Introducción: ¿Cómo puedo obtener el mayor provecho del manual Predicad Mi Evangelio?
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

“Introducción: ¿Cómo puedo sacar el mayor provecho del manual Predicad Mi Evangelio?” Predicad Mi Evangelio: Una guía para el servicio misional, 2018, págs. VII–XII

“Introducción”, Predicad Mi Evangelio, págs. VII–XII

Introducción: ¿Cómo puedo obtener el mayor provecho del manual Predicad Mi Evangelio

Predicad Mi Evangelio

Utilice el manual Predicad Mi Evangelio para satisfacer sus necesidades como misionero a medida que llegue a ser un discípulo de Jesucristo más profundamente comprometido. Puede dedicar toda una sesión de estudio a unos cuantos párrafos o a un capítulo entero. Puede estudiar los capítulos en orden o planificar otra secuencia que mejor satisfaga sus necesidades. Esa flexibilidad le permite estudiar lo que necesite cuando lo necesite, siguiendo las indicaciones del presidente de misión.

Todos los capítulos de Predicad Mi Evangelio le serán de ayuda a medida que se prepare para cumplir con su objetivo como misionero; no obstante, al comenzar a estudiar el capítulo 3, tal vez perciba un enfoque diferente. La mayoría de los capítulos están dirigidos a usted personalmente, pero el capítulo 3 está dirigido a una audiencia más general. Usted aprenderá la doctrina en el capítulo 3 para: (a) fortalecer su propio conocimiento y testimonio del Evangelio, y (b) enseñar a otras personas y prepararlas para hacer y guardar compromisos y convenios.

La doctrina que aprenda en los demás capítulos también podrá ayudarle a enseñar a las personas; por ejemplo, el capítulo 4, “¿Cómo reconozco y comprendo al Espíritu?”, puede ayudarle a enseñar a las personas la manera de obtener un testimonio por el poder del Espíritu Santo. El capítulo 5, “¿Qué función tiene el Libro de Mormón?”, puede ayudarle a resolver las dudas que alguien pueda tener en cuanto a la lectura de ese libro. Algunas ideas del capítulo 2, “¿Cómo estudio de manera eficaz y me preparo para enseñar?”, serán de utilidad a los conversos nuevos para sacar mayor provecho de su estudio del Libro de Mormón.

Predicad Mi Evangelio se concentra en los aspectos esenciales de la obra misional. No da respuesta a todas las preguntas ni resuelve todas las situaciones que usted enfrentará. Usted realizará una labor más eficaz si sigue al Espíritu, escudriña las Escrituras, guarda los mandamientos y pone en práctica lo que aprenda.

Estudie los capítulos en el transcurso de toda su misión y practique lo que aprenda. Evalúe su obra. Los misioneros que se esfuercen por prepararse diariamente y que traten de mejorar constantemente contarán con la guía del Espíritu Santo y serán bendecidos.

Las lecciones misionales

Usted tiene la flexibilidad de enseñar las lecciones de la manera que sea de mayor utilidad a las personas para estar completamente preparadas para el bautismo y la confirmación. El objetivo de usted no es solo cubrir el material, sino también ayudar a las personas a venir a Cristo mediante la fe en Jesucristo, el arrepentimiento, el bautismo, la recepción del Espíritu Santo y el perseverar hasta el fin. En muy pocas ocasiones debe durar una lección más de 45 minutos. Es posible que descubra que el horario de la persona o sus propios compromisos de tiempo solo le permiten hacer visitas para enseñar más cortas; en ese caso, tal vez tenga que hacer visitas cortas y frecuentes en las que cubra menos material.

Puede enseñar las lecciones de muchas maneras. Lo mejor es permitir que las necesidades de la persona a quien esté enseñando y la guía del Espíritu determinen la lección que deba enseñar, cuándo la deba enseñar y cuánto tiempo deba dedicarle. No aprenda toda la lección de memoria.

Estudio personal y con el compañero, consejo de distrito, conferencias de zona y consejo de líderes de la misión

El estudio eficaz en el transcurso de su misión, el cual incluye meditar y escuchar las impresiones del Espíritu, le servirá para cumplir su objetivo como misionero y para fortalecer su testimonio del evangelio de Jesucristo. Entre las oportunidades de estudio importantes se encuentran el estudio personal, el estudio con el compañero, el consejo de distrito, las conferencias de zona y el consejo de líderes de la misión. Su horario misional incluye tiempo la mayoría de los días para el estudio personal y el estudio con el compañero.

