Primaria
1 – 7 marzo. Doctrina y Convenios 20–22: “El origen de la Iglesia de Cristo”

“1 – 7 marzo. Doctrina y Convenios 20–22: ‘El origen de la Iglesia de Cristo’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“1 – 7 marzo. Doctrina y Convenios 20–22”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

La casa de Peter Whitmer, por Al Rounds.

1 – 7 marzo

Doctrina y Convenios 20–22

“El origen de la Iglesia de Cristo”

Conforme estudie Doctrina y Convenios 20–22 durante esta semana, le acudirán a la mente ideas para la enseñanza. En esta reseña, encontrará otras ideas sobre cómo enseñar.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Muestre la ilustración que se encuentra en la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar, y pida a los niños que compartan lo que sepan sobre la organización de la Iglesia. Para obtener ayuda, consulte “Capítulo 9: Organización de la Iglesia de Jesucristo” (Relatos de Doctrina y Convenios, págs. 40–42).

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 20–21

La Iglesia de Jesucristo se ha restaurado.

El 6 de abril de 1830, José Smith y Oliver Cowdery se reunieron con otras personas para organizar la Iglesia restaurada de Jesucristo. ¿Cómo puede ayudar a los niños a quienes enseña a comprender la importancia de ese acontecimiento?

Posibles actividades

  • Utilice el encabezado de Doctrina y Convenios 21 o el capítulo 9 de Relatos de Doctrina y Convenios para relatarles brevemente a los niños lo que sucedió el día en que se organizó la Iglesia. Para ayudarles a comprender ese acontecimiento, muéstreles el video “La organización de la Iglesia” (ChurchofJesusChrist.org).

  • Diga a los niños por qué siente gratitud por el hecho de que tengamos La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Explique que ser miembro de la Iglesia nos prepara para volver a vivir con Dios. Ayúdeles a repetir la frase: “Yo soy de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” varias veces o a cantar “La Iglesia de Jesucristo” (Canciones para los niños, pág. 48).

Doctrina y Convenios 20:37, 71–74

Me estoy preparando para bautizarme.

Los niños a quienes enseña se están preparando para bautizarse. Ayúdeles a comprender lo que significa bautizarse y lo que pueden hacer para prepararse.

Posibles actividades

  • Muestre una ilustración de un niño bautizándose (véase Libro de obras de arte del Evangelio, nro. 104) y pida a los niños que señalen lo que observen. Lea o resuma Doctrina y Convenios 20:71–74, y ayude a los niños a ver de qué forma la ilustración concuerda con las instrucciones contenidas en esos versículos. Testifique que debemos seguir el ejemplo del Salvador y bautizarnos de la manera que Él ha mandado.

  • Haga un resumen de Doctrina y Convenios 20:37. ¿Qué aprendemos en este versículo sobre las personas que desean bautizarse? Muestre ilustraciones de maneras en las que los niños pueden prepararse para el bautismo, tales como servir a los demás y orar.

  • Entonen una canción sobre el bautismo, tal como “Cuando me bautice” (Canciones para los niños, pág. 53), o vean “El bautismo de Jesús” (biblevideos.ChurchofJesusChrist.org). Invite a los niños a compartir sus sentimientos sobre bautizarse.

Doctrina y Convenios 20:75–79

La Santa Cena me ayuda a recordar a Jesucristo.

¿Cómo puede ayudar a los niños a comprender mejor por qué participamos de la Santa Cena cada semana?

Posibles actividades

  • Lea Doctrina y Convenios 20:77 a los niños. Pídales que se pongan de pie al escuchar lo que debemos recordar cuando comemos el pan de la Santa Cena. Haga lo mismo con el versículo 79. (Quizá convendría señalar que tomamos agua en vez de vino). ¿Cómo podemos demostrar que recordamos a Jesús?

  • Relate a los niños sobre alguna ocasión en la que usted haya hecho una promesa y la haya cumplido. Invítelos a que cuenten una experiencia similar que ellos hayan tenido. Explique que al tomar la Santa Cena hacemos promesas. Lea Doctrina y Convenios 20:77, haciendo hincapié en las promesas que hacemos de “recordarle siempre” y de “guardar sus mandamientos”. Invite a los niños a compartir alguna ocasión en la que hayan recordado al Salvador u obedecido un mandamiento.

    La Santa Cena me recuerda que debo pensar en Jesucristo.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 20–21

La Iglesia de Jesucristo se ha restaurado.

