Uso individual y familiar
1 – 7 marzo. Doctrina y Convenios 20–22: “El origen de la Iglesia de Cristo”
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

“1 – 7 marzo. Doctrina y Convenios 20–22: ‘El origen de la Iglesia de Cristo’”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“1 – 7 marzo. Doctrina y Convenios 20–22”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2021

La casa de Peter Whitmer, por Al Rounds.

1 – 7 marzo

Doctrina y Convenios 20–22

“El origen de la Iglesia de Cristo”

Al leer Doctrina y Convenios 20–22, sea receptivo a las impresiones del Espíritu Santo. Considere anotarlas para que luego las pueda consultar.

Anote sus impresiones

La obra de traducción del Libro de Mormón del profeta José Smith se había completado, pero la obra de la Restauración recién había comenzado. En las revelaciones anteriores era claro que, además de restaurar doctrina y la autoridad del sacerdocio, el Señor deseaba restaurar una organización formal: Su Iglesia (véase Doctrina y Convenios 10:53; 18:5). De modo que, el 6 de abril de 1830, más de cuarenta creyentes atestaron la casa de troncos de la familia Whitmer en Fayette, Nueva York, para ser testigos de la organización de la Iglesia de Jesucristo.

Sin embargo, muchas personas se preguntan por qué es necesaria una Iglesia organizada. La respuesta se encuentra, por lo menos en parte, en las revelaciones relacionadas con esa primera reunión de la Iglesia en 1830. En ellas, se describen bendiciones que no serían posibles si la verdadera Iglesia de Jesucristo no hubiera sido “debidamente organizada y establecida” en los últimos días (Doctrina y Convenios 20:1).

Véanse también Santos, tomo I, págs. 84–87, y “Edifica mi iglesia”, Revelaciones en contexto, págs. 32–35.

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Doctrina y Convenios 20:1–36

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está fundada en doctrina verdadera.

La sección 20 se presenta como una “revelación sobre la organización y el gobierno de la Iglesia” (encabezamiento de la sección), pero antes de detallar las normas de la Iglesia, los oficios del sacerdocio y los procedimientos para llevar a cabo ordenanzas, esta revelación comienza enseñando doctrina fundamental. Conforme lea los primeros 36 versículos de esta revelación, pregúntese por qué será así. También podría elaborar una lista de las verdades del Evangelio que encuentre. A continuación figuran algunos ejemplos:

¿Por qué sería importante hacer hincapié en esas verdades cuando la Iglesia estaba siendo establecida?

Doctrina y Convenios 20:37, 75–79

Las ordenanzas sagradas son una parte esencial de la Iglesia restaurada.

Cuando la Iglesia fue organizada, el Señor enseñó a Sus santos en cuanto a las ordenanzas sagradas, entre ellas el bautismo y la Santa Cena. A medida que lea las instrucciones “concerniente[s] a la manera del bautismo” en el versículo 37, piense en su propio bautismo. ¿Tuvo algunos de los sentimientos que se describen en ese versículo? ¿Los tiene ahora? Medite sobre lo que puede hacer para mantener viva su “determinación de servi[r] [a Jesucristo] hasta el fin”.

Al leer sobre la Santa Cena en Doctrina y Convenios 20:75–79, procure leer esas oraciones sagradas con la perspectiva de alguien que las esté escuchando por primera vez. ¿Qué entendimiento recibe en cuanto a la Santa Cena? ¿Y en cuanto a usted mismo? ¿Cómo podría ese entendimiento influir en la forma en que usted se prepare para tomar la Santa Cena esta semana?

La Santa Cena es una ordenanza sagrada.

Doctrina y Convenios 20:38–60

El servicio en el sacerdocio bendice a los miembros de la Iglesia y a sus familias.

Si alguien le pidiera que nombrara los deberes de un poseedor del sacerdocio, ¿qué diría usted? Lea Doctrina y Convenios 20:38–60, en donde se enumeran los deberes de diversos oficios del sacerdocio. ¿Hay algo en esos versículos que cambie lo que usted piensa sobre los deberes del sacerdocio y la forma en que el Salvador lleva a cabo Su obra? ¿De qué manera ha sido usted bendecido por la obra que se describe en esos versículos?

Para aprender sobre la forma en la que las mujeres ejercen autoridad del sacerdocio en la obra de la Iglesia, véase Dallin H. Oaks, “Las llaves y la autoridad del sacerdocio”, Liahona, mayo de 2014, págs. 49–52.

Doctrina y Convenios 21

La Iglesia de Jesucristo es dirigida por un profeta viviente.

¿Qué aprende en Doctrina y Convenios 21:4–9 sobre las palabras de los profetas del Señor? Considere las promesas que se describen en el versículo 6 para quienes reciban las palabras del Señor por medio de Su profeta. ¿Qué significan esas promesas para usted?

¿Cómo puede recibir la palabra del profeta viviente “como si viniera de [la] propia boca [de Dios]”? (versículo 5). ¿Qué consejos ha dado el profeta actual que pudieran llevar a las bendiciones prometidas en el versículo 6?

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Doctrina y Convenios 20.

¿Qué diríamos si alguien nos preguntara por qué necesitamos la Iglesia? ¿Qué respuestas encontramos en Doctrina y Convenios 20? Véase también D. Todd Christofferson, “El porqué de la Iglesia”, Liahona, noviembre de 2015, págs. 108–111.

Doctrina y Convenios 20:69.

¿Qué significa “anda[r] en santidad delante del Señor”? Podría ser divertido para los integrantes de la familia dibujar o escribir en hojas de papel algunas cosas que pudieran ayudarles a andar en santidad o cosas que pudieran distraerles de hacerlo. Luego podrían crear un sendero usando las hojas de papel y tratar de caminar por él, pisando solo los dibujos que los conduzcan a Cristo.

Doctrina y Convenios 20:37, 71–74.

Si algún miembro de su familia aún no se ha bautizado, esos versículos podrían llevar a un análisis en cuanto a la forma de prepararse para el bautismo (véase el versículo 37) y a cómo se llevan a cabo los bautismos (véanse los versículos 71–74). Los integrantes de la familia podrían compartir fotografías o recuerdos del día de su bautismo.

Doctrina y Convenios 20:75–79.

¿Cómo podría su familia hacer uso de esos versículos a fin de prepararse para tener experiencias significativas y reverentes durante la Santa Cena? Esos versículos podrían indicar cosas en las que se pueda meditar durante la Santa Cena, y los miembros de la familia podrían encontrar o hacer dibujos de ellas. Según sea apropiado, podrían llevar esos dibujos a la siguiente reunión sacramental como recordatorio de aquello en lo que pueden pensar durante la Santa Cena.

Doctrina y Convenios 21:4–7.

Considere invitar a los miembros de la familia a buscar palabras y frases en los versículos 4–5 que enseñen sobre seguir al profeta del Señor. ¿Qué significa recibir las palabras del profeta con paciencia? ¿Y con fe? ¿En qué ocasiones hemos recibido las bendiciones prometidas en el versículo 6?

Para ver más ideas sobre la enseñanza de los niños, véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para la Primaria.

Canción que se sugiere: “La Iglesia de Jesucristo”, Canciones para los niños, pág. 48.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Emular la vida del Salvador. “… el poder que tenía el Salvador para enseñar y edificar a los demás provenía de Su modo de vivir y del tipo de persona que era. Cuanto más diligentes sean en esforzarse por vivir como Jesucristo, mayor será su habilidad para enseñar como Él” (Enseñar a la manera del Salvador, pág. 13).

Oliver Cowdery ordena a José Smith, por Walter Rane.