Lo que usted aprenda en el estudio personal le será de provecho en su estudio con el compañero, en el consejo de distrito, en las conferencias de zona y en el consejo de líderes de la misión, en donde podrán “enseñ[arse] el uno al otro la doctrina del reino” (Doctrina y Convenios 88:77). Lo que usted aprenda en sus oportunidades de estudio le servirá para enseñar con poder espiritual.

Estudio personal

El objetivo del estudio personal es fortalecer su conocimiento y testimonio del Evangelio y ayudarle a prepararse para satisfacer las necesidades de las personas a las que enseñe. En su estudio personal, concéntrese en los libros canónicos y en recursos apropiados y aprobados para su misión.

Su estudio personal será más eficaz a medida que:

  • Lea el Libro de Mormón y otras Escrituras.

  • Estudie la doctrina de las lecciones misionales.

  • Estudie otros capítulos de Predicad Mi Evangelio.

  • Medite lo que esté aprendiendo y preste atención a fin de escuchar las impresiones del Espíritu Santo.

Estudio con el compañero

El objetivo del estudio con el compañero es: (1) fomentar la unidad entre compañeros a fin de enseñar por el Espíritu, y (2) concentrarse en el progreso de las personas a las que enseñen. El estudio con el compañero será más eficaz a medida que:

  • Compartan lo que aprendan de su estudio personal, especialmente en lo que se refiere a las personas a las que estén enseñando.

  • Se preparen para citas específicas de enseñanza, para visitas con miembros, para oportunidades de buscar personas para enseñar y otras actividades. Estudien el material que les sirva para ser más eficaces al enseñar, al buscar personas para enseñar y al trabajar. Cuando sea apropiado, practiquen aplicar lo que estén aprendiendo por medio de la dramatización de situaciones simuladas. Hablen de las personas a las que estén enseñando y hagan planes para poner en práctica lo que estén aprendiendo.

  • Durante el transcurso del día, continúen hablando de los principios, las metas, las habilidades y los planes que hayan tratado durante el estudio con el compañero.

Para nuevos misioneros: Estudio adicional con el compañero

El propósito del estudio adicional con el compañero es brindar más tiempo a los nuevos misioneros para edificar sobre lo que se aprendió en los centros de capacitación misional. A medida que participe en el estudio adicional, será más capaz de entender y poner en práctica los principios de la obra misional que se encuentran en las Escrituras y en Predicad Mi Evangelio.

Consejo de distrito

El objetivo del consejo de distrito es “enseñ[arse] el uno al otro la doctrina del reino” (Doctrina y Convenios 88:77).

  • El consejo de distrito se realiza semanalmente y dura de 60 a 90 minutos.

  • El líder de distrito planifica y dirige el consejo de distrito y puede invitar a otros misioneros a ayudarle a enseñar.

  • El consejo de distrito puede incluir oportunidades para hacer lo siguiente:

    • Compartir lo que se haya aprendido del estudio personal y con el compañero.

    • Practicar la enseñanza de las lecciones en diversos entornos.

    • Explicar, demostrar y practicar los principios y las aptitudes descritos en Predicad Mi Evangelio.

    • Analizar el progreso y las necesidades de las personas.

    • Analizar y resolver los desafíos que haya en el distrito.

    • Compartir experiencias y testimonios de la obra misional.

    • Compartir experiencias de trabajar con los miembros.

  • Los líderes de distrito pueden valerse del consejo de distrito para recibir informes relacionados con las labores de los misioneros en el distrito. No deben establecer metas ni cuotas para los demás misioneros.

Conferencias de zona y consejo de líderes de la misión

Las conferencias de zona y el consejo de líderes de la misión se realizan bajo la dirección del presidente de misión.

Ayudas para el estudio del manual Predicad Mi Evangelio

En cada capítulo de Predicad Mi Evangelio hay varias ayudas que le permitirán aprovechar al máximo su estudio. Utilice estas ayudas de manera flexible de acuerdo con sus necesidades.

Diario de estudio

En el manual Predicad Mi Evangelio se le pide con frecuencia que use un diario de estudio para ayudarle a comprender, aclarar y recordar lo que vaya aprendiendo. El élder Richard G. Scott enseñó: “El conocimiento que se registre cuidadosamente estará disponible en el momento que se necesite. Debes guardar en un lugar sagrado la información que sea espiritualmente delicada, un lugar que le comunique al Señor el valor que le das. Esa costumbre hará posible que recibas más luz” (véase “Cómo adquirir conocimiento espiritual”, Liahona, enero de 1994, pág. 103). Repase el diario de estudio con regularidad para recordar sus experiencias espirituales, comprender mejor algún concepto y reconocer su progreso.

