Primaria
10 – 16 mayo. Doctrina y Convenios 49–50: “Lo que es de Dios es luz”
anterior siguiente


“10 – 16 mayo. Doctrina y Convenios 49–50: ‘Lo que es de Dios es luz’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“10 – 16 mayo. Doctrina y Convenios 49–50”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

10 – 16 mayo

Doctrina y Convenios 49–50

“Lo que es de Dios es luz”

Al leer Doctrina y Convenios 49–50, busque los mensajes o principios que sienta que serán particularmente significativos para los niños a quienes enseña. En esta reseña se sugieren algunos.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Muestre la imagen de la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar, y ayude a los niños a hablar de la forma en que Jesucristo es como un buen pastor.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 49:12–14

Puedo seguir a Jesucristo.

Ayude a los niños a comprender que ellos pueden seguir a Jesucristo conforme crean en Él, se arrepientan, se bauticen y reciban el Espíritu Santo.

Posibles actividades

  • Muestre cuatro huellas de papel y cuatro imágenes que representen creer en Jesucristo, arrepentirse, bautizarse y recibir el Espíritu Santo. Lean Doctrina y Convenios 49:12–14, y pida a los niños que señalen la imagen correcta cuando se mencione cada una de ellas en los versículos. Permítales que le ayuden a colocar las huellas en el piso con las imágenes junto a ellas e invítelos a turnarse para caminar sobre las huellas. Exprese su testimonio de que cada vez que hacemos las cosas que están en las imágenes, estamos siguiendo a Jesucristo.

  • Válgase de la hoja de actividades de esta semana para hacer títeres que ayuden a los niños a aprender cómo pueden seguir a Jesucristo conforme tengan fe, se arrepientan, se bauticen y reciban el don del Espíritu Santo.

Doctrina y Convenios 50:23–25

Mi luz espiritual puede ser más y más resplandeciente.

Para los niños pequeños podría ser difícil comprender conceptos abstractos como la verdad y el espíritu, pero podría ser de ayuda si los compara con la luz, como lo hace el Señor en Doctrina y Convenios 50:23–25.

Posibles actividades

  • Realice una actividad que ilustre la manera en que nuestra luz espiritual puede ser más y más resplandeciente. Podría mostrar imágenes de objetos que den luz (como una vela, una bombilla y el sol) y permitir que los niños los ordenen del menos al más resplandeciente. O bien, invítelos a que finjan que son luces que se hacen más y más resplandecientes, para lo cual pídales que se inclinen y se vayan levantando lentamente estirando los brazos. Ayúdelos a pensar en cosas buenas que puedan hacer para que su luz espiritual sea más resplandeciente.

  • Entone una canción con los niños que hable de la luz espiritual, tal como “Brilla” (Canciones para los niños, pág. 96). Testifique de la forma en que el Padre Celestial le haya ayudado a usted a que su luz sea más resplandeciente. Hable a los niños sobre la luz que vea en ellos.

Doctrina y Convenios 50:41–44

Jesucristo me ama.

Jesucristo es el Buen Pastor. Somos Sus ovejas y Él nos ama a cada uno. ¿Qué cosas ayudarán a los niños a quienes enseña a sentir el amor que Él tiene por ellos?

Posibles actividades

  • Muestre una imagen de Jesucristo con niños (véase Libro de obras de arte del Evangelio, nros. 47, 84116) y pregúnteles cómo saben que Jesús ama a los niños. Hábleles de cómo sabe que Jesús le ama a usted y a cada uno de los niños de la clase.

  • Elabore ovejas de papel, escriba en cada una de ellas el nombre de los niños de la clase y escóndalas alrededor del salón. Muestre una imagen del Salvador y lea Doctrina y Convenios 50:41–42. Ayude a los niños a comprender lo que enseñan esos versículos en cuanto a lo que Jesucristo siente por ellos. Permítales que encuentren las ovejas en el salón y colóquelas en la pizarra cerca de la imagen de Jesús de manera tal que “ningun[a] de [ellas] se perderá” (versículo 42).

