Uso individual y familiar
26 julio – 1 agosto. Doctrina y Convenios 84: “El poder de la divinidad”

“26 julio – 1 agosto. Doctrina y Convenios 84: ‘El poder de la divinidad’”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“26 julio – 1 agosto. Doctrina y Convenios 84”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2021

Restauración, por Liz Lemon Swindle

26 julio – 1 agosto

Doctrina y Convenios 84

“El poder de la divinidad”

A medida que lea Doctrina y Convenios 84, medite sobre el consejo de “vivi[r] de toda palabra que sale de la boca de Dios” (versículo 44). ¿De qué manera vivirá usted de las palabras de esta revelación?

Anote sus impresiones

Desde que el sacerdocio fue restaurado en 1829, los Santos de los Últimos Días habían sido bendecidos por ese sagrado poder. Fueron bautizados, confirmados y llamados a servir mediante la autoridad del sacerdocio, de manera muy similar a como lo somos en la actualidad. Pero el tener acceso al poder del sacerdocio no es lo mismo que entenderlo completamente, y había más que Dios deseaba que Sus santos entendieran, particularmente con la restauración próxima de las ordenanzas del templo. La revelación de 1832 sobre el sacerdocio, que actualmente es Doctrina y Convenios 84, amplió la visión de los santos sobre lo que el sacerdocio realmente es, y puede hacer lo mismo para nosotros en la actualidad. Después de todo, hay mucho que aprender sobre el poder divino que posee “la llave del conocimiento de Dios”, que pone de manifiesto “el poder de la divinidad” y que nos prepara para “ver la faz de Dios, sí, el Padre, y vivir” (versículos 19–22).

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Doctrina y Convenios 84:1–5, 17–28

Tengo acceso al poder y a las bendiciones del sacerdocio de Dios.

Cuando piensa en la palabra sacerdocio, ¿qué se le viene a la mente? ¿Con cuánta frecuencia piensa usted en el sacerdocio y la influencia que tiene en su vida diaria? Después de meditar esas preguntas, estudie Doctrina y Convenios 84:1–5, 17–28, y considere lo que el Señor desea que usted sepa sobre Su poder del sacerdocio. ¿Cómo podría utilizar esos versículos para describir el sacerdocio a alguien y explicar sus propósitos?

También podría meditar sobre las ordenanzas del sacerdocio en las que ha participado. ¿En qué forma ha visto “el poder de la divinidad” (versículo 20) manifestarse en ellos? Considere qué desea el Señor que usted haga para recibir más de Su poder en su vida.

Véanse también M. Russell Ballard, “Los hombres y las mujeres, y el poder del sacerdocio”, Liahona, septiembre de 2014, págs. 32–37; Temas del Evangelio, “Sacerdocio”, topics.ChurchofJesusChrist.org.

Doctrina y Convenios 84:31–42

Si recibo al Señor y a Sus siervos, recibiré todo lo que el Padre tiene.

El élder Paul B. Pieper enseñó: “Es interesante que en el juramento y convenio del sacerdocio [Doctrina y Convenios 84:31–42], el Señor utilice los verbos obtener y recibir; no utiliza el verbo ordenar. En el templo es donde el hombre y la mujer —juntos— obtienen y reciben las bendiciones y el poder del Sacerdocio Aarónico como del de Melquisedec” (“Las realidades reveladas de la vida terrenal”, Liahona, enero de 2016, pág. 47).

Al estudiar Doctrina y Convenios 84:31–42, busque las palabras “obtener” y “recibir” (incluso sus conjugaciones). Medite sobre lo que pudieran significar en ese contexto. ¿En qué forma está usted “recib[iendo]” al Señor y a Sus siervos?

También podría notar las promesas de esos versículos relacionadas con el juramento y el convenio del sacerdocio, el cual Dios “no puede quebrantar” (versículo 40). ¿Qué encuentra que le inspire a ser más fiel en recibir al Padre, a Sus siervos y Su poder del sacerdocio?

Véase también la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Convenio”, “Juramento”, escrituras.LaIgesiadeJesucristo.org.

