Primaria
22 – 28 febrero. Doctrina y Convenios 18–19: “El valor de las almas es grande”
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

“22 – 28 febrero. Doctrina y Convenios 18–19: ‘El valor de las almas es grande’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“22 – 28 febrero. Doctrina y Convenios 18–19”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

La granja de Martin Harris, por Al Rounds.

22 – 28 febrero

Doctrina y Convenios 18–19

“El valor de las almas es grande”

Pídale al Padre Celestial que lo ayude a encontrar principios en Doctrina y Convenios 18–19 que serán particularmente significativos para los niños.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Lea Doctrina y Convenios 18:2 y explique que el Espíritu le ayudó a Oliver Cowdery a saber que las Escrituras son verdaderas. Cuente a los niños sobre alguna ocasión en la que el Espíritu le haya testificado a usted que las Escrituras son verdaderas. Permítales que ellos cuenten experiencias en las que hayan sentido que las Escrituras son verdaderas.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 18:10–12

Cada uno de nosotros es de gran valor para Dios.

Cuando los niños saben que el Padre Celestial los ama —y a todos Sus hijos— sienten más confianza y son más bondadosos con los demás.

Posibles actividades

  • Ayude a los niños a repetir con usted Doctrina y Convenios 18:10 varias veces. Explique que la palabra “almas” se refiere a todos los hijos de Dios. Repita el versículo 10 con los niños, pero esta vez reemplace “almas” con el nombre de cada niño (véase también la hoja de actividades de esta semana).

  • Ayude a los niños a pensar en cosas que las personas consideran de valor. Después permítales que se turnen viéndose en un espejo, y a medida que lo hagan, dígale a cada niño que es un hijo o una hija de Dios, y que es de gran valor. Testifique que para el Padre Celestial, ellos son de mayor valor que todas las cosas en las que pensaron antes.

Doctrina y Convenios 18:13–16.

Compartir el Evangelio brinda gran gozo.

¿Cómo inspirará a los niños a invitar a otras personas a venir a Cristo y a experimentar gran gozo?

Posibles actividades

  • Diga a los niños algo que le produzca gozo a usted. Permita que cada niño mencione algo que le produce gozo. Lea Doctrina y Convenios 18:13, 16. ¿Qué le produce gozo al Señor? ¿Qué dice Él que nos traerá gozo?

  • Entonen juntos una canción sobre la obra misional, tal como “Yo quiero ser un misionero ya” (Canciones para los niños, pág. 90), y ayude a los niños a pensar en maneras en las que pueden compartir el Evangelio, incluso en su propio hogar. Cuente de alguna ocasión en la que haya compartido el Evangelio y permita que los niños compartan sus propias experiencias.

Doctrina y Convenios 19:18–19, 23–24

Jesucristo obedeció al Padre Celestial, aun cuando fue difícil.

La disposición que tuvo el Salvador de “beber la amarga copa y [no] desmayar” (versículo 18) es un ejemplo para todos nosotros de obediencia a la voluntad del Padre Celestial. Considere de qué manera inspirará a los niños a seguir el ejemplo de Jesús.

Posibles actividades

  • Muestre una ilustración de Jesucristo sufriendo en Getsemaní (véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar). Pida a los niños que le digan lo que sepan sobre lo que está sucediendo en la ilustración. Resuma con sus propias palabras lo que el Salvador dijo en Doctrina y Convenios 19:18–19 sobre Su sufrimiento. Haga hincapié en que sufrir por nuestros pecados fue lo más difícil que alguien haya hecho, pero debido a que Jesús ama a Su Padre y nos ama a nosotros, Él obedeció la voluntad de Dios. ¿Cómo podemos obedecer al Padre Celestial?

  • Ayude a los niños a pensar en movimientos sencillos que vayan con frases de Doctrina y Convenios 19:23. Lea el versículo varias veces mientras ellos hacen los movimientos. Ayúdeles a pensar en maneras en que pueden aprender de Cristo y escuchar Sus palabras.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 18:10–12

Cada uno de nosotros es de gran valor para Dios.

Muchas personas tienen sentimientos de baja autoestima; otras tratan mal a las personas que son distintas a ellas. El potente mensaje que se encuentra en Doctrina y Convenios 18:10 puede cambiar la forma en que nos vemos a nosotros mismos y a las personas que nos rodean.