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 49:12–14

Puedo seguir a Jesucristo.

El Señor necesita que todos nosotros enseñemos a los demás que pueden venir a Él conforme tengan fe, se arrepientan, se bauticen y reciban el don del Espíritu Santo.

Posibles actividades

  • Invite a los niños a que comparen Doctrina y Convenios 49:12–14 con lo que Pedro enseñó en Hechos 2:38 y con el cuarto artículo de fe. ¿Qué semejanzas encuentran? ¿Por qué son importantes esas verdades?

  • Invite a los niños a que se junten en grupos de dos y hagan como que uno de ellos quiere saber cómo puede seguir a Jesucristo. El otro niño del grupo puede enseñarle con la ayuda de Doctrina y Convenios 49:12–14.

Doctrina y Convenios 49:15–17

El matrimonio entre el hombre y la mujer es esencial para el plan de Dios.

Es posible que los niños a quienes enseña estén expuestos a mensajes confusos sobre el matrimonio. Doctrina y Convenios 49:15–17 les puede ayudar a comprender lo que el Señor siente en cuanto al matrimonio.

Posibles actividades

  • Explique que los tembladores eran un grupo que creía que la gente no debería casarse (véase el encabezamiento de Doctrina y Convenios 49). Invite a los niños a que encuentren cosas que el Señor enseñó en cuanto al matrimonio en Doctrina y Convenios 49:15–17.

  • Ayude a los niños a comprender el significado de la frase “el matrimonio es ordenado por Dios”. Invítelos a que formen grupos de dos y comparen Doctrina y Convenios 49:15–17 con los primeros tres párrafos de “La Familia: Una Proclamación para el Mundo”. ¿Por qué es tan importante el matrimonio para el Padre Celestial?

  • Entonen juntos la segunda estrofa de “Las familias pueden ser eternas” (Canciones para los niños, pág. 98) u otra canción que hable de las familias. Ayude a los niños a pensar en maneras en las que pueden prepararse para casarse en el templo un día y tener una familia eterna.

    El matrimonio entre el hombre y la mujer es ordenado por Dios.

Doctrina y Convenios 50:40–46

Jesucristo es el Buen Pastor.

En Doctrina y Convenios 50:40–46 hay simbolismos que pueden ayudar a los niños a quienes enseña a comprender lo que el Salvador siente por ellos.

Posibles actividades

  • Elabore un juego de encontrar concordancias con frases de Doctrina y Convenios 50:40–46. Por ejemplo, podría escribir “No temáis, pequeñitos” en una tarjeta que concuerde con otra que diga “porque sois míos” (versículos 41). Lean juntos Doctrina y Convenios 50:40–46. Después revuelva las tarjetas en el piso, en una mesa o en la pizarra, y pida a los niños que hagan concordar las frases. ¿Qué nos enseñan esas frases sobre Jesucristo?

  • Para ayudar a los niños a comprender que el Señor es como un buen pastor, pídales que lean juntos Doctrina y Convenios 50:40–46. Después muestre el video “Jesús declara la parábola de la oveja perdida” (ChurchofJesusChrist.org), y pídales que se fijen en algo en el video que les recuerde lo que leyeron. ¿De qué forma nos rescata Jesús? ¿Cómo podemos ser buenos pastores para los demás?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Prepare una nota para cada niño con estas palabras: Pregúntame sobre . Permita que los niños llenen el espacio en blanco con algo que hayan aprendido en la clase (ayúdeles si es necesario) y póngales la nota en la ropa para que dé pie a una conversación en el hogar.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Modifique las actividades según las edades de los niños a quienes enseñe. A medida que los niños crecen, aportan más a las clases, ya que tienen más experiencia y quizá les resulte más fácil expresar lo que piensan. Si enseña a niños pequeños, tal vez tenga que explicarles con más detalles que a los niños mayores. Siempre brinde a los niños la oportunidad de que participen por su cuenta y después ayúdeles según sea necesario.