2012
Un pasaje inspirador

Un pasaje inspirador

Hannah M., Filipinas

Cuando mi madre quiere darnos un mensaje inspirador de las Escrituras, cita Alma 37:37. Lo ha compartido tantas veces que cuando empieza a leerlo, lo decimos al unísono con ella porque lo sabemos de memoria.

Con frecuencia me he preguntado por qué insiste en compartir eso con nosotros. Sí, ya sabemos que tenemos que orar y estar agradecidos a diario. Sin embargo, lo que más me llegó al corazón fue cuando por fin me di cuenta de que mamá sencillamente no quiere que olvidemos que el Padre Celestial y Jesucristo siempre velan por nosotros.

Cada vez que enfrento pruebas y tribulaciones, nunca olvido leer ese pasaje de las Escrituras. Siempre recuerdo lo amorosos que son el Padre Celestial y Jesucristo. Tengo que estar agradecida por todas mis bendiciones. Siempre recordaré la forma en que mi mamá me cambió la perspectiva de la oración y del ser agradecida, incluso en las pruebas.