Primaria
8 – 14 marzo. Doctrina y Convenios 23–26: “Fortalecer a la iglesia”
anterior siguiente

“8 – 14 marzo. Doctrina y Convenios 23–26: ‘Fortalecer a la iglesia’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“8 – 14 marzo. Doctrina y Convenios 23–26”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

8 – 14 marzo

Doctrina y Convenios 23–26

“Fortalecer a la iglesia”

En su preparación para enseñar, considere las ideas de actividades tanto de la sección “Niños pequeños” como de la sección “Niños mayores”.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Muestre una ilustración de Emma Smith (véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar). Invite a los niños a compartir lo que sepan sobre ella, incluyendo lo que hayan aprendido al estudiar Doctrina y Convenios 25 la semana pasada. El “Capítulo 13: José y Emma” (Relatos de Doctrina y Convenios, págs. 51–55) podría ser de utilidad.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 23:6; 26:1

Dios desea que yo ore y aprenda de las Escrituras todos los días.

El Señor aconsejó a los primeros líderes y amigos de la Iglesia que oraran (véase Doctrina y Convenios 23:6) y estudiaran las Escrituras (véase Doctrina y Convenios 26:1). ¿Cómo puede ayudar a los niños a que hagan que la oración y las Escrituras sean parte de su vida?

Posibles actividades

  • Lea a los niños Doctrina y Convenios 23:6, comenzando en “debes orar”. Ayúdeles a determinar los distintos lugares y modos en que el Señor dijo que debemos orar. Invítelos a hacer un dibujo de ellos mismos orando en uno de esos lugares o de uno de esos modos.

  • Si es necesario, explíqueles la forma de orar. Una canción sobre la oración, como “Oro con fe” (Liahona, marzo de 1991, pág. A5), podría ayudar.

  • Lea con los niños: “Dedicaréis vuestro tiempo al estudio de las Escrituras” (Doctrina y Convenios 26:1). Dígales por qué usted estudia las Escrituras. Ayúdeles a pensar en maneras en las que puedan aprender de las Escrituras, incluso si aún no saben leer.

  • Entonen juntos “Escudriñar, meditar y orar” (Canciones para los niños, pág. 66) u otra canción sobre la oración y el estudio de las Escrituras. Ayude a los niños a descubrir las bendiciones que se prometen en la canción. Hábleles de los sentimientos espirituales que usted ha tenido al orar y leer las Escrituras.

Doctrina y Convenios 25:11–12

“El canto del corazón” le encanta a Jesús.

En cuanto a la música sagrada, el Señor dijo: “es de mi agrado”. Ayude a los niños a ver el canto no solo como una actividad entretenida, sino también como una manera de adorarle a Él.

Posibles actividades

  • Invite a cada uno de los niños a que diga cuál es el himno o la canción de la Iglesia que más le gusta, y canten juntos algunos himnos o canciones. Lea Doctrina y Convenios 25:12 a los niños e invítelos a imaginarse cómo se sienten el Padre Celestial y Jesús cuando nos escuchan entonar estas canciones.

  • Enseñe a los niños una canción que tenga que ver con cantar, tal como “Alza al cielo son” (Canciones para los niños, pág. 124), o una sobre Jesucristo, tal como “Mandó a Su Hijo” (Canciones para los niños, págs. 20–21). Invítelos a que canten la canción con su familia esta semana.

    El canto es una manera de demostrar nuestro amor por Dios.

Doctrina y Convenios 25:13, 15

Puedo prepararme para hacer convenios sagrados.

Los niños a quienes enseña se están preparando para hacer su primer convenio con el Padre Celestial cuando se bauticen. ¿Cómo puede ayudarles a ver cuán preciados son nuestros convenios?

Posibles actividades

  • Lea Doctrina y Convenios 25:13 a los niños. Explíqueles que la palabra “adh[erirse]” en este versículo significa agarrarse o aferrarse con firmeza a algo. Para ayudarles a comprender, pase un objeto sólido alrededor del salón, como una roca (o incluso una barra de hierro), e invítelos a que sujeten el objeto con la mayor firmeza que puedan. Explique que adherirse a nuestros convenios significa mantener (o guardar) las promesas que hacemos al Padre Celestial y nunca soltarnos (o nunca darnos por vencidos).

