Primaria
24 – 30 mayo. Doctrina y Convenios 58–59: “Anhelosamente consagrados a una causa buena”
anterior siguiente

“24 – 30 mayo. Doctrina y Convenios 58–59: ‘Anhelosamente consagrados a una causa buena’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“24 – 30 mayo. Doctrina y Convenios 58–59”, Ven, sígueme — Para la Primaria

Independence, Misuri, por Al Rounds.

24 – 30 mayo

Doctrina y Convenios 58–59

“Anhelosamente consagrados a una causa buena”

Conforme lea Doctrina y Convenios 58–59, anote las impresiones espirituales que reciba. Estas pueden ayudarle a planear cómo enseñar a los niños la doctrina que haya aprendido. También podría encontrar ideas en la reseña de la lección en Ven, sígueme — Para uso individual y familiar o en las revistas de la Iglesia.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Invite a algunos niños a que hablen de algo que hayan hecho durante la semana para aprender de las Escrituras.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 58:27–28

El Padre Celestial me ha dado poder para escoger.

Ayude a los niños a saber que el Padre Celestial quiere que tomemos buenas decisiones que nos brindarán felicidad a nuestra vida y a otras personas.

Posibles actividades

  • Lea frases de Doctrina y Convenios 58:27–28 para ayudar a los niños a comprender que pueden escoger hacer el bien. Coloque una cara feliz en un lado del salón y una cara triste en el otro. ¿Cómo nos sentimos cada vez que escogemos hacer el bien? Describa varias situaciones y, para cada una de ellas, una buena y una mala elección. Después de describir cada situación y cada elección, pida a los niños que se pongan de pie cerca de la cara feliz, si la opción es buena, o cerca de la triste si la opción es mala.

  • Muestre a los niños un recipiente con crayones de distintos colores. Muéstreles un segundo recipiente que tenga un solo crayón. Pregúnteles cuál de los recipientes les gustaría utilizar. ¿Por qué? Explique que la capacidad para escoger es una bendición del Padre Celestial. Testifique que el Padre Celestial y Jesucristo nos aman y desean que tomemos decisiones correctas.

  • Cuénteles a los niños de alguna ocasión en la que haya tomado una buena decisión y describa cómo se sintió después. Invítelos a que hagan un dibujo de su relato o de un relato de ellos. Permítales que muestren sus dibujos a la clase y que cuenten lo que hayan aprendido del relato.

Doctrina y Convenios 59:7

El Padre Celestial quiere que yo sea agradecido.

¿Cómo podría ayudar a los niños a comprender la importancia que tiene que agradezcan a Dios las bendiciones que reciben?

Posibles actividades

  • Diga a los niños algo por lo cual usted sienta agradecimiento y pídales que hablen de cosas por las cuales estén agradecidos. Lean Doctrina y Convenios 59:7, y ayude a los niños a pensar en maneras en las que puedan mostrar agradecimiento al Padre Celestial por las bendiciones que tienen. ¿Hay algo que ellos pudieran elaborar para llevarse a casa y que les recuerde que deben agradecer al Padre Celestial Sus bendiciones?

  • Entonen juntos una canción que hable de la gratitud, tal como “Rondó de gracias” (Canciones para los niños, pág. 18). Invite a los niños a que reemplacen las palabras de la canción con otras cosas por las que sientan agradecimiento.

  • Permítales que hagan dibujos de cosas por las que estén agradecidos.

Doctrina y Convenios 59:9–12

El día de reposo es el día del Señor.

Al describir el gozo que usted ha hallado al guardar el día de reposo, puede ayudar a los niños a que lo vean como el día en el que adoramos al Señor.

Posibles actividades

  • Lleve imágenes u objetos que representen cosas apropiadas que se puedan hacer el domingo para adorar al Señor y sentir gozo. Encontrará algunas ideas en Doctrina y Convenios 59:9–12 y “La observancia del día de reposo” (Para la Fortaleza de la Juventud, págs. 30–31). Por ejemplo, para representar la Santa Cena, podría mostrar la imagen 108 del Libro de obras de arte del Evangelio, o bien, un vasito de la Santa Cena y un trozo de pan. ¿Cómo nos ayuda cada una de esas cosas a acercarnos al Padre Celestial y a Jesucristo en el día de reposo?