En obediencia al mandato del Señor, José Smith, Oliver Cowdery y otras personas organizaron la Iglesia restaurada de Jesucristo el 6 de abril de 1830. Piense en maneras de ayudar a los niños a ver la forma en que ese acontecimiento ha bendecido la vida de ellos.

Posibles actividades

  • Recuerde a los niños algunos acontecimientos importantes sobre los que han estado aprendiendo, tales como la restauración del sacerdocio y la traducción del Libro de Mormón. ¿Por qué era necesario que esas cosas sucedieran antes de que la Iglesia pudiera organizarse?

  • Muestre ilustraciones de cosas que hacemos en la Iglesia y que se describen en la sección 20, tales como aprender sobre Dios y Jesucristo, ministrar, bautizar y participar de la Santa Cena. Ayude a los niños a hacer corresponder las ilustraciones con los versículos que las describan, tales como Doctrina y Convenios 20:17–21, 47, 70, 72–74, 75–79, y el encabezamiento de la sección 21. ¿Qué bendiciones tenemos gracias a que somos miembros de la Iglesia?

  • Entonen juntos “La Iglesia de Jesucristo” (Canciones para los niños, pág. 48).

Doctrina y Convenios 20:37, 77, 79

Cuando me bauticé, prometí seguir a Jesucristo.

Muchos de los niños de su clase ya se han bautizado. Recuérdeles el convenio que hicieron de “tomar sobre sí el nombre de Jesucristo” (Doctrina y Convenios 20:37).

Posibles actividades

  • Invite a algunos niños a que vengan preparados para hablar de lo que sintieron cuando se bautizaron. Tal vez podrían traer una fotografía del día de su bautismo para mostrársela a la clase. ¿Por qué decidieron bautizarse? ¿De qué manera los ha bendecido el haberse bautizado y el haber recibido el Espíritu Santo?

  • Lean juntos Doctrina y Convenios 20:77, y pida a los niños que señalen las promesas que hacemos durante la Santa Cena. Para ayudarles a comprender que hay cosas que pueden hacer cada día para “recordar… siempre” a Jesucristo, invite a un niño a que actúe o represente algo que puede hacer para recordar al Salvador. Pida a los demás que adivinen lo que significa la acción. Según el versículo 77, ¿de qué manera nos bendice el hecho de recordar siempre al Salvador?

  • Ayude a los niños a que comparen Doctrina y Convenios 20:37 con el versículo 77 para que encuentren la frase que se repite en ambos versículos. Muéstreles un objeto que tenga un nombre en él (como una marca o el nombre de una persona). ¿Qué nos dice el nombre acerca del objeto? Lean juntos Doctrina y Convenios 20:37 para descubrir qué nombre tomamos sobre nosotros al bautizarnos. ¿Qué significa tomar sobre nosotros el nombre de Jesucristo? ¿Cómo debemos pensar y actuar debido a que llevamos ese nombre?

Doctrina y Convenios 21:4–6

Recibo bendiciones si sigo al profeta.

¿Cómo ayudará usted a los niños a recibir las bendiciones que se prometen en esos versículos a quienes sigan al profeta?

Posibles actividades

  • Escriba en la pizarra Mandamientos y Bendiciones. Invite a los niños a que lean Doctrina y Convenios 21:4–6, en busca de los mandamientos que el Señor dio y las bendiciones que Él prometió. Pídales que escriban en la pizarra lo que encuentren.

  • Muestre una ilustración del profeta actual e invite a los niños a que compartan algo que hayan aprendido o escuchado de él recientemente. Lean juntos Doctrina y Convenios 21:5. Invite a los niños a que escriban o dibujen algo que ellos pueden hacer para seguir al profeta. Comparta su testimonio de que cada vez que seguimos al profeta, seguimos al Salvador.

Alentar el aprendizaje en el hogar

Pida a los niños que elaboren una lista de razones por las cuales están agradecidos por la Iglesia restaurada de Jesucristo. Aliéntelos a compartir su lista con un familiar o un amigo.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Válgase de relatos para enseñar la doctrina. “Los relatos ayudan a que los niños vean la forma en que el Evangelio se aplica a la vida diaria… Al enseñar a los niños pequeños, planifique maneras de hacerlos participar en el relato; por ejemplo, podría pedirles que sostengan láminas, que repitan frases o que participen en una dramatización” (Enseñar a la manera del Salvadorpág. 25).