  • Válgase de la hoja de actividades de esta semana para enseñar a los niños sobre las ocasiones en las que hacemos convenios con el Padre Celestial. Lea Doctrina y Convenios 25:13 y explique que la “corona de justicia” representa la bendición de volver a vivir con Dios, nuestro Rey Celestial.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 23:3–7; 25:7

Jesús desea que yo fortalezca a las personas que me rodean.

Cuando se organizó la Iglesia, no había muchos miembros. El Señor pidió a los santos que compartieran el Evangelio y se fortalecieran unos a otros a fin de poder edificar la Iglesia. Nosotros podemos hacer lo mismo en la actualidad.

Posibles actividades

  • Pida a los niños que busquen cada vez que aparezcan las palabras “exhortación” y “exhortar” en Doctrina y Convenios 23:3–7; 25:7. Ayúdeles a definir esas palabras. ¿Cómo se fortalece a alguien cuando se le exhorta? Invite a los niños a que hagan una representación en la que “exhortan” a alguien, pero con amor.

  • ¿Cómo podemos mejorar nuestra labor de fortalecer a otros miembros de la Iglesia? Para ilustrar este principio, dé a un niño una tarea para la cual se necesiten muchos ayudantes. Después pida a los demás niños que ayuden y que analicen lo fácil que se volvió la tarea. Cuente una experiencia en la cual usted se haya fortalecido por el servicio de otro miembro de la Iglesia.

Doctrina y Convenios 24:1, 8

El Salvador me puede “eleva[r] de [mis] aflicciones”.

José Smith sufrió muchas tribulaciones, pero pudo “s[er] paciente en las aflicciones” porque el Señor le prometió que Él siempre estaría con él.

Posibles actividades

  • Ayude a los niños a hacer una lista en la pizarra de las aflicciones o los desafíos que enfrentaron José Smith y otros de los primeros santos (véase “Capítulo 11: Más gente se une a la Iglesia”, Relatos de Doctrina y Convenios, págs. 46–47, o el video correspondiente en ChurchofJesusChrist.org). Después, invítelos a descubrir lo que el Señor le dijo a José sobre sus aflicciones en Doctrina y Convenios 24:1, 8. ¿Cómo podemos procurar la ayuda del Señor al pasar por un momento difícil?

  • Para enseñarles a los niños que a veces necesitamos ser “pacientes en [nuestras] aflicciones”, podría mostrarles el video “Continuemos con paciencia” (ChurchofJesusChrist.org). Pida a los niños que piensen en algo que deseen mucho, pero por lo cual tengan que esperar. ¿Por qué a veces nos pide el Señor que tengamos paciencia en momentos difíciles de nuestra vida? ¿De qué manera Él nos hace saber que está “[con nosotros]” durante nuestras aflicciones?

Doctrina y Convenios 25:13

Puedo “adh[herirme] a los convenios” que he hecho.

Poco después de que Emma Smith se bautizó, el Señor le dijo: “adhiérete a los convenios que has hecho”. Considere cómo podría bendecir ese consejo a los niños a quienes enseña.

Posibles actividades

  • Lean juntos Doctrina y Convenios 25:13, y pregunte a los niños lo que significa en este versículo “adh[erirnos] a los convenios” que hacemos. Para ilustrar el concepto, pase objetos alrededor del salón que estén unidos firmemente y permita que los niños traten de separarlos. ¿Por qué describe muy bien la palabra “adh[erirse]” la forma en que deberíamos sentirnos sobre nuestros convenios?

  • Si es necesario, repase con los niños los convenios que hacemos al bautizarnos (véase Mosíah 18:8–10; Doctrina y Convenios 20:37). ¿Qué quiere decir “adh[erirse]” a esos convenios?

  • Repasen juntos algo de lo que usted conoce sobre la vida de Emma Smith (véase “Capítulo 13: José y Emma” [Relatos de Doctrina y Convenios, págs. 51–55], o el video correspondiente en ChurchofJesusChrist.org). Asigne a cada uno de los niños un versículo o dos de la sección 25, e invítelos a compartir la forma en que el consejo y las asignaciones del Señor pudieron haber ayudado a Emma a “adh[erirse] a los convenios” que ella había hecho. ¿Cómo podemos seguir el ejemplo de ella?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a que escojan un versículo favorito que hayan analizado juntos, que escriban la referencia y que lo compartan con un familiar o un amigo.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Aliente la reverencia. Ayude a los niños a entender que un aspecto importante de la reverencia es pensar en el Padre Celestial y en Jesucristo. Podría recordarles que sean reverentes al cantar o tararear suavemente una canción o al mostrar una lámina de Jesús.