Doctrina y Convenios 84:43–58

Vengo a Cristo conforme presto atención a Sus palabras y doy oído a Su Espíritu.

El leer regularmente las Escrituras y las palabras de los profetas es mucho más que un elemento a tachar de una lista de cosas espirituales por hacer. ¿Qué verdades encuentra en Doctrina y Convenios 84:43–58 que le ayuden a entender por qué necesita estudiar la palabra de Dios regularmente? Advierta el contraste entre la luz y la oscuridad en esos versículos; ¿de qué manera el “estar diligentemente atent[o] a las palabras de vida eterna” ha llevado luz, verdad y “el Espíritu de Jesucristo” a su vida? (versículos 43, 45).

Véanse también 2 Nefi 32:3; “El Libro de Mormón: La [piedra] clave de nuestra religión”, Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Ezra Taft Benson, 2014, págs. 137–147.

El estudiar las Escrituras me ayuda a sentir la influencia del Espíritu.

Doctrina y Convenios 84:62–91

El Señor estará conmigo cuando esté en Su servicio.

A medida que lea esos versículos, podría señalar maneras en que el Señor dijo que sostendría a Sus apóstoles y misioneros. ¿Cómo podrían aplicarse esas promesas a la obra que Él le ha pedido a usted que haga? Por ejemplo, ¿en qué forma se han cumplido las promesas del versículo 88 en su vida?

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Doctrina y Convenios 84:6–18.

Después de leer sobre la forma en que Moisés recibió la autoridad del sacerdocio, un poseedor del sacerdocio de su familia o un hermano ministrante podría compartir su experiencia de haber sido ordenado a un oficio del sacerdocio. De ser posible, él podría compartir y analizar su línea de autoridad del sacerdocio. ¿Por qué es importante que actualmente en la Iglesia podemos seguir la línea de autoridad del sacerdocio a la autoridad de Jesucristo? Para solicitar una línea de autoridad del sacerdocio, envíe un correo electrónico a lineofauthority@ChurchofJesusChrist.org.

Doctrina y Convenios 84:20–21.

¿En qué ocasiones ha experimentado su familia “el poder de la divinidad” al manifestarse este mediante una ordenanza tal como el bautismo o la Santa Cena? Quizá podrían hablar sobre la forma en que esas ordenanzas llevan el poder de Dios a nuestra vida. También podría poner a la vista una imagen de un templo y analizar cómo las ordenanzas del templo nos dan poder adicional para llegar a ser como el Salvador. Si lo desea, entonen una canción sobre el sacerdocio, tal como “El sacerdocio se restauró” (Canciones para los niños, págs. 60–61), y analicen lo que la canción enseña sobre el sacerdocio.

Doctrina y Convenios 84:43–44.

Podrían preparar una comida o un postre juntos y rotular cada ingrediente con una palabra o frase del versículo 44. ¿Por qué es importante que incluyamos cada ingrediente? ¿Por qué es importante vivir de toda palabra de Dios?

Doctrina y Convenios 84:98–102.

¿Qué aprendemos sobre Jesucristo en el “nuevo cántico” (versículo 98) que se encuentra en esos versículos? ¿Qué podemos hacer en nuestra época para contribuir a que se logren las condiciones que se describen en el cántico?

Doctrina y Convenios 84:106–110.

¿Cómo se “edifica juntamente” nuestra familia mediante los dones y esfuerzos de “cada miembro”? (versículo 110).

Para ver más ideas sobre la enseñanza de los niños, véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para la Primaria.

Canción que se sugiere: “El sacerdocio se restauró”, Canciones para los niños, págs. 60–61; véase también “Ideas para mejorar el estudio familiar de las Escrituras”.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Hacer invitaciones a actuar y darles seguimiento. Cuando usted invita a su familia a actuar de conformidad con lo que estén aprendiendo, les está demostrando que el Evangelio es algo que se vive, y no solo algo de lo que se habla. ¿Qué invitación a actuar les puede hacer de acuerdo con su estudio de Doctrina y Convenios 84?

Templo de Roma, Italia