El diario de estudio puede ser un diario encuadernado, un cuaderno o una carpeta. Registre y organice sus pensamientos y sus impresiones de la manera que mejor se adapte a la forma en que usted aprende. Desarrolle su propio sistema para tener fácil acceso a información clave en el futuro. Úselo a menudo para repasar y tener acceso a lo que ha aprendido y para ponerlo en práctica. Use el diario de estudio para tomar apuntes o escribir impresiones recibidas durante el estudio personal y con el compañero, así como durante el consejo de distrito, las conferencias de zona, el consejo de líderes de la misión y las entrevistas con el presidente de misión.

Recuadros de información

Los recuadros del manual Predicad Mi Evangelio le ayudarán a aprender. Algunos de ellos dan una sinopsis o un resumen de los puntos clave. Otros le permitirán ver con más claridad lo que esté estudiando, aprender de las Escrituras, poner en práctica lo que aprenda, desarrollar sus habilidades y satisfacer las necesidades de las personas a las que enseñe. En la mayoría de los casos, estos recuadros son simplemente un punto de partida. Con la ayuda de la oración, elabore nuevas actividades de estudio y busque pasajes adicionales de las Escrituras para ampliar las actividades que figuran en los recuadros.

“Considere esto”. La mayoría de los capítulos comienzan con preguntas contenidas en el recuadro “Considere esto”, las cuales se concentran en los puntos clave del capítulo y le proporcionan un marco para el estudio. Utilice esas preguntas para ayudarle a organizar y comprender lo que aprenda y para meditar en ello y ponerlo en práctica.

“Recuerde esto”. La mayoría de los capítulos terminan con el recuadro “Recuerde esto”, un resumen de los puntos más importantes del capítulo. Al terminar de estudiar un capítulo, repase estas declaraciones para cerciorarse de que comprenda los puntos principales. Evalúe cuán bien está aplicando estos puntos y haga planes para seguir poniendo en práctica lo que haya aprendido.

“Estudio de las Escrituras”. Estos recuadros le señalan referencias de las Escrituras, las cuales pueden aumentar su comprensión y fortalecer su testimonio. Busque pasajes adicionales de las Escrituras que pueda agregar a los de los recuadros. Hágase otras preguntas relacionadas con el tema que le den una comprensión aún mayor al respecto y le permitan poner en práctica lo que aprenda.

“Actividad”. La mayoría de los capítulos contienen actividades para el estudio personal y con el compañero cuyo objetivo es ampliar sus conocimientos y ayudarle a ponerlos en práctica. Repita estas actividades durante el transcurso de la misión. Aprenderá algo nuevo cada vez que lo haga porque sus necesidades, y las de las personas a las que enseñe, cambiarán.

Recuadros rojos. Estos recuadros contienen información y sugerencias importantes para muchas situaciones de enseñanza.

Relatos

Todos los relatos de Predicad Mi Evangelio son verídicos, aunque se han cambiado los nombres de la mayoría de las personas. En cada uno de los relatos se ilustran varios principios relacionados con la obra misional. Al leer esos relatos, busque los principios que se ilustran en ellos.

Ideas para el estudio y la práctica

Cada uno de los capítulos concluye con ideas adicionales para el estudio personal, el estudio con el compañero, el consejo de distrito, las conferencias de zona y el consejo de líderes de la misión. Este recurso abundante de actividades para el aprendizaje proporciona ejemplos de maneras eficaces de aprender el material. Sea creativo y busque la inspiración para idear actividades adicionales conforme estudie o enseñe una de estas secciones. Lleve a cabo estas actividades varias veces durante el transcurso de la misión.

Misioneros que sirven en ramas y distritos

Muchos misioneros sirven en ramas y distritos. Aunque este manual se refiere a barrios y estacas, los principios y métodos se aplican también a las ramas y a los distritos. El presidente de misión le dará instrucciones cuando sea necesario hacer ajustes al trabajar con los líderes de rama y de distrito.

Uso por parte de miembros de la Iglesia

Predicad Mi Evangelio va dirigido tanto a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, así como a los misioneros de tiempo completo de la Iglesia. Los principios y la doctrina que se enseñan en esta guía se aplican a todos los miembros a medida que procuran edificar el reino del Señor. El estudio frecuente de este manual les ayudará a responder preguntas del Evangelio de mejor manera, a aprender y enseñar la doctrina del evangelio de Cristo, a cumplir con sus responsabilidades como miembros-misioneros y a fomentar la unidad con los misioneros de tiempo completo.