  • Complete con los niños la hoja de actividades de esta semana a fin de darles ideas para que el día de reposo sea un día santo.

    Tomar la Santa Cena nos ayuda a honrar el día de reposo.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 58:27–28

El albedrío es el poder que tenemos para elegir.

Dios nos ha dado el poder para elegir y con ese poder podemos “efectuar mucha justicia” (versículo 27). ¿Cómo podría ayudar a los niños a quienes enseña a que vean que a pesar de la iniquidad que hay en el mundo, “el poder está en ellos” para que “hagan lo bueno”? (versículo 28).

Posibles actividades

  • Muestre a los niños una tira de papel que en uno de los lados tenga escrita la palabra elección y en el otro la palabra consecuencia. Explique que las elecciones que hacemos tienen consecuencias o resultados que de forma natural siguen a nuestros actos. Invite a un niño a que levante la tira de papel para mostrar que al levantarla uno hace la elección y afronta la consecuencia de esta. Pida a un niño que lea Doctrina y Convenios 58:27–28. ¿Qué elecciones podemos hacer que “efect[úen] mucha justicia” o acarreen buenas consecuencias? (versículo 27). ¿En qué ocasiones hemos hecho buenas elecciones que acarrearon consecuencias que hayan bendecido a otras personas?

  • Escriba frases de Doctrina y Convenios 58:27–28 en tiras de papel y repártalas entre los niños. Invítelos a que las lean en silencio y las mediten. Invítelos a sentarse en el orden en el que están las frases en los versículos 27–28 y que hablen entre ellos de lo que hayan aprendido. ¿Cuál es el mensaje que el Señor tiene para nosotros en esos versículos?

  • Entonen una canción que hable sobre tomar decisiones, tal como “Haz el bien” (Himnos, nro. 155). Haga preguntas que ayuden a los niños a reflexionar sobre la letra de la canción, por ejemplo: ¿Quién nos ayuda a tomar buenas decisiones? ¿Quién trata de hacer que tomemos malas decisiones? ¿Cómo te hace sentir el tomar una buena decisión?

Doctrina y Convenios 59:9–16

El día de reposo es el día del Señor.

El Señor dijo que observar el día de reposo nos ayuda a “conserv[arnos] sin mancha del mundo” (Doctrina y Convenios 59:9). ¿Cómo podría ayudar a los niños a quienes enseña a honrar el día de reposo y a hacer que sea una señal de su amor por el Padre Celestial y Jesucristo?

Posibles actividades

  • Invítelos a que lean Doctrina y Convenios 59:9–16 en grupos de dos y pida a cada grupo que escriba algo de lo que aprenden sobre el día de reposo en cada versículo. Después de varios minutos, pida a cada grupo que explique a la clase lo que hayan escrito. ¿Qué haremos de forma distinta en el día de reposo debido a lo que hemos aprendido?

  • Prepare un juego sencillo en el que los niños hagan concordar frases de Doctrina y Convenios 59:9–16 con el versículo correspondiente. Escoja frases que enseñen lo que el Señor desea que hagamos en el día de reposo. Analicen lo que las frases nos enseñan sobre el día del Señor y cómo podemos acercarnos a Él.

  • El día de reposo es “el día del Señor” (Doctrina y Convenios 59:12): es un día en el que recordamos las muchas obras del Señor conforme lo adoramos (véase Guía para el Estudio de las Escrituras, “Día de reposo”). Ayude a los niños a que reflexionen sobre esas obras, para lo cual invítelos a que lean los siguientes pasajes de las Escrituras y muéstreles imágenes que se relacionen con ellos: Génesis 2:1–3 (véase Libro de obras de arte del Evangelio, nro. 3); Juan 20:1–19 (véase Libro de obras de arte del Evangelio, nro. 59). ¿Qué otras obras poderosas del Señor podemos recordar en el día de reposo? ¿Qué más aprendemos acerca del día de reposo en Doctrina y Convenios 59:9–16?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a que hablen con sus familias de algo que puedan hacer para santificar el día de reposo.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Ayude a los niños a cultivar la confianza en sí mismos. Es posible que algunos niños no se sientan capaces de aprender el Evangelio por su cuenta. Hágales la promesa de que el Espíritu Santo los ayudará a aprender.