Primaria
15 – 21 marzo. Doctrina y Convenios 27–28: “Es preciso que todas las cosas se hagan con orden”
anterior siguiente

“15 – 21 marzo. Doctrina y Convenios 27–28: ‘Es preciso que todas las cosas se hagan con orden’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“15 – 21 marzo. Doctrina y Convenios 27–28”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

15 – 21 marzo

Doctrina y Convenios 27–28

“Es preciso que todas las cosas se hagan con orden”

Las verdades que se enseñan en Doctrina y Convenios 27–28 pueden fortalecer el testimonio de los niños a quienes enseña. Al tener en cuenta las necesidades de los niños, ¿cuáles son las verdades en las que siente que debe centrarse en la clase?

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Muestre una foto del profeta José Smith y una del profeta actual. Invite a los niños a que digan el nombre de las personas que están en las fotografías y que digan cosas que hacen los profetas.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 27:1–2

La Santa Cena me ayuda a recordar a Jesucristo.

Los niños pequeños pueden aprender sobre la importancia de la Santa Cena y hallar maneras de recordar al Salvador durante esa ordenanza sagrada.

Posibles actividades

  • Muestre a los niños una ilustración de Jesús dando la Santa Cena a Sus apóstoles (véase Libro de obras de arte del Evangelio, nro. 54). ¿Cómo sería tomar la Santa Cena con el Salvador? (Véase Doctrina y Convenios 27:5). Lea Doctrina y Convenios 27:2 comenzando en “recordando ante el Padre” y pida a los niños que escuchen lo que el Salvador desea que recordemos al participar de la Santa Cena.

  • Muestre a los niños un poco de pan y agua, y una ilustración del Salvador. Permítales que sostengan la ilustración mientras les enseña que la Santa Cena nos ayuda a recordar a Jesucristo.

  • Ayude a los niños a pensar en lo que pueden hacer para recordar a Jesús durante la Santa Cena. ¿Qué hace su familia para ayudarse unos a otros a ser reverentes? Invite a los niños a que hagan un dibujo que puedan ver durante la Santa Cena y que les ayude a recordar al Salvador.

Doctrina y Convenios 27:15–18

La armadura de Dios me protege.

Piense en maneras en las que pueda ayudar a los niños a quienes enseña a comprender que guardar los mandamientos es como vestirse con la armadura de Dios.

Posibles actividades

  • Muestre a los niños una ilustración de una armadura (véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar). Mientras lee Doctrina y Convenios 27:15–18, ayúdeles a encontrar las piezas de la armadura en la ilustración. Dígales la forma en que la armadura de Dios le ha ayudado a usted a “resistir el día malo” (versículo 15).

  • La reseña de Efesios de Ven, sígueme — Para la Primaria Nuevo Testamento 2019 contiene una hoja de actividades sobre la armadura de Dios. Corte las piezas de la armadura y permita que los niños las pongan a una de las figuras en tanto que usted lee Doctrina y Convenios 27:15–18. Ayúdeles a comprender lo que pueden hacer para vestirse con la armadura de Dios, como orar, hacer lo justo, servir a los demás, etcétera.

    Puedo vestirme con la armadura de Dios.

Doctrina y Convenios 28:2, 6–7

El profeta dirige la Iglesia.

¿Saben los niños a quienes enseña por qué tenemos profetas? Válgase de Doctrina y Convenios 28 para ayudar a los niños a saber que el profeta es la única persona que puede dirigir la Iglesia.

Posibles actividades

  • Lea o cuente con sus propias palabras el relato de Hiram Page (véase “Capítulo 14: El Profeta y las revelaciones para la Iglesia”, Relatos de Doctrina y Convenios, págs. 56–57). Comparta su testimonio de que el Padre Celestial y Jesucristo escogieron a José Smith para que dirigiera la Iglesia en su época (véase Doctrina y Convenios 28:2). Comparta su testimonio de que el profeta actual ha sido llamado para ayudar al Señor en Su obra de dirigir Su Iglesia en la actualidad.

  • Pida a los niños que jueguen “sigue al líder”: un niño podría ponerse de pie en frente del salón y el resto de los niños han de imitar lo que ese niño haga. Eso podría dar pie para un análisis de por qué seguimos al profeta. Podría mostrar una ilustración de Jesucristo y hacer hincapié en que seguimos al profeta porque él sigue al Salvador y habla Sus palabras.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 27:1–2

La Santa Cena me ayuda a recordar a Jesucristo.

¿De qué manera el hecho de aprender los principios que se encuentran en Doctrina y Convenios 27:1–2 podría ayudar a los niños a tener una experiencia más significativa al participar de la Santa Cena?

Posibles actividades

  • Invite a los niños a que escriban cosas que piensen que el Salvador podría desear que ellos sepan sobre la Santa Cena. Si es necesario, podría leer “Santa Cena” en la Guía para el Estudio de las Escrituras (scriptures.ChurchofJesusChrist.org). Permítales que compartan las cosas que hayan escrito y pídales que, después de leer Doctrina y Convenios 27:1–2, agreguen más cosas a sus listas. ¿Cómo influirán las cosas que hayan puesto en sus listas en la manera en que participen de la Santa Cena cada domingo?

  • Ayude a los niños a pensar sobre lo que significa participar de la Santa Cena “con la mira puesta únicamente en [la] gloria [de Dios]” (versículo 2). Analicen preguntas como la siguiente: ¿En qué distracciones se podrían concentrar nuestros ojos o nuestra mente durante la Santa Cena? ¿Qué podemos hacer para centrar nuestra atención en el Salvador al participar de la Santa Cena? ¿De qué manera nos ayudará eso a seguirlo a Él cada día?

Doctrina y Convenios 27:15–18

La armadura de Dios me ayuda a resistir el mal.

Los niños a quienes enseña afrontarán muchas malas influencias a lo largo de su vida. El Padre Celestial desea ayudarles a resistir el mal. ¿Cómo puede inspirarlos a que se vistan con la armadura de Dios?

Posibles actividades

  • Invite a los niños a que lean Doctrina y Convenios 27:15–18 y dibujen las partes de la armadura que se mencionan (si es necesario, pueden ver la ilustración que se encuentra en la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar). ¿Qué nos enseñan las palabras que describen cada parte de la armadura sobre lo que necesitamos para combatir el mal que nos rodea (por ejemplo: rectitud, fe, salvación y así sucesivamente)?

  • Invite a los niños a que piensen en las cosas que pueden hacer para resistir las tentaciones que los rodean. Pídales que con sus ideas terminen el enunciado: “Nos vestimos con la armadura de Dios cada día al…”. Ayúdeles a ver la forma en que sus esfuerzos por venir a Cristo les ayudan a vestirse con la armadura de Dios.

Doctrina y Convenios 28:1–7, 15

El Padre Celestial me guía por medio del Espíritu Santo.

El pasaje Doctrina y Convenios 28:1–7, 15 puede ayudar a los niños a quienes enseña a comprender que todos podemos ser guiados por el Espíritu Santo, pero que la revelación para la Iglesia siempre se recibirá por medio del profeta.

Posibles actividades

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a que les pregunten a sus padres si ellos pueden enseñar una lección en la noche de hogar sobre algo que hayan aprendido en clase.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Utilice la música. Las canciones de la Primaria y los himnos pueden ayudar a los niños de todas las edades a comprender y asimilar las verdades del Evangelio de una manera memorable. También pueden ayudarles a participar activamente en el aprendizaje.