he venido, por Yongsung Kim.

Doctrina y Convenios 62:3

Jesucristo quiere que comparta Su evangelio.

A los niños les encanta compartir lo que saben con los demás. Ayúdeles a comprender que cada vez que comparten lo que saben del Evangelio, el Padre Celestial queda complacido con ellos.

Posibles actividades

  • Explique que el Señor pidió al profeta José Smith y a otros líderes de la Iglesia que viajaran de Kirtland, Ohio, al condado de Jackson, Misuri. Les pidió que predicaran el Evangelio por el camino y al regresar a casa. Lea Doctrina y Convenios 62:3, y pida a los niños que escuchen lo que los misioneros hicieron que complació al Señor. Testifique que el Señor queda complacido con nosotros cada vez que compartimos el Evangelio con los demás.

  • Ayude a los niños a elaborar placas que muestren que tienen el deseo de ser misioneros de la Iglesia. Permita que se pongan las placas y que compartan su testimonio entre ellos a manera de práctica.

  • Entonen juntos una canción sobre compartir el Evangelio, tal como “Yo quiero ser un misionero ya” (Canciones para los niños, pág. 90). Ayude a los niños a pensar en lo que podrían decir si alguien les preguntara sobre lo que les encanta de Jesucristo y Su Iglesia. Invítelos a dibujar cosas que les gusten del evangelio de Cristo.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 60:7, 13; 62:3, 9

Puedo abrir la boca para compartir el evangelio de Jesucristo.

El testimonio de un niño puede ser tan poderoso como el de un adulto, porque el poder del testimonio no se deriva de la edad ni de la experiencia de una persona, sino del Espíritu Santo. Ayude a los niños a que adquieran la confianza de que pueden abrir la boca y compartir con los demás lo que saben que es verdadero.

Posibles actividades

  • ¿Qué bendiciones prometió el Señor en Doctrina y Convenios 60:7; 62:3, 9 a quienes compartieran Su evangelio? ¿De qué forma bendice a los demás el compartir el Evangelio? Considere contar una experiencia que haya tenido al compartir el Evangelio. ¿Qué bendiciones se derivaron de ese esfuerzo? Invite a los niños a que relaten alguna experiencia que hayan tenido. También podrían entonar un himno que hable de la obra misional, tal como “Al mundo ve a predicar” (Himnos, nro. 169), y hablar de las bendiciones que se mencionan en él.

  • Ayude a los niños a dramatizar situaciones en las que podrían compartir el Evangelio con sus amigos. Por ejemplo, ¿qué dirían si alguien les preguntara por qué asisten a la Iglesia? O bien, ¿qué harían si un amigo observara que tienen puesto un anillo HLJ o que están leyendo el Libro de Mormón, y les hiciera preguntas? ¿Qué dirían?

Doctrina y Convenios 60:7; 61:1–2, 36; 62:1

El Señor está dispuesto a perdonarme si me arrepiento.

José Smith y los demás líderes de la Iglesia no eran perfectos. A veces discutían y actuaban con impaciencia (véase “Ezra Booth e Isaac Morley”, Revelaciones en Contexto, pág. 142). Sin embargo, el Señor fue misericordioso con ellos y siempre les ofreció el perdón si se arrepentían.

Posibles actividades

  • Lea con los niños Doctrina y Convenios 60:7; 61:2, y pídales que encuentren palabras que estos versículos tengan en común. Recuerde a los niños que esas revelaciones fueron dadas a José Smith y a otros líderes de la Iglesia. ¿Qué quería el Señor que ellos supieran? ¿Qué aprendemos de esos versículos sobre lo que el Señor siente por nosotros cada vez que cometemos errores?

  • Escriba en la pizarra: ¿Cómo es Jesucristo? Lean juntos Doctrina y Convenios 61:1–2, 36; 62:1, y haga una lista con las respuestas a esa pregunta que los niños encuentren en los versículos. ¿Cómo nos ayudan los atributos que están escritos en la pizarra a comprender por qué está dispuesto a perdonarnos el Salvador? ¿Cuáles son algunas maneras en las que podemos seguir Su ejemplo?

Doctrina y Convenios 60:5; 61:22; 62:5–8

El Señor desea que haga uso de mi albedrío y de Su Espíritu para tomar buenas decisiones.

¿De qué manera puede utilizar esos versículos para enseñar a los niños sobre la forma en que el Señor les ayuda a tomar buenas decisiones?

Posibles actividades

  • Pida a los niños que hablen de algún momento en el que hayan tenido que tomar una decisión. ¿Cómo decidieron qué hacer? Lean juntos Doctrina y Convenios 62:5, 7–8 y averigüen lo que el Señor dijo a los élderes que estaban a punto de emprender un viaje de Misuri a Kirtland, Ohio. ¿Qué decisiones tuvieron que tomar en cuanto al viaje? ¿Qué nos ha dado el Señor para ayudarnos a tomar decisiones? Cuente a los niños la forma en que usted se ha valido de la guía del Espíritu y de su criterio para tomar decisiones.

  • Divida la clase en tres grupos y pida a cada uno de los grupos que lea uno de los versículos siguientes, en los que el Señor instruyó a algunos misioneros sobre la forma de cumplir su misión: Doctrina y Convenios 60:5; 61:22; 62:5. ¿Qué observamos en la instrucción que el Señor dio en esos versículos? ¿Por qué a veces es bueno que hagamos uso de nuestro propio criterio en lugar de esperar instrucciones específicas de Dios para cada asunto?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a que practiquen compartir el Evangelio con un familiar. Por ejemplo, podrían compartir algo que hayan aprendido en la Primaria.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Exprese su testimonio a la clase. El expresar su testimonio a menudo ayudará a que los niños obtengan el suyo. Un testimonio puede ser tan sencillo como decir: “Sé que el Padre Celestial ama a cada uno de ustedes” o “Me siento bien cuando aprendo sobre Jesucristo”.