Posibles actividades

  • Pida a cada niño que escriba su nombre en un trozo de papel y pase los papeles por el salón. Invite a los niños a que escriban en cada papel que reciban algo que les agrade de esa persona. Anímelos a ser amables y prudentes en sus comentarios. Después ayúdeles a leer Doctrina y Convenios 18:10–12, e invítelos a compartir lo que hayan aprendido sobre lo que Dios siente por nosotros. Explique que todos somos de gran valor para Dios porque somos Sus hijos.

  • Muestre a los niños algo que sea de mucho valor para usted. ¿Cómo tratamos las cosas que son valiosas para nosotros? Pida a un niño que lea Doctrina y Convenios 18:10. ¿Cómo podemos mostrarles a otras personas que “el valor de [sus] almas es grande” a nuestra vista?

    El valor de un alma, por Liz Lemon Swindle

Doctrina y Convenios 19:16–19

Jesucristo sufrió por mí.

¿Cómo invitará a que haya un espíritu de reverencia en la clase a fin de que el Espíritu Santo pueda testificar a los niños que Jesucristo pagó el precio de sus pecados?

Posibles actividades

  • Comparta el relato de cómo Jesucristo sufrió por nuestros pecados (véase “Capítulo 51: Jesús padece en el jardín de Getsemaní”, Relatos del Nuevo Testamento, págs. 129–132, o el video correspondiente en ChurchofJesusChrist.org). Invite a los niños a que vuelvan a contar el relato con sus propias palabras. Después, invítelos a que lean cómo describió el Salvador esa experiencia en Doctrina y Convenios 19:16–19. ¿Qué aprendemos de la descripción que Él da?

  • Invite a los niños a cerrar los ojos mientras usted lee Doctrina y Convenios 19:16–19, y a pensar en lo que sienten por el Salvador. Ayúdeles a buscar en Himnos o en Canciones para los niños canciones que les ayuden a expresar sus sentimientos hacia Jesucristo (véanse los índices de temas en esos libros). Invítelos a cantar las canciones que escojan y a compartir su testimonio.

  • Ayude a los niños a memorizar el tercer artículo de fe.

Doctrina y Convenios 19:26, 34–35, 38

Las bendiciones de Dios son más grandes que los tesoros de la tierra.

La impresión del Libro de Mormón costó mucho dinero y José Smith no podía costearla. El Señor le pidió a Martin Harris que “d[iera] una parte de [sus] bienes”, o sea su próspera granja, para pagar al impresor (versículo 34). Hemos recibido enormes bendiciones gracias al sacrificio que hicieron Martin y muchas otras personas.

Posibles actividades

  • Escriba en la pizarra preguntas como las siguientes para ayudar a los niños a comprender Doctrina y Convenios 19:26, 34–35, 38: ¿Qué le pidió el Señor a Martin Harris que hiciera? ¿Por qué le pidió Él que lo hiciera? ¿Qué le prometió si lo hacía? Invite a los niños a juntarse en grupos de dos para encontrar respuestas en esos versículos. Pregúnteles cómo se sentirían si fueran Martin Harris.

  • Muestre a los niños un ejemplar del Libro de Mormón y dígales algo que le encante a usted en cuanto al libro. Invítelos a compartir lo que sienten al respecto. Hable brevemente sobre el sacrificio que hizo Martin Harris para que el Libro de Mormón pudiera imprimirse (Relatos de Doctrina y Convenios, pág. 33). ¿Qué le dijo el Señor a Martin en Doctrina y Convenios 19:38 que puede haberle ayudado a ser fiel y obediente? Ayude a los niños a pensar en algo que puedan sacrificar para obedecer a Dios y ayudar en Su obra.

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a pensar en alguien a quien ellos pudieran ayudar gracias a lo que han aprendido en Doctrina y Convenios 1819; por ejemplo, que todos somos de gran valor para Dios. Anímelos a planear la forma en que compartirán lo que hayan aprendido con esa persona.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Ayude a los niños a aprender de las Escrituras. A algunos niños se les dificulta leer las Escrituras. Podría ser de ayuda para ellos que se concentren en un solo versículo o frase.